BluesWoman: Nora Jean Wallace

(Ilustración: Enia Espinosa González “enes”, 2021)

En el mes de octubre del caótico 2020 Severn Records publicó un maravilloso disco, que inmediatamente quedó nominado para los Blues Music Award: BluesWoman de la cantante y compositora Nora Jean Wallace.

Nora Jean Wallace nació para cantar blues. Séptima hija de un aparcero de Mississippi, creció en el Delta. Trabajando sin piedad durante la semana, los campos de algodón, en la plantación Equen, con su familia, Nora Jean esperaba con ansias las noches de viernes y sábado. Su abuela era dueña del establecimiento de música local, y su padre, Bobby Lee Wallace, y su tío, Henry “Son” Wallace, consumados intérpretes de blues, reunían a sus familias allí para una terapia musical todos los fines de semana.

Con tanta música en su vida, era casi inevitable que Nora Jean encontrara su propia voz en la familia. Ella dice que la primera canción que cantó fue «Howlin’ for my Darling»; tenía cuatro o cinco años en ese momento. Pero como tantos otros músicos de blues, Nora no tuvo su comienzo profesional en la música hasta que dejó el sur profundo y se dirigió al West Side de Chicago. La gran oportunidad de Nora llegó en 1985, cuando Jimmy Dawkins la vio actuar en un club local de Chicago y la contrató en el acto.

En 1991, Nora sintió que las exigencias de la vida en la carretera estaban afectando su vida familiar, y se alejó valientemente de su carrera profesional para dedicarse a criar a sus dos hijos. Ya no cantaba blues, Nora encontró liberación musical en su otra pasión musical, cantaba gospel en la iglesia todas las semanas.

En 2001, su amigo cercano Billy Flynn le pidió a Nora que cantara la voz principal y de fondo en cuatro pistas de su nuevo CD, Blues and Love. La experiencia de estar en el estudio y grabar de nuevo hizo que Nora se diera cuenta de una vez por todas que ese era su don, su pasión. Se comprometió a abrazar ese destino, nació para ser cantante de blues. En 2006, las circunstancias en la vida personal de Nora Jean amenazaron una vez más con descarrilar su regreso, pero el blues se negaría. Armada con una fe inquebrantable, miró desafiante al diablo. Laborando en dos trabajos mientras criaba a un nieto y actuaba, cuando y donde podía, definitivamente hubo momentos en los que no solo cantaba blues… lo estaba viviendo.

Entre 2005 y 2009, cada año Nora Jean fue nominada para los Blues Music en la categoría ‘Artista femenina del año de blues tradicional’. Elogiada por personajes como: Koko Taylor, Steady Rollin ‘Bob Margolin y Debbie Davies, y anunciada como la próxima «Reina del Blues», Nora Jean Wallace se ha ganado su lugar en el mundo del blues.

El blues está vivo y coleando, y estoy orgullosa de ser parte de él. Me siento privilegiada de cantar la música que es mi herencia. Los logros artísticos de mis antepasados no sólo son una de sus mayores contribuciones a Estados Unidos, sino también una de las mayores contribuciones de Estados Unidos al mundo. El blues es una gran música estadounidense y, si Dios quiere, la cantaré para ustedes durante muchos, muchos años”.

Y en el 2020, por octava vez Nora Jean Wallace nos sorprende con una nueva nominación para los Blues Music Awards con BluesWoman. Un título por demás significativo representativo de la historia personal de una Mujer, así, sin adjetivos. Para estas sesiones, la potentísima voz de Nora Jean se hace acompañar de Johnny Moeller, guitarras; Steve Gomes, bajo; Kevin Anker, órgano; Steve Guyger, armónica; Stanley Banks, teclados, y Robb Stupka batería; el multipremiado armonicista, Kim Wilson, como invitado especial y amigo de Nora Jean, participa en el track número 6, Rag and Bucket. El disco fue grabado en Severn Studios en Annpolis, Maryland; la producción y mezcla las hizo David Earl y las fotografías son de Donna Grass.



Las canciones

Martell (Stanley Banks). Blues cadencioso, con una intro hablada y una guitarra percusiva al abordar la canción el conjunto de todos los instrumentos obliga a balancearse, la base está siempre presente, marcando un ritmo potente, y la armónica de Steve Gruyger está precisa, con un toque de pasión en la ejecución, el solo es agradable y sigue la temática musical. Cuando no somos atendidos como merecemos y deseamos esperar por nadie, lo mejor es ir al club a tomar un trago y por qué no, de buena calidad.

I’m gonna drink some Martell

I’m gonna drink some Martell

Till my eyes turn bloodshine red

I Can´t Stop (Syl Johnson, Peter Kligerman). Canción en la que las figuras melódicas se van uniendo con cortas escalas cromáticas, creando una fluidez a todo lo largo de la canción. El solo de guitarra sencillo y corto, es suficiente. Ahora lo bueno o lo malo, las bendiciones o las maldiciones no son tan importantes como el amor.

Now i’m seated on top of the mountain

I can´t stop, I can´t stop.

I can´t stop, I can´t stop.

Now you’re my man, I’m your woman.

I can´t stop, I can´t stop.

I can´t stop, I can´t stop.

I can´t baby, I can´t baby

I can´t baby, I can´t baby

Stop loving you, Stop loving you

I’m a Blues Woman (Stanley Banks). La canción tema del disco, compuesta por el tecladista Stanley Banks, cumple muy bien con darle nombre al disco, es de las mejores. Una intro de armónica, pesada, la estructura básica muestra influencia de Willie Dixon, la guitarra punteando en recall al estilo de Wang Dang Doodle la armónica fondea discretamente. Es aquí donde Nora Jean hace alarde a su estilo Shouter, con vocalizaciones intensas con un gran volumen, sonoro y emocional.

I’m a Blues woman, from my wig down to my shoes

I’m a Blues woman, from my wig down to my shoes

When I walk upon a howl. I was born to sing the blues

Evidence (George Henry Jackson, Raymond Moore). En este track el peso de la canción recae en el órgano el cual forma la estructura para que la voz monte la historia de manera progresiva, sin exaltaciones y con firmeza. Las evidencias delatan al traidor y la mujer, inteligentemente, lo confronta y le hace saber que a partir de ese momento, él es algo que ya se quedó atrás en su vida.

Victim (Nora Jean Wallace). Intro de piano y guitarra cadencioso, suave, es una balada de amor. El solo de guitarra fino pausado encajando adecuadamente con la armonía.

I’m a victim baby, I’m a victim of your love

I’m a victim baby, I’m a victim of your love

And I will do anything to please you

I’m just a victim of your love

Y, sí, está enamorada sin duda.

Rag and Bucket (Stanley Banks). Otro blues del tecladista Stantley Banks; además tenemos la muy interesante, participación del grandioso, Kim Wilson. Por supuesto la introducción la hace la armónica y va acompañando la voz en segundo plano. El solo es súper melódico con una técnica impecable de parte de Kim matizando el volumen. La estructura es cadenciosa sin sobresaltos: Muy pareja la cadencia, como para agarrar ritmo y limpiar toda la casa hasta que no quede rastro del ingrato.

I have a rag and a bucket

I have a rag and a bucket

I’m gonna clean my house today

I’m gonna spread you baby, till I wash you away.

I’m gonna wash you away…

Look Over Yonder (Nora Jean Wallace). Intro de guitarra de no más de cuatro compases para dar paso a la armónica en primer plano desde ese momento, muy potente y cachonda; la base potente marcando claramente, el piano haciendo un fondo armónico y dando buen soporte a lo demás. El solo de Steve Gruyger a tono con la intensidad que ha mantenido desde el principio ¡maravilloso! Un amor desafortunado mal correspondido, pero sin salida, verdaderamente triste.

Look over yonder there go my no good man

He came at home, sure I’ll find me someone else

He came at home, sure I’ll find me someone else

But I love that man, I just can’t help myself

… all he give me is the blues

I’ve Been Watching You (Nora Jean Wallace). Blues lento con el bajo y la batería armonizados y sincronizados como debe ser, las respuestas a cargo de David Earl, quien ejecuta un excelente solo de guitarra. El reproche de una mujer que ya no está dispuesta a que la engañen ni le mientan.

I’ve be watching you, I’ve be watching you babe.

You ain’t no good ‘cos you play with my heart,

Rippin entire my world upon

One of this days, babe, yes you will see,

Somebody’s gonna hurt you the same way you hurt me

Dance With Me (Nora Jean Wallace). Intro muy festivo con reminiscencias disco, el Hammond reforzando la melodía muy bailable y alegre. Ella está contenta y será feliz él la hará sentir como una abeja cuando bailan para ella.

C’mon dance with me, dance with me

Move your body to the bee.

I Don’t Have to Beg You to Love Me (Stanley Banks). La guitarra hace una introducción dramática soportada por la batería y el bajo. En cadencia lenta un blues formal con la guitarra haciéndose cargo de la línea melódica principal, en un modo tenso, llega a un solo funcional, también muy emotivo, ‘La Chancla’ se aproxima a la temática de esta canción, es la despedida al hombre inútil para amar.

I Don’t Have to Beg You to Love Me, I know someone who Will.

I Don’t Have to Beg You to Love Me, I know someone who Will.

Well I don’t mean no this must fair, I just wanna keep it real.

¡Entrevista!

Afortunadamente, Nora Jean Wallace tuvo la amabilidad de dedicarnos tiempo para contestar algunas preguntas, cabe mencionar que su gentileza es inmensa, durante la entrevista se mostró cordial, amable y muy cálida; en todo momento se mostró de muy buen humor y manifestó su interés por los fans del Blues en México.

Octavio. ¿Cómo te sientes de estar nominada para los Blues Music Awards?

Nora Jean. ¡Muy feliz! Es la octava vez que me encuentro nominada; para mi y los miembros de la banda es una gran alegría, ojalá alcancemos el premio. Sentimos que el esfuerzo de tantos años ha valido la pena

Octavio. ¿Como integraste a los miembros de tu banda?

Nora Jean. Fue durante un concierto en el que no tenía una banda formal y durante el jam todos fuimos integrándonos; fue una gran experiencia, a partir de ahí hemos seguido unidos sin haber realizados grandes cambios.

Octavio. Como líder de tu banda, ¿cuál ha sido tu fórmula para reunirlos y, a la vez mantenerlos en tu proyecto?

Nora Jean. En esta banda no hay líder, todos somos como hermanos que cuidamos unos a otros constantemente. Somos una familia, una gran familia. Lo más importante si quieres mantener unida a tu banda ¡tienes que pagarles a todos los miembros de la banda! Si los mantienes felices, ellos cuidarán de ti. Sí quieres mantenerlos unidos trátalos como tú quisieras que te trataran a ti; ¡todos ellos, también, tienen cuentas que pagar!

Si están juntos, te protegen y te motivan, pero, debes tratarlos bien, ¡que se sientan contentos de estar contigo. De hecho, hay mucha gente que quiere trabajar conmigo, en mi banda. Se trata de cuidarlos y te cuidarán también. Al final se trata de amor. Por otro lado, no permito que se fume ni se consuma alcohol durante las giras, los quiero a todos despiertos y sanos.

Octavio. ¿Cómo fue tu experiencia de tener a Kim Wilson como invitado?

Nora Jean. Kim y yo somos amigos desde hace mucho tiempo, por eso lo invité a participar en un track; de todos modos, tengo que decirte que Steve Guyger, el armonicista de la banda, es muy bueno y me siento muy contenta de tocar con él en cada concierto. Pero, si quieres oír buen Blues, escucha mis discos anteriores, busca en Amazon, Spotify, etcétera, por ni nombre anterior, Nora Jean Bruso. “Nora Jean Bruso Sings de Blues”.

Octavio. ¿En tu opinión cual es la característica del blues que no se ha mantenido presente durante más de un siglo, no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo?

Nora Jean. Yo amo el Blues, siempre me ha gustado cantar el Blues, aunque canto gospel, soul, rap, jazz y otros géneros, siempre he agradecido a Dios que me haya concedido este don para cantar, me siento bendecida por esta oportunidad en mi vida. (creo que no plantee bien mi pregunta).

Octavio. ¿Quisieras mandar un mensaje para los fans que leerán la reseña en la Revista Cultura Blues?

Nora Jean. Claro que sí. Quiero agradecerles por amar mi música y que sepan que los amo. Que aprecio mucho, mucho la labor de todos ustedes en Cultura Blues y quisiera conocerlos en persona; este año estoy programada para participar en el Festival de Blues de Chicago y me encantaría que pudieran ir y me encantaría que te acercáras y me dijeras “¡Hola Nora Jean!”. Los amo todos ustedes y ojalá nos podamos ver este verano en Chicago. No puedo esperar para verlos, aprecio mucho lo que están haciendo, de verás. ¡Manténganse en contacto!

____

En fin, fue un artículo complicado, sobre todo porque hablo muy mal el inglés, por lo demás disfruté extraordinariamente, escuchar en directo la voz de Nora Jean Wallace, es una persona maravillosa, una mujer del Blues. Ojalá se nos haga ir a Chicago, ya tenemos amigas allá. BluesWoman es mi favorito para los Blues Music Awards, es otro disco indispensable.

¡Hasta la próxima. Usen cubrebocas!