100 Years of Blues

100 Years of Blues (Alligator Records – 2020) – Elvin Bishop & Charlie Musselwhite

Dos grandiosas leyendas del blues se pusieron a hacer cuentas y encontraron 100 años de historia, de experiencias, de alegrías, de colaboración, pero, sobre todo de amistad y amor por el blues. Elvin Bishop, miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll y Charlie Musselwhite ganador del Grammy, entretejen sus raíces alrededor de doce temas, nueve originales y tres estándares, revitalizados al 100%.

Con carreras en paralelo y más de 60 discos entre ambos, y una sólida amistad, es hasta ahora que decidieron grabar este importante CD. Debo comentar que no fue posible obtener el CD original por problemas de mercadeo, esperamos semanas y, finalmente, tuvimos que acceder al contenido a través de Spotify. (Tomen nota señores de Alligator Records, México también es mercado), en fin.

Con una alineación mínima y sin batería, que, en muchos momentos, es suplida, magistralmente, por las guitarras: Elvin Bishop: guitarra y voz; Charlie Musselwhite: armónica, voz y guitarra slide (4). Bob Welsh: guitarra (1, 3, 5, 6, 7, 9, 12) y piano (2, 4, 8, 10, 11); Kid Andersen: contrabajo (1, 4, 5, 12). Producido, grabado, mezclado y masterizado por Kid Andersen en Greaseland Studios, San Jose, CA y Hog Heaven Studios, Lagunitas, CA. Coproducido por Elvin Bishop, Charlie Musselwhite.

Elvin comenta: “Siempre lo pasamos bien tocando juntos, pero lo que realmente nos hizo querer hacer un álbum juntos, fue lo bien que resultó nuestra canción ‘100 Years Of Blues’, me hizo darme cuenta de cuánto tenemos en común. El nuevo álbum encajó todo junto tan rápida y fácilmente. Cada uno de nosotros trajo aproximadamente la mitad de las canciones y las grabamos todas en una o dos tomas «.

«Charlie es el verdadero negocio. Siempre es él mismo. Bob es muy versátil en guitarra y piano. Cuando tocas con personas que son realmente buenas, también mejora tu ejecución«.

Charlie dice: “Siempre es un placer hablar o tocar música con Elvin. Siento que vemos las cosas más o menos igual y disfrutamos y apreciamos la perspectiva del otro. Musicalmente es como ‘caerse de un tronco’… es fácil y tiene sentido«.

1. Birds of a feather. Que significaría pájaros del mismo plumaje. Canción cadenciosa que describe la fortaleza del disco, la amistad y el blues.

“Hey!

Here we are, Birds of a feather!

Over the blues lovers, gathered together.

Fix if you´re loose, have a good time!

Like brother Charles, I ain’t no lie.

So clap, stomp, howl and yell”

Con un: Here comes Charlie! He is a dangerous man!, Elvin abre paso al solo de Charlie y va intercalando su guitarra en algunos riffs para acentuar y hacer más poderoso el solo.

2. West Helena. Una introducción melancólica con armónica de Charlie empieza a relatar una historia por todos conocida: “once I had a woman…” esa mujer amorosa, omnipresente y generosa. Un solo desesperado y triste rinde homenaje a la mujer ausente a la que se ama a pesar de que se encuentre en un cementerio.

3. What the hell? (más o menos significa: ¡qué demonios!). Ahora la voz cantante es la de Elvin Bishop con un fondeo firme y constante de Charlie; donde la melodía es el soporte para el texto de posicionamiento político de Elvin Bishop, que refleja el sentir de muchos ciudadanos de nuestro país vecino. Con un caluroso saludo de la banda al REY, perdón, al presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

“Es el presidente, pero debe ser el rey…

“Quisiera saber por qué cuatro años parecen mucho tiempo…”

“Hey! Señor ten piedad, ¿qué demonios está pasando?”

4. Good times. Introducción melancólica con slide de Charlie Musselwhite, que predomina durante toda la canción. Recuerdos preciosos e irrecuperables que marcan nuestra vida.

“Puede alguien decirme donde se fueron los buenos tiempos

5. Old school.

Don’t send me a e-mail, send me a female!”

“No me mandes un correo electrónico, ¡mándame una mujer!”

En esta canción Charlie y Elvin se burlan jovialmente de la modernidad, afirman su resistencia a incorporarse a ella y ensalzan las ventajas de ser de la vieja escuela, aunque parezca pasado de moda, lo cual, en su caso, ¡no ocurre de ninguna manera!

“Soy de la vieja escuela.

Soy de la vieja escuela.

Soy de la vieja escuela”

Rola con sólo dos guitarras, una de ellas haciendo las percusiones y una armónica. ¡impecable!

6. If I should have bad luck. Un blues de doce compases. Una introducción de casi tres octavas en la armónica. Los solos de Charlie son una lección en sí mismos, en la ejecución de la armónica, apropiados, precisos y agradables. La nostalgia por la mujer amada que se encuentra muy lejos, pero, la certeza de su amor hace soportable tanto la fatiga como el viaje de regreso.

Honey, since I know you love me, the love keeps me going”

7. Midnight Hour Blues. Blues lento y nostálgico, propio de las horas de insomnio.

8. Blues, why you worry me? Presencia destacada de un piano estilo honky tonk, brillante, firme, cadencioso muy llenito, posteriormente los solos de Charlie con un extraordinario bloqueo de lengua, son de calidad bluesera innegable.

“Bueno, y ¿quién no ha tenido el blues?”

9. South side slide. ¡El nombre lo dice todo! Blues con slide durante toda la canción. Blues melódico, donde la armónica y las dos guitarras se alternan y complementan delicadamente, de tal manera que es difícil distinguir donde comienza la armónica y donde empieza la guitarra.

10. Blues for yesterday. Otro blues de estructura básica, pausado, con cadencia de corazón en reposo, enmarcado con un buen piano cubriendo tanto la parte melódica y rítmica, reforzado por la guitarra y la armónica. La fatiga, el blues y la resaca de la noche anterior que, de todos modos, permite disfrutan las bellezas del entorno, un buen blues, más nostálgico que depresivo.

11. Help me. El clásico, nada más que decir; con una introducción impecable de Charlie haciendo alarde de toda su técnica. Todos los instrumentos, piano, guitarras y armónica integrados a la perfección. Es una versión destacable que debe oírse varias veces y disfrutarla tantas más.

12. 100 years of blues. Blues de estructura básica, con todos los instrumentos complementándose a cada momento. La canción que, a mi parecer, más disfrutaron Elvin Bishop y Charlie Musselwhite, serena, apropiada para describir, sin prisas lo que cabe en 100 años entre dos amigos de toda la vida. Es muy emotiva, Elvin y Charlie se alternan para describirse mutuamente y dar testimonio de todas sus experiencias y emociones ¡que mejor forma de cerrar este maravilloso CD!

“Lord have mercy, it’s been 100 years of blues!”


Elvin Bishop & Charlie Musselwhite – 100 years of blues


‘100 Years of Blues’ es un CD indispensable, ningún amante del blues debe perdérselo. ¡Es imprescindible!

En esta ocasión no logramos obtener a tiempo las opiniones de Charlie ni de Elvin, confiamos que en los próximos días concretemos la entrevista con ellos, particularmente con Elvin que mostró interés por nuestra revista. Saludos a ambos, nuestros héroes personales del blues, vamos por otros 100 años.