Session players

“Session Player”, es el término universal  que se aplica dentro del mundo de la música, para identificar a aquellos artistas que hacen uso de sus habilidades y talentos, desarrollando su arte lejos de los escenarios, y que se ganan la vida como músicos de estudio de grabación y dentro de la industria cinematográfica. Debido a la naturaleza de su trabajo, con frecuencia sus nombres son poco conocidos, aunque hay quienes utilizan esta profesión para pulir su técnica antes de dar el salto al mundo del espectáculo, y un ejemplo clásico de este proceso es Jimmy Page, quién antes de convertirse en super estrella del rock como miembro de la legendaria banda británica Led Zeppellin, trabajó varios años como session player, algo que contribuyó de manera importante en su carrera profesional, ya que un músico de estudio debe ser muy completo y estar preparado para dominar diferentes estilos musicales.

Las compañías de cine y los estudios de grabación de ciudades como Nueva York y Los Ángeles, tienen una gran demanda por los servicios de estos músicos, y especialmente por los guitarristas de jazz. Barney Kessel y Herb Ellis, han sido de los más sobresalientes en este terreno, aunque también vienen a la mente otros artistas como Howard Roberts, Jack Marshall, Dennis Budimir y Tommy Tedesco, entre otros.
En las décadas de los 50´s y 60´s, el trabajo de estudio, fue una sólida plataforma y una excelente fuente de ingresos para muchos músicos en ambas costas de la unión americana. En la ciudad de Nueva York, las cadenas radiofónicas más fuertes, tenían sus propias orquestas y contrataban músicos profesionales de estudio para muchos de sus proyectos, mientras que Los Angeles, tradicionalmente ha sido  la meca del trabajo en estudio, especialmente en los grandes complejos cinematográficos.

Un músico de estudio, puede ser requerido para componer un pequeño jingle publicitario o para realizar la cinta sonora de toda una película o serie de televisión, para lo cual debe ser diestro en el terreno del rock, jazz, country music, blues y música pop. Cuando un músico de sesión comienza a tener mucha demanda, con frecuencia obtiene beneficios adicionales como contratos para tocar en clubes pequeños, integrarse como músico de apoyo en una banda para dar conciertos y realizar giras, e incluso en ocasiones para aparecer en películas.

07 kosmoblue2 2

Howard Roberts, fue uno de esos grandes guitarristas, que desde el relativo anonimato de su trabajo en estudios de grabación, dejó su huella en el universo del  jazz, iniciando su carrera en Phoenix durante la era de la segunda guerra mundial, para posteriormente mudarse a Los Ángeles en 1950, donde por espacio de 20 años, se dedicó a trabajar como session player, participando en miles de grabaciones  y soundtracks de cine y televisión. En 1957, Roberts  consolidó su reputación como un gran guitarrista de jazz con el álbum “Mr. Roberts Plays Guitar” grabado para Verve Records, acompañado por un cuarteto de primera línea y con finos arreglos de cuerdas, dándole un toque muy especial a su material.

Howard Roberts (Rare Footage Of A True Legend) – Star Eyes:

A principios de los 70´s se dedicó a dar clases de guitarra, fue co-fundador del Guitar Institute of Technology en 1976, tenía una columna en la revista Guitar Magazine,  y  la compañía Epiphone lanzó un modelo de guitarra con su nombre.  Howard Roberts fue un expresivo exponente de los diferentes idiomas del  jazz y el blues, con un dominio de técnica que le permitía explayarse perfectamente desde el  bebop hasta el jazz-rock.

07 kosmoblue2 3

Jack Marshall, el responsable de introducir a Howard Roberts al mundo de los estudios de grabación, también fue un guitarrista, arreglista y productor muy talentoso. Al igual que muchos guitarristas, Marshall comenzó tocando el ukulele, y  a los 13 años, (inspirado por el gran Django Reinhardt), se inició de manera seria en la guitarra.

Jack Marshall nació en Kansas en 1921, pero su familia se mudó a Los Angeles a principios de los años 30´s y para 1938, Marshall ya estaba tocando la guitarra eléctrica con gran dedicación. Siendo todavía muy joven, comenzó a tocar ocasionalmente con grandes artistas como Nat King Cole, Count Basie y Art Tatum en la entonces efervescente época dorada del jazz que tenía como principal escenario, los bares y teatros de la famosa Central Avenue en Los Ángeles, en 1939 se enroló como parte de una banda de estudio formada por estudiantes de música, y en 1940 la MGM lo contrató como guitarrista de staff, dondé además desarrolló su talento como arreglista y productor.

Su reputación en MGM, lo llevó a obtener contratos para tocar con grandes luminarias del jazz de la Costa Oeste, como Shorty Rogers, Shelly Manne, Stan Kenton y Barney Kessel. Simultáneo a todo lo anterior, Jack Marshall  tocaba regularmente los lunes por la noche en el prestigiado Donte´s Club en Los Ángeles, donde se convirtió en una legenda local.

Otro nombre muy familiar en el circuito de los músicos de estudio en Los Ángeles, fue Tommy Tedesco, nacido en 1930 en Niagara Falls, Nueva York. Este artista nunca buscó éxito en el ámbito comercial, y por ello no es muy conocido por el público en general, pero fue un guitarrista  sumamente talentoso que dejó su huella en el  mundo del jazz.

Cuando Tedesco llegó a Los Ángeles en 1953, comenzó a tocar en clubes de jazz con artistas como Chico Hamilton, Shorty Rogers, Art Pepper y Buddy DeFranco, y  a partir de 1955 durante 25 años, se dedicó a trabajar como session player de tiempo completo, alejándose totalmente de los escenarios. Al igual que Howard Roberts, Tommy Tedesco también se dedicó a dar clases y a escribir para Guitar Player Magazine.

Tedesco falleció en 1997, y aunque su discografía es sumamente reducida, su legado musical es enorme y  con un lugar especial en la historia del jazz contemporáneo.

Aunque los adelantos tecnológicos han reducido dramáticamente la necesidad de contratar músicos de estudio, especialmente en la industria del cine, en la actualidad todavía hay demanda por esta gama de artistas, que en cierta forma, son como una especie en peligro de extinción. Sin embargo, aún en nuestros días, hay guitarristas de gran fama internacional, que han incursionado en el terreno del músico de sesión y un caso muy interesante es el de Eric Clapton, quién  se inició en la escena del British Blues Revival con John Mayall y los Yarbirds en los años 60´s, para después adquirir estatus de “Rock star” con la super banda Cream y con su prolífica carrera en solitario.

El trabajo de Clapton en soundtracks de cine y televisión, se puede escuchar en “Wonderwall Music” (1968), “Tommy” (1975), “Back To The Future” (1985), “Edge of Darkness” (1985), “The Color of Money”  (1986), “Lethal Weapon” (1987), “Lethal Weapon 2” (1988), “Wayne´s  World” (1992), “Rush” con Gregg Allman como protagonista (1992), y “The Blues Brothers” (1998) por nombrar algunas.

07 kosmoblue2 4

El trabajo de un session player es difícil, muy demandante, y  con frecuencia poco apreciado; sin embargo, es fascinante conocer a esos grandes artistas, que lejos de los reflectores y la fama, aportan su gran talento y sensibilidad a través del cine y los estudios de grabación, tocan como músicos de apoyo en bandas famosas, y también  comparten su conocimiento  y experiencia por medio de la enseñanza, a pesar de que en la mayoría de los casos… ni siquiera conocemos sus nombres.

Tommy Tedesco – The Guitars of Tom Tedesco (Full Album):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *