La Historia de Danny Kirwan… el héroe olvidado de Fleetwood Mac

Para comenzar este agridulce relato, tenemos que remontarnos a la escena del British Blues Revival a principios de los años 60´s cuando personajes como John Mayall y Alexis Korner, influenciados por los cautivantes sonidos del blues americano, comenzaron todo un movimiento que se propagó como epidemia en el Reino Unido, generando el nacimiento de una serie de bandas, integradas por jóvenes entusiastas, sedientos de “tocar el blues”, un género prácticamente desconocido en una Inglaterra de tinte conservador y que a través de la BBC (British Broadcasting Corporation), limitaba de manera significativa, los contenidos radiofónicos de las precarias estaciones de ese país, y en gran parte, esto tenía mucho que ver con cuestiones raciales.

The Lost Albatross

Corre el año de 1966 y John Mayall se encuentra  en un momento turbulento para su legendaria banda: The Bluesbreakers, ya que su guitarrista líder, (un talentoso artista originario del poblado de Ripley y de nombre Eric Clapton), dejó a Mayall súbitamente para formar el grupo “Cream”, mismo que posteriormente sería clasificado por los críticos expertos en la materia, como la primera “Super Banda de Rock”, aunque más bien, fue uno de los primeros “Power Trios” que comenzaron a desarrollar su propio estilo de música, con solidas raíces en el blues y el jazz.

Ante esta situación, Clapton fue sustituido por Peter Greenbaum, mejor conocido como Peter Green, un músico amante del blues de Muddy Waters, B.B. King, y Howlin´ Wolf (entre otros). Para 1967, John Mayall´s  Bluesbreakers estaba conformado por Peter Green en la guitarra y vocales, John McVie en el bajo, Mick Fleetwood en la batería y John Mayall en el teclado y vocales.  Pero esta alineación duró muy poco, ya que ese mismo año, Peter Green formaría la emblemática banda de blues británico Fleetwood Mac, junto con Fleetwood, McVie, y un segundo guitarrista de nombre Jeremy Spencer, que a diferencia de sus compañeros, estaba profundamente influenciado por algunos artistas americanos de Rock & Roll, como Buddy Holly, Elvis Presley y The Everly Brothers.

La naturaleza creativa de Peter Green, aún lo mantenía inconforme con el sonido del grupo, argumentando que quería expandir el sonido de Fleetwood Mac, evitando añadirse a la creciente lista de “blues cover bands” que ya comenzaban a proliferar en cantidad, pero con frecuencia carentes de calidad y sobre todo… creatividad.

Boilerhouse, era un típico ejemplo de ese tipo de grupos, pero de manera fortuita, Peter Green los escuchó una noche, en un pub de Londres, y el joven guitarrista de la banda, inmediatamente capturó la atención de Peter quién no dudó en invitarlo a formar parte de Fleetwood Mac, y fue así como Danny Kirwan, originario de Brixton y amante de la música de Django Reinhardt, se embarcaría en una frenética odisea, que cambiaría el rumbo de su vida, y a su vez la dirección musical de Fleetwood Mac.

50 08 kosmoblue2 2

Danny dejó sentir su influencia en la banda, casi de forma inmediata con piezas como “Jigsaw puzzle blues” y “Like it this way”, haciendo una sinergia impresionante con Peter Green, especialmente sobre el escenario, cuando Danny “despegaba” en explosiones de virtuosismo en la improvisación, transformando canciones de 4  minutos, en jams incendiarias de más de una hora de duración.  Por otra parte, Danny Kirwan era un ser extremadamente sensible, capaz de crear alucinógenos paisajes atmosféricos con el sonido de su guitarra y sobre esa idea fue como nació “Albatross”, una obra instrumental, totalmente alejada del Bbues, pero que parecía tener un efecto hipnótico en las audiencias, y que además le dio a Fleetwood Mac su primer “hit” en 1968, mientras la banda se encontraba de gira en los Estados Unidos de Norteamérica.

Albatross:

El Albatross, es un ave cuyo sentido mítico, está relacionado con la muerte y el desastre.  Derivado de esto, y a manera de leyenda urbana, hay quienes afirman que esta pieza fue una especie de maldición que marcó a varios de los miembros de Fleetwood Mac a través de los años.

Mientras que la banda ganaba más seguidores, más hits y más dinero, Peter Green se sentía cada vez más incómodo con su nuevo estatus de “rock star” y sus problemas mentales, combinados con el abuso del LSD, propiciaron que el liderazgo del grupo quedara sobre los hombros de Danny Kirwan, una situación que tuvo un efecto negativo, en el sentido de que inició un gran distanciamiento entre Peter y Danny, y también tuvo un efecto positivo ya que esto le generó una gran libertad artística a Danny, llevando el sonido del grupo a nuevas dimensiones.

En 1970, Fleetwood Mac adquirió una hermosa mansión en la campiña inglesa, llamada “Benifold”, la cual se convirtió en una especie de comuna para la familia Fleetwood Mac y algunos amigos y visitantes ocasionales. Este fue un lugar muy especial en la historia de Danny Kirwan, ya que fue el sitio donde encontró inspiración para escribir su obra maestra: “Woman of a thousand years” una composición llena de misticismo, que de manera sublime, incursiona en el terreno del jazz/rock, y que fue incluida en el álbum “Future Games” en el cual Danny hizo una excelente química con el recién llegado guitarrista Bob Welch, quién tenía una sensibilidad musical muy compatible con la de Danny.

Después de “Future Games” vendría otro gran álbum titulado “Bare Trees”, una super gira para promover este material, y sobre todo, una etapa muy prolífica –creativamente hablando- para Fleetwood Mac, aunque en términos comerciales, el éxito fue moderado, y al mismo tiempo, marcaría el principio del fin para Danny Kirwan, cuyo rol como líder del grupo se convirtió en un auténtico problema, ya que su situación emocional, aunada a un serio problema de alcoholismo, llegaron a un punto explosivo durante un concierto en la gira de “Bare Trees” en 1972, cuando Danny se presentó en total estado de ebriedad, y estrelló su guitarra Gibson Les Paul contra la pared, empezó a maldecir a todos los miembros del grupo y se rehusó a salir al escenario. La banda salió a tocar en estado de shock, y por si fuera poco, Danny decidió sentarse en la consola de sonido, gritando toda clase de incoherencias, dirigidas a sus compañeros y a la misma audiencia.

Esa misma noche, Danny fue expulsado del grupo, aunque en 1974,  formó una banda llamada: “Hungry Fighter” junto con Dave Walker, (vocalista de Savoy Brown a principios de los 70´s y posteriormente de 1986 a 1991), quien también tuvo una muy breve estadía en Fleetwood Mac. Hungry Fighter solo dio un concierto y dieron por terminada su asociación, en gran parte debido a la conducta errática de Danny.

Posteriormente, vinieron tres discos en solitario: “Second Chapter” (1975), “Midnight In San Juan” (1976) y “Hello There Big Boy” (1979), de los cuales, solo los dos primeros tuvieron un relativo éxito comercial.  Danny declinó la invitación para la inducción de Fleetwood Mac al Rock & Roll Hall of Fame en 1998, no ha aceptado dar una sola entrevista desde que abandonó la música en 1980 y lo último que se conoce de su existencia, es que vive en un hostal para indigentes en el barrio de Soho en Londres, su condición física y mental es frágil, y sobrevive de las regalías esporádicas que aún obtiene de algunas de sus grabaciones con Fleetwood Mac.

Un dramático final para un artista sumamente talentoso, que dejó su huella en el sonido de una banda legendaria y que siempre será recordado por sus fans, como un gran guitarrista y compositor, que dio lo mejor de sí al mundo del blues y el rock.

Like crying:

50 08 kosmoblue2 3

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *