Los Bluesmen y la Dama

El joven de 91 años, Jimmy Johnson, regresó al estudio de grabación por primera vez en más de una década. Han pasado exactamente cuarenta años desde su debut en Delmark con el álbum, ‘Johnson’s Whacks’. Delmark celebra el regreso a casa de Jimmy lanzando ‘Every Day of Your Life‘ (2019), un álbum compuesto por cuatro canciones originales y la versión única de Jimmy a otras cinco canciones, incluyendo una actuación como solista cantando y tocando el piano en el éxito de Bobby ‘Blue’ Bland, Lead Me On’. Dos bandas diferentes, pero estelares de Chicago, respaldan a Jimmy a lo largo de este álbum. Johnson nació en Holly Springs, Mississippi. Ha tocado profesionalmente en Chicago desde 1959 y ha trabajado con Freddy King, Albert King, Magic Sam y Otis Rush entre muchos otros.

Ser cantante de blues e hija de B.B. King, le ha valido a Shirley King el título de «Hija del Blues», pero es una cantante e intérprete excepcional por derecho propio, capaz de cantar cualquier tipo de música que se le presente. Sólo se tiene que ser testigo de elllo, con su nuevo álbum, ‘Blues For A King’, que mezcla los géneros blues, rock y soul. Incluso al lado de invitados de gran potencial como, Joe Louis Walker, Steve Cropper, Harvey Mandel, Robben Ford, Junior Wells, Pat Travers & Elvin Bishop. El disco está disponible en CD y vinil a partir del 19 de junio a través de Cleopatra Blues, una subsidiaria de Cleopatra Records, Inc.

El resplandeciente músico de la escena del blues canadiense, Kenny «Blues Boss» Wayne, agrega a su pila de álbumes multi-premiados el nuevo, ‘Go, Just Do It’ bajo el sello, Stony Plain Records. Los fans de sus conciertos, generalmente agotados internacionalmente, saben de que se trata: piano suave y robusto, y voces frescas y conmovedoras inyectadas con un cañón que explota la sensación sónica. Con Wayne, hay que prepararse para un viaje multifacético, ya que el terreno musical puede cambiar tan rápido como la inspiración lírica.

Y si ese aclamado catálogo de 11 álbumes se asemeja a una olla arremolinada y salada de gumbo musical, ricamente condimentado con sabores de Ray Charles y Duke Ellington, a ingredientes de gospel, jazz, latín, R&B, soul y pedazos de bebop y swing para una buena ración, Go, Just Do It! golpea la mesa como su porción más picante todavía.

Las entrevistas

Foto: José Luis García Fernández (2019)

Jimmy Johnson

Mike. ¿Cómo ha influido la música blues en sus puntos de vista del mundo y en los viajes que ha hecho?

Jimmy. El blues ha sido genial para mí a lo largo de los años, pero me encanta toda la música. La música me ha llevado por todo el mundo, he conocido a mucha gente maravillosa, no sólo a otros músicos. La música reúne a la gente sin importar de dónde eres o de qué color seas.

Mike. ¿Cómo describe su sonido y repertorio? ¿De dónde viene su impulso creativo en las letras?

Jimmy. Las letras a veces provienen de experiencias de vida, pero no siempre como algunas personas piensan. En algún momento algo que alguien dirá le dará una idea para una canción o al menos unas pocas líneas. Las ideas vienen de tu cabeza. Mi sonido, por supuesto, proviene de una variedad de músicos que me han influido en el camino. B.B. King, Albert King, Otis Rush, todos grandes músicos.

Mike. ¿Por qué crees que la escena de Chicago Blues sigue generando seguidores?

Jimmy. A la gente de Chicago le encanta el entretenimiento. La música tranquiliza el alma. A la multitud le encanta lo que estás haciendo. Que hagas todo lo posible para entretenerlos.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de conciertos, giras o de sesiones de estudio que te gustaría compartir con nosotros?

Jimmy. La experiencia número uno para mí que nunca olvidaré es cuando fui a Japón por primera vez. El pueblo japonés estaba emocionado de vernos. Nos trataron muy bien y con respeto. Viajé con Otis Rush, sabes que era muy conocido y un maravilloso amigo y guitarrista.

Mike. ¿Qué es lo que más echas de menos hoy en día del blues del pasado? ¿Cuáles son sus esperanzas y temores para el futuro del blues?

Jimmy. En el pasado teníamos muchos clubes para tocar, pero en estos días no. Los clubes son limitados, los músicos son abundantes, no hay trabajo para muchos. El futuro del blues me parece muy tenue. No hay suficientes jóvenes músicos negros tocando el blues. Me temo que se extinguirá y la cultura de la que vino morirá. La historia negra se está perdiendo. Espero que la distribución de la música sea mejor.

Mike. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que ha aprendido de su experiencia en los caminos de la música?

Jimmy. Mis experiencias musicales han sido muchas a lo largo de los años. He aprendido que el público es diferente cuando viajas de una ciudad a otra, y de un país a otro. Las audiencias de otros países te dan mucho respeto cuando puedes tocar un instrumento y cantar.

Mike. ¿Cuál es el impacto del blues en las implicaciones socioculturales? ¿Cómo quisieras que afecte a la gente?

Jimmy. Creo que la música puede unir a todos. ¡No dividirla!  Todos tenemos algo que ofrecer sin importar de qué cultura vengas. La gente de todo el mundo tiene algo que ofrecer.

Mike. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, ¿adónde y por qué realmente quisieras ir por un día entero?

Jimmy. He estado en Africa antes, pero no exactamente donde quería estar. Demasiada pobreza, pero me gustaría ir a un Safari Africano con los animales salvajes. Los países son tan hermosos en muchas partes de Africa. Me encanta ver todos los programas de animales en la televisión, pero creo que realmente sería una experiencia única en la vida.

Me encanta Suiza y Bélgica. ¡Muy limpios! Francia siempre es genial para los músicos. ¡Les encanta la música! Para cerrar nuestra pequeña entrevista, me gustaría decir que mi deseo es que hubiera más amor en el mundo, ¡no odio! Siempre haré mi parte para hacer del mundo un lugar mejor y me gustaría que todos hicieran la suya.

Jimmy Johnson – 91 ‘birthday party’


Shirley King

Mike. ¿Cómo ha influido el blues en sus puntos de vista del mundo y en los viajes que ha hecho en tu vida?

Shirley. Ser cantante de blues e hija de B.B. King me ha valido el título. Y Etta James, Mahalia Jackson, Koko Taylor también influyeron enormemente en esta incipiente cantante, para poder hacer música de mi ídolo y de otros. Soy súper feliz por eso.

Mike. ¿Cómo describe su filosofía musical? ¿Hay algún recuerdo de las sesiones del CD ‘Blues For A King’ que le gustaría compartir?

Shirley. Hija de la famosa leyenda del blues B.B. King, canta con pasión, energía y poder a lo largo de este dinámico álbum. «Alta energía, desanimada, se pone funky, salta y mueve su negocio que es el Chicago blues”. Y en el álbum, “estoy tan feliz de cantar ‘At Last’ de Etta James, a dúo con Jr. Wells. Diría que Dios me ha sonreído”.

Mike. ¿Por qué crees que la música de B.B. King sigue generando seguidores?

Shirley. Mi padre comenzó a curar a la gente con su blues a principios de los años 50; además, ayudó a la gente a aceptar el blues cuando se le veía como música del diablo, y a vestirse para tocar el blues con clase. A crear una nota en su guitarra que el mundo siempre recordaría y una sonrisa que le permitiera al mundo saber lo mucho que amaba el blues y a sus fans, ese es el amor que quiero llevar.

Mike. ¿Qué es lo que más echas de menos hoy en día del blues del pasado? ¿Cuáles son sus esperanzas y temores para el futuro?

Shirley. Espero que este álbum haga lo que mi padre siempre me dijo que hiciera. No sólo cantar un tipo de música, tratar de aventurarme en otra, que es lo que Cleopatra me hizo hacer. Extraño los espectáculos del pasado y la presencia escénica del artista y su ropa. Extraño a mi padre y a otras leyendas que podríamos encontrar en el camino manteniendo el blues vivo de vuelta.

Mike. ¿Qué le emocionó al trabajar con niños en escuelas públicas? ¿Cuáles son las líneas que conectan al blues con la cultura estadounidense?

Shirley. Mi objetivo en el futuro es seguir educando a los niños sobre el blues. Voy a las escuelas y les enseño quién fue B.B. King y qué representa. Y acerca de otros artistas de blues que dejaron herencia como mi padre, y acerca de lo duro que trabajan para mantener vivo el blues.

Mike. ¿Qué es ser una artista femenina en un mundo de hombres como decía James Brown? ¿Cuál es la situación de la mujer en la música?

Shirley. Las mujeres de blues son ahora líderes de bandas, tienen control en la elección de su música, escriben sus propios temas. Por lo tanto, ya no es tanto un mundo de hombres, en el mundo del blues.

Mike. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que ha aprendido de su experiencia en los caminos de la música?

Shirley. Aprender a vivir de lo que hago en la música y cómo voy a recordar mi padre. Siempre me dijo que no me arropara en su nombre y que tuviera mi propio estilo de blues.

Mike. ¿Cuál es el impacto del blues en las implicaciones socioculturales? ¿Cómo quisiera que afecte a la gente?

Shirley. Con lo que está pasando en el mundo quiero que la gente use el blues para su comodidad. Y aprenda a respetar el blues. Quiero hacer que la gente se sienta feliz y buena con la vida.

Shirley King – Daughter of the Blues


Kenny «Blues Boss» Wayne

Mike. ¿Cómo han influido el jump blues y el boogie-woogie en tus puntos de vista del mundo en los viajes que has hecho?

Kenny. El jump blues y el boogie-woogie son estilos felices y divertidos para tocar. Tienes que ser preciso y estar bien concentrado cuando estás tocando esos estilos, pero tienes que hacerlo parecer fácil. Lo tocas como si te estuvieras divirtiendo, que es la única manera de tocar este blues up-tempo. La gente se emociona y a los chavos les encanta cuando ven mis dedos volar sobre las teclas con gracia. Este elegante estilo de piano me ha llevado por todo el mundo y mientras viva, seguiré tocándolo en mis shows. El jump and boogie woogie blues es una parte de la historia de la música y me gustaría ser recordado como un promotor para mantenerlo vivo.

Mike. ¿Cómo describes tu nuevo álbum «Go, Just Do It!», tu sonido y repertoiro? ¿Qué te emociona cuando trabajas con tu hijo?

Kenny. Mi más reciente CD, «Go, Just Do It!», muestra mis lados diferentes. Algunas personas me dicen que sólo tengo un lado, que es swing y boogie woogie, pero tengo muchos e influencias que se remontan al góspel, r&b, jazz y funk.  Este álbum tiene varais cosas de mí, es un poco diferente a mis lanzamientos anteriores.  Creo que, a los 75 años, debería expresar a la persona que soy en su totalidad.

Esta es la segunda vez que mi hijo hace un rap en una de mis canciones. La primera vez fue en «My Little Peach» que era sobre mi hija. Estoy muy feliz de que haya aceptado de nuevo hacer su parte en esta grabación, pues creo que atraerá la atención sobre las generaciones más jóvenes. Esto mostrará a los chavos que hay una conexión entre mi generación y la de ellos.

Mike. ¿Cuáles son las líneas que conectan el legado de la música afroamericana desde el góspel y el jazz, hasta el latín, el r&b, el soul y el swing?

Kenny. Las líneas son muy claras para mí, porque todo comenzó con el retumbar de los tambores que influyeron en toda la música que escuchamos hoy en día. La música afroamericana dio origen a los animados ritmos, al góspel, jazz y r&b para mantenerte bailando o recordar una canción. El blues dio a luz a la música de r&b, funk y al rock ‘n’ roll. Del blues también nació el jazz y el swing. El blues que fue creado por los afroestadounidenses inspiró a la generación más joven a crear su propio estilo de música. No olvidemos de dónde vino la nueva música.

Mike. ¿Cuándo fue tu primer deseo de involucrarte en el blues y quiénes fueron tus primeros ídolos?

Kenny. Siempre he querido tocar música y específicamente el piano porque teníamos uno en nuestra casa. Era un viejo piano Baldwin, pero me encantó. Fui criado influenciado por la música evangélica, que es el gemelo malvado del blues. Escuchaba los discos de Ray Charles, Fats Domino, Errol Garner y Duke Ellington & Count Basie, y a veces a B.B. King. Toqué una variedad de música diferente hasta 1994, cuando encontré mi verdadero amor, el blues y la historia del blues.

Mike. ¿Con qué artistas has trabajado y a cuál consideras el mejor?

Kenny. Hice un concierto de una noche con Jimmy Reed a la edad de 16 años, pero resultó ser un desastre porque estalló una pelea y mi padre me sacó del piano y me dijo que nunca tocara blues. Mi padre era predicador. No empecé a tocar el blues hasta 1994, mientras estaba en España. He tenido la oportunidad de trabajar con Joe Louis Walker que me presentó a fans de blues en Europa. Estoy muy agradecida de haberlo conocido, grabado y actuado con este maravilloso guitarrista.

Más recientemente, he grabado con Duke Robillard que también produjo mi álbum anterior. Tanto, Joe Louis Walker como Duke Robillard son grandes guitarristas. He interpretado dúos de piano con Johnnie Johnson, Floyd Dixon, Pinetop Perkins, Big Joe Duskin, Henry Butler y otros grandes pianistas. En mis primeros años, toqué con Bonnie & Delanie, Billy Preston, Sylvester y miembros de los Doobie Brothers; y con Sly & the Family Stones y Santana.

Mike. ¿Encuentra alguna similitud entre el blues de hoy y el de los años sesenta?

Kenny. Creo que el blues en los años sesenta era más para los clubes nocturnos e íntimo. No tenías que tocar tan fuerte porque la gente estaba sentada más cerca y escuchándote. Cuando los lugares y estadios comienzan a hacerse más grandes, entonces la música comienza a ser más fuerte. Algunas bandas hoy en día están tocando como si estuvieran en un estadio cuando sólo están en un pequeño club nocturno. El blues de hoy en día es más blues rock que el blues vintage tradicional, pero está bien porque el público que lo escucha ha cambiado con los años. La mayoría de los fanáticos del blues son blancos, lo que es diferente al de años anteriores, que era predominantemente negro. Es maravilloso vernos a todos cantando, bailando y disfrutando de este gran género de música.

Mike. ¿Cuáles fueron las razones que hicieron que los años 60 fueran el centro del desarrollo y experimento del blues/swing/soul?

Kenny. El blues/swing/soul fue un sonido alegre que hizo que la gente se sintiera bien, a pesar de que a veces no fueron tratados muy agradable. Ese tipo de música era algo que llegó a la gente, de la manera en que lo hizo la música evangélica, que es la base de la música que escuchamos, por las personas que crearon la música de blues.

Mike. ¿Qué es lo que más echas de menos hoy en día del blues del pasado?

Kenny. Extraño cómo la música del pasado atrajo a la gente, en lugar del sonido tan fuerte que hoy la aleja. Era elegante y atrevido con palabras y melodías que puedes recordar. Ahora parecen ser solos muy largos y fuertes que no encajan con la canción que se está cantando. A medida que envejecemos, nos desaceleramos y tocamos menos y decimos más. Mucha gente piensa que al tocar rápido estás diciendo algo, pero la mayoría de las veces, son sólo escalas musicales. Cuando estás tocando lento, es cuando cuentas una historia con sentimiento. La mayoría de la gente siente lo que tú sientes, si te tomas el tiempo para explicarle tu sentimiento, sin gritar en voz alta.

Mike. ¿Cuáles son tus esperanzas y temores para el futuro del blues?

Kenny. Tengo mucha esperanza en el blues, porque está en todo tipo de música que escuchamos hoy. Creo que después de que los fuertes rugidos de los potentes amplificadores se controlen, estaremos escuchando música que es relajante. Lo llamo los sonidos de después de que el ruido fuerte ha terminado, entonces puedes tocar sin esforzarte tanto para ser escuchado.

Kenny «Blues Boss’” Wayne – 25th Annual ROOTSANDBLUES Festival