Nuevo ciclo

Iniciamos un nuevo ciclo. Caminamos hacia el noveno año de este proyecto de difusión de blues en México, llenos de experiencias, de hechos consumados y de sueños aún por realizar. Gracias a todos los que colaboraron con nosotros en el año que ha terminado: James García, Mario Martínez, María Luisa Méndez, Octavio Espinosa, Rafael Arriaga, Yonathan Amador, Michael Limnios, Betsie Brown, Frank Roszak, Luis Eduardo Alcántara, Norma Yim, Juan Carlos Oblea, Pepe Andrade, Ricardo Gutiérrez, Yolanda López, Leonardo García, Cinthya García, Héctor Martínez González, Valeria Vega, Michael As, Francisco Medina, y Charlie Rosete.

Por otra parte, que ¿cómo va el circuito de blues en México? Considero que sigue su camino. Lento y sigiloso, con pocas oportunidades y sumido un poco en lo que todos sabemos y pocos aceptamos, -en donde está el meollo del asunto, que no se ha resuelto-, en su carácter semi profesional. Sin embargo, el movimiento sigue vigente, como lo siguen siendo aquellos conceptos que vertí en algún texto pasado y que aquí ratifico dado el momento:

La diversidad de objetivos y propuestas musicales en todos estos proyectos de blues-rock es lo que la hace rica. Siempre tendientes a la calidad, salvo sus honrosas excepciones, que como en toda regla las hay. Hay quienes se inclinan a la interpretación de versiones, hay quienes las combinan con sus originales, están los que se han mantenido desde sus inicios en ese plano original, o quienes han girado hacia él.

Hay también quiénes mantienen el canto en el idioma inglés, por ser el de nacimiento del género, algunos pocos lo combinan con el castellano, y hay los que ya de manera natural y plausible lo hacen en nuestro idioma. Y para complemento también hay bandas que le dan más al estilo instrumental. Hay quienes defienden el blues tradicional, pero por fortuna (en mi opinión), son más los que giran hacia el contemporáneo, o porque no, en una sana combinación de ambos. Hay muchos más que se atreven además a las fusiones.

Aquí el secreto está en ser y dejar ser, en respetar y exigir ser respetado. Los proyectos musicales con una u otra característica, no son más, ni son menos, simplemente son. Y para completar la idea al respecto que siempre he mantenido como principio en estas páginas es que…  hay grupos, intérpretes, lugares y música que te gusta o no, así de simple.

Hablar de la calidad de los proyectos es un tema delicado. Muchas veces no hay una relación directa. Si un proyecto tiene unas características y carece de otras no necesariamente es de calidad. Igual sucede con la trayectoria. Un músico o grupo con gran trayectoria, no necesariamente es actualmente de calidad, a pesar del talento inherente. Intervienen, creo yo, otros factores.

O al revés, un nuevo proyecto puede en cierto momento, cumplir con estos dos conceptos, de talento y calidad; independientemente sí su propuesta es tradicional o contemporánea, si es de cover u original; o bien si es en inglés o en español. Todo es de momentos, de convicción, incluso en algunos casos diría de propia decisión”.

Finalmente, retomando esta última frase y complementándola con un comentario del pasado texto editorial, diría que revertir muchas de las dificultades encontradas día a día en esto del blues en México, está en cada uno de nosotros, en qué tanto deseamos lograr un cambio, y para conseguirlo, habrá que tomar decisiones propias que lleven a cada quién a obtener su objetivo. ¡Que así sea!

¡Feliz año 2020!

In Memoriam. ¡Que su espíritu viva a través de su maravillosa música e historias por siempre! Descansen en paz: Donovan Camacho, Eduardo Curiel “Dr. Blues”, Ricardo Briseño “El Brujo”, Luciano Hidalgo “El Vampiro”, Antonio “Toño” Giner, y Héctor García.

En este nuevo número de principio de año, el 104, tenemos interesantes artículos acerca de Sugar Blue, Paul Butterfield, Mix Bix & The Blues Fix, Katy Hobgood Ray y Dave Ray, Brad Vickers and his Vestapolitans, Screamin’ John & TD Lind, Jean Jacques Milteau, Erja Lyytinen, Sandra Redmond, “Nominados de blues a los Grammys”, “De la eterna rebeldía de compartir otros festivales posibles”, “Un gran collage, para unos grandes hombres”.

Imágenes originales de Jugo de Tomate, Rhino Bluesband, Stick Fingers. 75 extraordinarias estampas de los músicos de jazz y blues con sus instrumentos en la CDMX.

La poesía musical, recomendaciones de 27 nuevos discos, videos, listas musicales y mucho, mucho más.

¡Hasta la próxima!

Un comentario en “Nuevo ciclo

  • el 1 enero, 2020 a las 18:57
    Permalink

    Primero, es mi deseo que el 2020 este lleno de energía para seguir en esta su bella tarea del Blues, una revista como esta, en donde encontramos información de primera linea dentro del blues, solo es posible, cuando los que lo hacen es por amor al blues. me gusta siempre leer el inicio, porque en pocas palabras me detalla el contenido de la misma. FELICIDADES para todo el grupo, y a seguir.

Los comentarios están cerrados.