Bobby Rush: Rawer Than Raw

Bobby Rush: Rawer Than Raw (agosto de 2020)

Tuve la oportunidad de ver a Bobby Rush y su banda, durante el cierre de la primera jornada del escenario principal (Jay Pritzker Pavilion), en el marco del Festival de Blues en Chicago el 7 de junio de 2019. Fue, sin duda, una gran actuación, una extraordinaria sorpresa para mi. Con un set lleno de blues, funk y soul de alto calibre. Al estilo de los conciertos de este veterano artista que, a sus 86 años, 56 de carrera y con 27 discos grabados en el estudio, es considerado todo un hombre espectáculo.

Emmett Ellis Jr., o sea Bobby Rush, nació en Homer, Louisiana y desde 1980 se instaló en el Delta, en Jackson, Mississippi. Ha puesto muy en alto el blues del Mississippi, que ha sido su principal influencia, ha ganado doce ‘Blues Music Awards’ y en 2017, su primer premio ‘Grammy’ por el álbum Porcupine Meat.

“Rawer than Raw”, su nuevo disco, es un homenaje a la música y los músicos del Mississippi, algo que dice no fue pensado, sino que salió con motivo de la contingencia actual. “Es un homenaje a varios músicos del Mississippi que conocí y que fueron influencia de alguna forma. Yo respeto a los músicos del Mississippi porque nunca cambian. No importa en dónde estén, si son del Mississippi llevan ese blues adentro, ya sabes lo que vas a tener”, dice Bobby.

Se trata de Bobby Rush como solista, con guitarra acústica y armónica, interpretando blues del Delta, el más puro posible, como una segunda parte de su disco de 2007 “Raw”, que utilizó el mismo formato. De ahí el nombre de la reciente producción.

La grabación contiene 11 canciones, cinco originales y seis versiones: 1. Down in Mississippi; 2. Hard Times (Skip James); 3. Let Me in your House; 4. Smokestack Lightning (Howlin’ Wolf); 5. Shake it For Me (Willie Dixon); 6. Sometimes I Wonder; 7. Don’t Start Me to Talkin’ (Sonny Boy Williamson); 8. Let’s Make Love Again; 9. Honey Bee, Sail On (Dominio público); 10. Garbage Man; 11. Dust my Broom (Robert Johnson).


Bobby Rush – Down In Mississippi


Bobby escribe en el interior de este cd una leyenda por demás interesante. Este es un fragmento: “A todos estos tipos de los que estoy haciendo sus canciones, los amo y respeto mucho. Todas las cosas que aprendí, las aprendí a través de ellos. Allanaron el camino para convertirme en lo que hoy soy, un bluesman. Sin este tipo de músicos y sus canciones, no habría tenido una guía para ser un hombre de blues. Aprendí de los viejos, mis viejos. Ahora soy uno de ellos, enseñando a los jóvenes sobre el blues y manteniéndolo vivo…”.

Down in Mississippi es una tonada de blues clásico, tal vez basada en el Mojo Boogie de JB Lenoir, excelente tema para abrir el disco. Hard Times muy en el estilo de John Lee Hooker, pero con ese parecido vocal con el autor, Skip James, esta pieza alude como anillo al dedo, los difíciles tiempos actuales. Let Me in your House sin dejar de utilizar su pie como instrumento de percusión, interpreta esta pieza original con un riff sencillo, pero bonito. Smokestack Lightning el cover a la pieza de tributo a Howlin’ Wolf muestra su personal encanto en la interpretación, pero con respeto y admiración por el viejo lobo aullador.

Shake it For Me es una segunda pieza en honor a Wolf, escrita por Willie Dixon, que probablemente sea más conocida por inspirar algunas de las letras de «Whole Lotta Love» de Led Zeppelin. Sometimes I Wonder un riff de guitarra minimalista y un pasaje de la armónica como protagonista, acompaña una ligera reflexión sobre el proceso de ir envejeciendo. Don’t Start Me to Talkin’ en donde hace presencia el influjo de la música de Sonny Boy Williamson en sus interpretaciones, es una buena pieza de las mejores en el álbum. Let’s Make Love Again una propuesta amorosa a ritmo de un buen blues básico.

Honey Bee, Sail On es un tema en honor a Muddy, Bobby conocía a Waters de su época en Chicago y en las notas en el interior del disco confiesa que “… realmente quería ser como Howlin’. Pero quería vestirme como Muddy…”. Garbage Man es una canción impregnada de su característico estilo sarcástico, y que sigue siendo parte de su actuación en el escenario «de todos los hombres por los que mi mujer podría haberme dejado, ella me dejó por el hombre de la basura”. Para el final, un estándar de Robert Johnson, pero más al estilo de todos conocida, la de Elmore James. Un disco básico de un legendario bluesmen, que no paró en su producción, a pesar de las inclemencias de la contingencia sanitaria. ¡Yeah!