Los Lomax, rescatadores del blues

John Avery Lomax (23 de septiembre de 1867 – 26 de enero de 1948)

John Avery Lomax fue un profesor estadounidense, musicólogo, folklorista y pionero en las grabaciones de la música afroamericana de los campos de trabajo y de las prisiones, dedicó gran parte de su vida a la preservación de canciones clásicas del folclore estadounidense.

Fue el padre de Alan Lomax, otro distinguido coleccionista de música folk. La colección que hizo para la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, situada en Washington D. C. alcanzó 10,000 discos, que incluyen los vestigios más antiguos de la música popular de Estados Unidos.

Nació en Goodman, Mississippi, vivió su adolescencia en Texas y aunque obtuvo títulos como maestro de inglés de las Universidades de Texas y Harvard, prefirió dedicarse a su principal afición: la música tradicional. En Texas publicó, en 1910, un libro sobre canciones de vaqueros «Cowboy Songs and Other Frontier Ballads» y en 1917 editó un segundo volumen recopilatorio: “Our Singing Country: Folk Songs and Ballads”.

Lomax entonces se retiró a la enseñanza y volvió al coleccionismo de canciones hasta 1930, cuando se propuso reunir y clasificar la música afroamericana. Con la ayuda de su hijo, Alan Lomax, pasó los años de la depresión viajando por las comunidades rurales del sur, con un rudimentario equipo de grabación, para registrar canciones de presos, campesinos y bluesmen itinerantes. Los esfuerzos de Lomax dieron como resultado un libro editado en 1934, en el que se recopilaban las canciones que había registrado: “American Ballads and Folk Songs”.

Ese mismo año “descubrió” a Leadbelly en una prisión de Louisiana y le ayudó a obtener su libertad. Además, Lomax manejó la incipiente carrera de este músico que incluso trabajó como su chofer. Hasta su muerte en 1948, Lomax estuvo al frente del archivo de música tradicional de la Biblioteca del Congreso y escribió varios libros sobre el tema, que ayudaron a difundir el género y que animaron a muchos musicólogos a seguir sus pasos, incluyendo a su hijo.

Para Alan, quien acompañaba a su padre desde la adolescencia en las grabaciones del campo, fue natural hacerse cargo de la colección y continuar la labor a la muerte de su padre.



Alan Lomax (31 de enero de 1915 – 19 de julio de 2002)

Alan Lomax fue uno de esos creadores que dedican sus vidas a la recolección, clasificación y estudio de los elementos fundamentales de la cultura que se reflejan en las manifestaciones artísticas. En este caso, musicales. En la actualidad existe un riquísimo y valioso archivo referido al mundo de la música, en todos sus aspectos, parte del cual se publicó en CD bajo el título: “The Alan Lomax Collection”, a través del sello Rounder Records.

En 1930, a la edad de quince años, Alan Lomax comenzó a desarrollar, junto a su padre, el Archivo de la Canción Folk Norteamericana de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, generando la mayor fuente de información nacional. Su mayor aportación al blues, fueron los trabajos de grabación que detectaron las primeras canciones de Muddy Waters, que aún cargaban una fuerte influencia del blues rural.

Gracias a su trabajo de más de seis décadas de investigación y difusión de los elementos culturales de la base de la música nacional, Alan Lomax ganó el sobrenombre de “Padre del renacimiento de la canción folk norteamericana”.

Su carrera se desarrolló entre un constante trabajo como etnomusicólogo, productor de grabaciones y difusor en cadenas radiales.

Fue el primero en presentar a Woody Guthrie, Leadbelly, Burl Ives y Pete Seeger a una audiencia de carácter nacional en el programa de radio que desarrolló en los años 30 y 40. Como productor de radio y registrador de sonidos en campo para la BBC, encendió la llama de la canción folclórica de raíz británica que pronto fue alimentada con la invasión del pop-rock británico.

Fue Lomax, también, quien organizó la primera grabación del panorama de la canción folk para el sello Columbia Records. Como antropólogo de las manifestaciones artísticas (para la Universidad de Columbia y el Colegio Hunter), produjo una base de datos multimedia llamada “The Global Jukebox” con estudios que relacionan a la danza, la canción y la historia de la humanidad.

Estudioso de la música, escribió y produjo muchos libros, artículos científicos, películas y grabaciones avocándose al concepto de “Equidad cultural”, un principio con el que entendía que se podía revertir la centralización de las comunicaciones para dar una medida equitativa a los diferentes tipos de la cultura humana.

Los Archivos Alan Lomax, representan una excepcional reunión de cintas de audio y video, películas 16 mm, fotografías, grabaciones publicadas y papeles clasificados, documentando músicas folclóricas, danzas y rituales de todo el mundo.

Existen archivos específicos como “Los archivos de películas fílmicas y cintas de video” que conservan los movimientos relacionados con la música, “Archivos en papel” con notas, diarios, correspondencia y datos de discografía y filmografía, “Colección fotográfica” conformada por cientos de fotos tomadas durante sus actividades, la Biblioteca cuenta con libros de folklore y literatura, etnografía mundial, ecología y etnología humanas y los “Archivos de audio”.

Estos “Archivos de audio” contienen más de quinientas horas de grabaciones de campo de música folk, entrevistas, relatos, comentarios del folk tomados desde los Estados Unidos, el Caribe y Europa. Las grabaciones tomadas por el propio Alan Lomax (aproximadamente 600 horas), incluyen grabaciones realizadas en el sur de Estados Unidos, el Caribe, Gran Bretaña, Escocia, Irlanda, España e Italia.

Blues histórico y sesiones de conversación; historia oral y canciones de artistas como Vera Ward May, Bessie Jones, Margaret Barry, Davie Stewart y otros; álbumes maestros, y muchos programas de radio. Además, en estos archivos de sonidos de Alan Lomax, pueden encontrarse grabaciones que le fueron dadas por otros investigadores y cazadores de música que incluyen a Jaap Kunst (Holanda, Indonesia); Isabel Aretz (Argentina); Fosco Mariani (Ainu); Giorgio Nataletti y Diego Carpitella (sur de Italia, Cerdeña, enclaves Italianos y Albaneses); Condominas (Vietnam); Svatya Jacobson (Serbia y Checoslovaquia); Terence Hopkins (Uganda); Chet Williams (Somalia); Frederica De Laguna (Costa oeste y norte); Helmuth Fuchs (Guajiro, Marcluitare, Sud América); Anne Chapman (Ona, Argentina); Robert Gardner (Etiopía); Francis Deng (Dinka, Sudán); Thomas Stanford (Aborigen mexicano); Malcom Kirk (Asman, Irán Java, Trobriands, Nueva Guinea); Tony Beamish y Ivan Polunin (Valle de Laos, Sayaburi); Dick Katz (Campesino del Kalahari); Wollner and Lerner (Etiopía, multi-étnica); y música de los archivos de Radio Moscú y de los archivos estatales de Rumania y Uruguay.

Este maravilloso y único archivo de sonido generado por Alan Lomax está siendo procesado, reclasificado y editado por el Archivo Alan Lomax, a través de una excelente colección de CDs: The Alan Lomax Collection, editada por el sello Rounder Records, que incluye, además del medio sonoro, una gran cantidad y calidad de información relacionada con las grabaciones publicadas.



The Land Where the Blues Began: The Alan Lomax Collection

Este CD (que se trata del acompañamiento de audio de un episodio de la serie “American Patchwork” sobre música de raíz estadounidense), examina las raíces del blues del Delta del Mississippi. Grabado entre 1933 y 1959 por Alan Lomax, Lewis Jones, John W. Work, John A. Lomax y Herbert Halpert, el CD revela mucho sobre las fuentes de los estilos de los músicos de blues de Delta y el entorno en el que vivían.

Algunas canciones destacadas son: Four O’Clock Flower Blues (William Blackwell, Willie Brown), Shake ‘Em on Down (Mississippi Fred McDowell), Wind Howling Blues (David “Honeyboy” Edwards), Country Blues (Muddy Waters), Black, Brown and White (Big Billy Broonzy), Life is Like That (Memphis Slim, Sonny Boy Williamson II, Big Bill Broonzy), She Lived Her Life Too Fast (Forrest City Joe).