El poder de la armónica

Entrevistas con Kim Wilson, Sugar Ray Norcia & John Németh – Las leyendas de hoy y mañana

Kim Wilson: Take Me Back (Fotos por Michael McGrath)

Michael. ¿Qué has aprendido de la gente de blues y su cultura?

Kim. Mis mejores mentores, no de mi familia, han sido las personas con las que aprendí esta música de primera mano. Su generosidad y su voluntad de tomarme bajo su protección ha significado todo para mí como músico, pero más importante como ser humano. Este nuevo proyecto (Take Me Back), para mí, es el comienzo de dejar las cosas claras. No creo que tenga que decir nada más, excepto que fue un gran placer trabajar con todos estos maravillosos músicos, todos los cuales comparten los mismos valores musicales que yo.

Michael. ¿Cuáles fueron las razones por las que inicias experimentar en el blues?

Kim. Me metí en esta música porque me encantó. Cada vez que tomo mi instrumento es un experimento porque todo es totalmente improvisado.

Michael. ¿Qué caracteriza tu sonido y repertorio?

Kim. Me gustaría pensar que mi sonido es rico y personal. En algunos casos mis influencias son bastante evidentes. Lo que quiero tener es un gran vocabulario musical. Tiene que ser extenso y también muy cómodo como respirar. Mi repertorio de canciones trata de dar un nuevo giro a los clichés, a lo tradicional, aunque en este proyecto en particular, tenía el deseo de poner mi propio sello en las canciones de los maestros, con un par de excepciones.

Michael. ¿Qué relaciones han sido tus experiencias más importantes?

Kim. He tocado con casi todos los que inventaron esta música. Muddy Waters, James Cotton y Jimmy Rogers, fueron probablemente mis mayores influencias personales.

Michael. ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Kim. El mejor consejo que alguien me dio probablemente vino de Lowell Fulson, cuando era muy joven. Probablemente tenía 19 años. Realmente no me importa compartir esa información porque es un recuerdo cariñoso antes de YouTube o Facebook. Esos días son muy especiales para mí y no son algo que comparto con mucha gente. Hay algo en la belleza de esos tiempos que te alegran haber estado allí.

Es un mundo diferente en el que vivimos ahora. Participo, un poco, en las redes sociales, pero a menos que quiera ver a Big Bill Broonzy tocando la guitarra en un porche en algún lugar, o ver a mi gran hermano James Cotton dar saltos en el quiosco, realmente no tengo mucho uso de ello. Demasiada política y demasiadas opiniones falsas.

Michael. ¿Cuáles son las líneas que conectan el legado de los viejos tiempos con la nueva genración de blues y boogie?

Kim. Todo está conectado con los inicios de la música de una forma u otra. Es solo una cuestión de cuán degradado está. Se ha dicho.

Michael. ¿Qué es lo que más extrañas hoy en día del blues del pasado? ¿Cuáles son tus esperanzas y temores para el futuro?

Kim. Lo que quizás no te des cuenta es que los inicios de esta música son atemporales. Entonces, realmente, también es el futuro para aquellos que deciden convertirse en verdaderos músicos viajeros, tocando música tradicional. Cuando lo haces a tu manera, automáticamente es moderno. Si quieres ir a otra dimensión, estudia ciencias.


Kim Wilson – Take Me Back


Michael. ¿Cómo ha influido la cultura del blues en tus puntos de vista del mundo por los viajes que has hecho?

Kim. La cultura del blues que conozco me ha hecho una persona mucho más positiva. Cuando me inicié por primera vez en esta música y conocí a estos grandes maestros, superaron cualquier expectativa que tuviera de la humanidad. Si pudiera ser la mitad de la persona que era, todo estará bien.

Michael. ¿Cuál es el impacto de la música y la cultura del blues en las implicaciones raciales y socioculturales? 

Kim. Creo que eso es pensar demasiado en esto… Esta música es sólo para lograr la emoción de la gente.

Michael. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, así que ¿dónde y por qué realmente querrías ir por un día entero?

Kim. Quiero ir al Silvio’s en Chicago en los años 50 y ver uno de esos increíbles paquetes que tenían allí. Quiero comer un sándwich de chuleta de cerdo en la calle Maxwell.



Sugar Ray Norcia: Too Far From The Bar (Fotos por Tom Hazeltine & Yves Bougardier)

Michael. ¿Por qué crees que Sugar Ray and The Bluetones siguen generando fieles seguidores desde 1980?

Sugar. Es muy raro que una banda de blues tradicional (o cualquier banda para el caso), haya estado junta durante tantas décadas. Todos somos como hermanos que se mantienen unidos principalmente pase lo que pase, a través de cosas gruesas y delgadas, y a través de buenos y malos momentos. Siempre nos hemos aferrado a nuestra convicción de tocar música sin adulterarla en su verdadera forma y no la comprometemos. Muchos fans y especialmente algunos de nuestros compañeros musicales aprecian ese hecho.

Michael. ¿Qué es lo que más echas de menos hoy en día del blues del pasado? ¿Cuáles son tus esperanzas y temores para su futuro?

Sugar. Tengo que admitir que estoy un poco de mente cerrada cuando se trata de mis preferencias con respecto a la música de blues actual. Me gusta la música sencilla con emoción. La música blues de hoy en día, a veces incorpora demasiado funk y rock para mis gustos personales. Básicamente tiendo a obtener el mayor placer escuchando mis viejos discos de blues, jazz y country.

Michael. ¿Cuáles son las lecciones más importantes que has aprendido de tu experiencia en la música? ¿Cuál es el impacto del blues en las implicaciones raciales y socioculturales?

Sugar. El blues es la música de la cultura afroestadounidense, pero siempre me sentí aceptado por mis héroes del blues como, Muddy Waters, Otis Rush, Big Walter, Jimmy Rogers, Hubert Sumlin y muchos más, estas personas siempre fueron amables y solidarias para mí. Mientras representes la música de blues con un sentimiento de sincera y honestidad, entonces no hay barreras raciales en lo que a mí respecta.


Sugar Ray & The Bluetones con Little Charlie Baty – Walk Me Home


Michael. ¿Por qué la armónica está conectada al blues? ¿Cuál es el secreto?

Sugar. La armónica estaba disponible para los esclavos y trabajadores de campo a finales de 1800, después de la guerra civil. Era barata y emulaba la voz humana por lo que es un instrumento muy expresivo.

Michael. ¿Cuál es el período más interesante de tu vida? ¿Cuál fue el mejor y peor momento de tu carrera?

Sugar. En la década de 1990 pasé 7 años como líder de Roomful of Blues. Una banda de jump blues con sección de metales. Tocamos alrededor de 250 veces al año, ¡todas las noches! En ese momento, eran jornadas agotadoras, pero mirando hacia atrás, me doy cuenta de que fue una experiencia fantástica.

Michael. ¿Cuál es la mejor tocada en la que has participado?

Sugar. Sentarse con Muddy Waters fue realmente genial. Después de un show, estábamos todos en el camerino y Muddy me dijo «¡hijo así es como se toca la armónica!». Estaba emocionado.

Michael. ¿Qué reuniones han sido las experiencias más importantes para ti? ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Sugar. Al principio de mi carrera apoyamos a muchos grandes bluesmen como, Big Walter, Joe Turner, Otis Rush y muchos otros. Rooselvelt Sykes fue el primero en animarnos a hacer grabaciones.

Michael. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, así que ¿dónde y por qué realmente querrías ir por un día entero?

Sugar. Me gustaría estar sentado con una banda de swing en algún juke joint en Kansas City, en la década de 1940 o 1950. Por otra parte, sería genial estar sentado en una mesa principal de algún lugar de Chicago, viendo a Little Walter ¡tocar sus éxitos bien prendido!



John Németh: Stronger Than Strong (Foto por Laura Carbone)

Michael. ¿Cómo ha influido la música blues y soul en tus puntos de vista del mundo y de los viajes que has hecho?

John. Desde el principio el blues me dio la sensación de libertad, oportunidad, esperanza y amor. Creo que ese es el deseo de cualquier ser humano. Yo era un hombre joven y no sabía mucho sobre la historia de la música, sólo sabía cómo me hacía sentir. Sentía simpatía y compasión por la persona de la canción. Siempre tuve la sensación de esperanza de la voz del cantante y la sensación de insatisfacción de su situación actual. La música soul era la misma que el blues, pero se colocaba en un paquete diferente. Podía sentir una conexión más fuerte con la iglesia. La música me lleva a nuevos lugares tanto espiritual, física como geográficamente. He estado en varios países, países devastados por la guerra y no importa a dónde vaya, hay fans de la música y fans de mi contribución.

Michael. ¿Cómo describes tu sonido, filosofía musical y repertorio? ¿Qué te tocó (emocionalmente) del sonido de la armónica?

John. Mi sonido es lo que amo en la vida, la energía que recibo y la energía que doy. Creo una amplia variedad de sonidos orgánicos en mi jardín musical y sentimientos que han evolucionado lentamente a lo largo de millones de años. Mi repertorio es un reflejo de mi vida y del mundo que me rodea. La armónica es un instrumento potente y muy sensible a la emoción, me permite llorar y gemir.


John Németh – Fountain of a Man


Michael. ¿Qué reuniones han sido las experiencias más importantes para ti? ¿Cuál fue el mejor consejo que alguien te ha dado?

John. Paul DeLay fue uno de mis primeros mentores. Me dijo: «¡Mira chavo no puedes tocar refritos toda tu vida, vas a tener que escribir algunas canciones, para que puedas conseguir dinero!» ¡Regresé a casa y escribí «Let Me Hold You»! A Junior Watson le encantaba esa canción y la grabamos en mi disco, «Come And Get It».  Anson Funderburgh le gustó y lo tocó en mi «Magic Touch». Es genial conocer a alguien que se preocupa lo suficiente como para ser honesto contigo. 

Michael. ¿Hay algún recuerdo de conciertos, jams, giras y sesiones de estudio que te gustaría compartir con nosotros?

John. ¡El último concierto que recuerdo fue el otro día en mi patio! Todos mis vecinos se sientan en sus patios delanteros y ven el espectáculo mientras que yo actúo para los fans en Facebook.

Hice que los fans solicitaran las canciones para hacer la lista y me sorprendió lo profundo que fueron en el repertorio Fue genial interpretar canciones que escribí hace más de 20 años. Mis fans son los mejores.

También presenté mi nuevo sencillo «I Can See Your Love Light Shine». Fue un gran éxito y me encanta interpretar estas canciones acústicamente. Lo hago para donaciones estos días y los fans me cuidan mucho. Siempre lo han hecho.

Michael. ¿Qué es lo que más echas de menos hoy en día de la música del pasado?

John. Creo que todavía hay una enorme cantidad de talento en el mundo, actuando a un nivel excepcional. Extraño lo orgánico de la música. Extraño los días en que la música popular era espontánea. Estos tiempos van y vienen. Me encanta la creatividad, el corazón y el alma que se exhibe hoy en día. El vocalista sigue siendo un gran vocalista, a pesar de que muchos no pueden grabar una canción completa en una sola toma.

Michael. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que has aprendido de tu experiencia en los caminos de la música?

John. La comunicación lo es todo. Usted puede tener éxito en cualquier estilo de música si habla a la gente.

Michael. ¿Cuál es el impacto del blues y el soul en las implicaciones socioculturales? ¿Cómo quisieras que esto afecte a la gente?

John. El blues y el soul es música de esperanza, originada por un pueblo, que tuvo que sobrevivir con esperanza. La sensación de desesperación y resarcimiento todavía se siente hoy en día. Memphis lucha contra la pobreza y tal vez es una de las ciudades más empobrecidas de Estados Unidos. Sólo quiero ayudar a la gente a sentirse mejor e interpretando canciones sobre problemas familiares, podría hacer que una persona se sienta menos sola.

Michael. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, ¿a dónde y por qué querrías ir por un día entero?

John. Me encantaría ir a Stax Records, el día que Otis Redding grabó «Try A Little Tenderness».