Durmiendo con el enemigo

Una misma canción en tres versiones distintas. Tres formas de abordar un tema punzante de decepción amorosa. Tres bandas rabiosamente blueseras, en tres épocas que arrojaron brillantes joyas fonográficas. «I Been Dealing With the Devil» es el tema mencionado, y sus exponentes son John Lee Sonny Boy Williamson, James Cotton y Johnny Young & Big Walter Horton. Como seguramente ustedes ya reconocieron, la primera versión corrió a cargo del virtuoso nativo de Jackson, Tennessee, acompañado de un ensamble compuesto por piano, batería y contrabajo, a finales de los años cuarenta.

Es precisamente su versión en rhythm and blues, la que sentó las bases para otros tantos tratamientos que después vendrían en diferentes momentos. La letra refleja el desencanto de un hombre cuya mujer -ya sea amante o esposa- ha cambiado radicalmente su trato hacia él, al grado de considerarla su enemiga, un auténtico personaje malvado, con una serie de metáforas chispeantes que encierran detrás imágenes escabrosas, como el hecho de que ella dormía siempre con un cuchillo entre las manos.

Quizá ninguna otra letra del mundo del blues retrata tan bien aquella frase de «estoy durmiendo con el enemigo», como la que hoy estamos recordando, puesto que es eso precisamente lo que nos da a entender Sonny Boy, con el reiterativo empleo de adjetivos como lidiar, aguantar, soportar etcétera. La pasión que nutre a la relación amorosa se apagó en un extremo bastante peligroso.

El sonido de esta primera versión, aunque enmarcado en un contexto urbano, todavía se escucha semi rural. Este es el principal rasgo del primer Sonny Boy Williamson. Su muerte temprana en 1948, ya no le permitió entrar de lleno en la era de la electrificación en materia de blues, se quedó apenas en el umbral, y dejó este honor para otros jóvenes que desarrollarían más tarde la armónica moderna a niveles superlativos, como el caso de Little Walter Jacobs.

Sonny Boy Williamson – I Been Dealing With The Devil

Precisamente la segunda versión que hoy recordamos lleva en los roles principales a otro armonicista de menor edad, James Cotton. La versión que nos ofrece tiene un sonido radicalmente opuesto, ya que es en ritmo lento y totalmente electrificado. En el año de 1982 el sello Intermedia publicó un extraordinario álbum titulado precisamente «Dealing with the devil», una emocionante colección de algunos clásicos del blues de Chicago grabados por la James Cotton Blues Band, pero, ojo, las grabaciones no corresponden a esa fecha, sino que se remontan al año de 1968.

Efectivamente, según el especialista Mario Compañet, se trata de una serie de tomas alternas y para entonces inéditas, de grabaciones hechas originalmente para el sello Verve, contando con la supervisión de Michael Bloomfield, quien también se hizo cargo del requinto en este grupo de temas raros. De hecho, Dealing with the devil, en la versión de Cotton, no se había publicado hasta ese momento.

La letra que escuchamos es idéntica a la original de Sonny Boy, pero el tratamiento, como ya dijimos, es distinto. Sensual y cachondo, con requintos taladrantes surgidos de los dedos mágicos de Bloomfield. Asimismo, a mitad del tema escuchamos uno de los solos de armónica más emblemáticos que haya ejecutado Cotton, lleno de sentimiento y habilidad, una serie de figuras inconfundibles, que después emplearía cada vez que tocaba alguna pieza en ritmo lento. En general, el disco entero es una joya.

James Cotton – Dealing With the Devil

 Por último, toca el turno a otro portento de grabación, la realizada por Johnny Young y Big Walter Horton, en el disco lanzado por Arhoolie Records en 1968 cuyo título es Chicago Blues. Ya en alguna ocasión he compartido la idea de que este álbum bien pudo merecer un Grammy tanto por su excelente producción, como por la calidad de los músicos ejecutantes y el repertorio integrado por diez temas inmortales. Aquí prefirieron poner por título «Sleeping With the Devil», mientras que el ritmo nuevamente es el original de Sonny Boy.

El personal sencillamente es de primer nivel: Jimmy Dawkins en la guitarra líder, Ernest Gatewwod en el bajo, Lafayette Leake al piano, Lester Dorsie en batería, Big Walter Horton en la armónica y Johnny Young en vocales y guitarra de acompañamiento. La producción corrió a cargo de Chris Strachwitz y del maestro Willie Dixon. Para quien desee escuchar un sonido limpio, perfecto, a la vez moderno pero enraizado en la tradición, donde no sobra ni falta nada, y donde cada instrumento cumple una función precisa en el momento adecuado, este álbum, y particularmente esta canción, ofrecen ejemplos aleccionadores.

Johnny Young & Big Walter Horton – Sleeping With the Devil

¡Qué vivan los temas inmortales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *