Iniciación al Blues. Guitarra Eléctrica Blues II

Hoochie Coochie Man – Muddy Waters.

En la década de los años cincuenta, Willie Dixon era uno de los compositores más destacados y solicitados dentro del mundo del blues. Principalmente, concentraba sus esfuerzos escribiendo para la compañía discográfica Chess Records, propiedad de Leonard Chess.

En aquella época, uno de los grandes artistas que estaba brillando para esa compañía era el gran Muddy Waters. En pocas palabras, uno de los consentidos. Fue entonces cuando Dixon se acercó a él para presentarle el tema que después se convertiría en uno de los más aclamados, no sólo en la carrera de Muddy, sino de la historia: Hoochie Coochie Man.

La canción es un blues en versión standard, pero cuenta con la particularidad de tener un riff extremadamente pegajoso y en su momento pesado -el cual, se dice que tardó un tiempo en convencer a Waters como una buena idea para su nuevo sencillo-.

Según el musicólogo Robert Palmer, este riff se usa en varias canciones populares. Cuando Bo Diddley lo adaptó para I’m a Man, se convirtió en una de las frases musicales más reconocibles del blues. Fue en 1954 cuando Waters grabó por primera vez el tema para encumbrarlo por el resto de la eternidad.