The Black Roses

Entrevistas con Crystal Thomas – Anne Harris – Skylar Rogers

Crystal Thomas: La verdad de la música

Usa su voz como una influencia positiva y estimulante. Le gusta animar a las personas para que sean mejores, amen mejor y vivan mejor. Es importante, es bluesera pura. Puede desmenuzar una nota y usarla como quiera. Después de todo, ella creció escuchando a Muddy, Jimmy Reed y Johnnie Taylor, pero también ha rapeado. La música potente está en su sangre. Cantaba antes de hablar. Lo hizo a todo pulmón en la iglesia, en las discotecas, cautivando a las multitudes en Hong Kong, Japón y Europa. Esta mujer canta con el tipo de emoción pura que te hace sentir feliz de estar vivo, incluso si la vida es difícil. Crystal es algo verdadero. Su nuevo álbum “Now Dig This” (2021) en Dialtone Records, es resultado de su unión con una banda de músicos súper estrella.

Mike. ¿Cómo ha influido la música blues y soul en tu visión del mundo y en los viajes que has realizado?

Crystal. La música blues y soul ha sido el plan para ayudarme a navegar a través de estos caminos accidentados y sinuosos de la vida. Hay cosas que experimento en mi vida actual que la escuela no me enseñó. Así es como la música me salva todos los días.

Mike. ¿Cómo describes tu sonido, filosofía musical y repertorio? ¿De dónde viene tu impulso creativo?

Crystal. Mi sonido es potente, maravilloso y lleno de soul. Mi filosofía, «Si eres fiel a la música, la música será fiel a ti». Mi impulso creativo viene de adentro. La música de toda mi vida ha sido mi mejor amiga, a veces mi única amiga. Sin música sería una mujer totalmente diferente.

Mike. ¿Con qué conocidos has tenido las experiencias más importantes? ¿Cuál fue el mejor consejo que alguien te ha dado?

Crystal. Conocer al Sr. Yasufumi Higurashi y al Sr. Kochi de Japón fueron las experiencias más importantes. Ser abrazada e inspirada incluso con una barrera lingüística tan grande fue abrumador. Estoy muy agradecida por eso. El mejor consejo me sorprendió un par de veces, en dos ocasiones distintas. La primera vez me sentí bien al escucharlo, la segunda vez realmente se me quedó. Ese consejo fue, «Recuerda, solo sé Crystal Thomas», vino del Sr. Yasufumi Higurashi.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de conciertos, jams, presentaciones y sesiones de estudio que te gustaría compartirnos?

Crystal. Tengo varios recuerdos musicales increíbles, pero solo compartiré algunos. Tocar el trombón con el Sr. Johnnie Taylor, cantar en acústico con el Sr. Lucky Peterson, grabar y compartir historias universitarias con el Sr. Chuck Rainey, cantar con la Sra. Jewel Brown, tocar en el SXSW con The Eastside Kings y cada Festival de Eastside Kings, actuar en el más grande Festival de Blues… estando en Madrid, participo por primera vez en un Jumbotron y viajo de país en país con mis increíbles amigos, The Bloodest Saxophone.

Mike. ¿Qué es lo que más extrañas hoy del blues del pasado? ¿Cuáles son tus esperanzas y temores para el futuro?

Crystal. Extraño la pasión y las historias actuales. No hay ninguna convicción como en el pasado. Mi temor es que todo tu arduo trabajo se pierda en el tiempo.

Mike. ¿Qué significa ser una artista en un mundo de hombres como decía James Brown? ¿Cuál es el estatus de la mujer en la música?

Crystal. Todavía se necesita paciencia y fuerza para ser una mujer en este mundo de hombres. Tengo la edad en la que estoy convencida de que algunas cosas simplemente nunca cambiarán. No importa cuánto tiempo marchemos y cuán duro luchemos. Las artistas debemos ser lo suficientemente consistentes como para lograrlo por nuestra propia cuenta, de ahí proviene el poder. Hay tantas artistas increíbles aquí. Somos reinas y estamos ocupando nuestro lugar en el trono.

Mike. ¿Qué diría que caracteriza la escena del blues de Louisiana en comparación con otras escenas y circuitos locales de Estados Unidos?

Crystal. Creo que la escena del blues de Louisiana está muy por detrás de la mayoría de los lugares. Tu mejor blues se esconde en un pequeño agujero en las paredes del que la mayoría de la gente nunca ha oído hablar. De hecho, suelo ser coanfitriona de un jam de blues con el Sr. Jerry Beech, quien escribió «I’ll Play The Blues For You», versionada por Albert King.

Mike. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que has aprendido de tu experiencia en los caminos de la música?

Crystal. Algunas de las cosas más importantes que he aprendido, es que tengo la responsabilidad musical de no solo corresponder los sentimientos que recibí al crecer escuchando a los grandes, sino que también tengo que mantener vivo el blues. También aprendí a ser humilde y siempre aplicarme para ser mejor y hacerlo mejor.

Mike. ¿Cuál consideras que es el impacto del blues en las implicaciones raciales, de derechos civiles, espirituales, políticas y socioculturales?

Crystal. El blues siempre ha sanado. Para la cultura afroestadounidense, la música ha sido la única constante sólida en nuestras vidas. Nos expresamos naturalmente en canciones a través de la música.

Ya sea que busquemos la libertad o celebremos el amor y la vida, la música siempre ha tenido un gran impacto en nuestras vidas y ha jugado un papel fundamental en la capacidad de comunicarnos.


Crystal Thomas / Foto de Taki Nishino


Anne Harris: Los ecos de la fuente divina

La violinista y cantautora con sede en Chicago, Anne Harris, ha estado elaborando su propio sonido durante más de una década, produciendo cinco discos de estudio independientes y tocando en innumerables conciertos en los Estados Unidos y en el extranjero. Sus colaboraciones, en vivo y en estudio, abarcan un grupo grande y diverso de artistas, en los que se incluyen: Otis Taylor, Shemekia Copland, Los Lobos, Living Color, Cracker, Guy Davis, Walter Trout, Anders Osborne, y en temporadas ocasionales con las leyendas hippies, Jefferson Starship. El sencillo de Anne «Over» (2021) fue escrito para ella y por Markus James, con quien comenzó a colaborar hace algunos años.

Mike. ¿Cómo ha influido la música y la cultura afroestadiunidense en tu visión del mundo y en los viajes que has realizado?

Anne. ¡Esta pregunta casi me hace escupir mi té de la risa! SOY afroestadounidense, una mujer negra, así que esta pregunta me dice: «¿Cómo te ha influido ser Tú el ser Tú?», a lo que no puedo dar una respuesta. Mi vida, mi identidad, mis experiencias son parte de quien soy, y no puedo ver esa historia desde otro punto de vista. No puedo disimularme.

Nadie puede examinarse a sí mismo de esa manera. Mi experiencia de vivir mi vida como mujer negra, y trabajar en un campo que está predominantemente poblado por hombres blancos es todo lo que sé. Soy una minoría en todo el sentido de esa palabra. Uno de los muchos defectos del racismo es el de tener una perspectiva sesgada. Nace de que la blancura es el valor predeterminado, contra el cual se miden todas las demás perspectivas, lo que lleva a suposiciones y narrativas falsas. Esta lente ve la música y la cultura negras como algo separado y periférico de la cultura estadounidense (blanca) convencional, cuando de hecho TODAS las diversas culturas que componen el rico tejido de los Estados Unidos, se han polinizado a través del arte y a lo largo del tiempo para crear expresiones exclusivamente estadounidenses.

El impacto del arte y la cultura negra en Estados Unidos está vinculado específicamente a un panorama más amplio. No hay cultura estadounidense sin la influencia de los estadounidenses negros. Como nota al margen, ninguna persona negra le haría esta pregunta a otra persona negra o morena. Sería igualmente inimaginable que un entrevistador afroamericano le preguntara a una persona blanca: cómo la música y la cultura europeas han afectado su visión del mundo y los viajes que han realizado.

Las ricas contribuciones de la cultura y el arte negro han desempeñado un papel inconmensurable en la configuración no solo del arte estadounidense específicamente, sino de toda nuestra vida en un sentido más amplio. Nosotros, como estadounidenses, no podemos saber cómo sería la vida sin la influencia de la cultura negra. Está tejido de forma indeleble en la estructura de nuestras vidas.

Imagínese sin rock and roll. Sin pop. Sin música dance. Sin música country o góspel. La música y el arte de los africanos esclavizados extrajeron su fuerza vital de África, la cuna de la civilización, y hoy se abre camino a través de nuestro torrente sanguíneo mezclándose con todo lo que encuentra, dando forma para siempre a nuestra conciencia colectiva, así como a nuestra conciencia individual. Soy portadora de esas historias. «¿Que cómo ha influido la música y la cultura afroamericanas en (mis) puntos de vista del mundo y los viajes que he realizado?» Esta ES mi música y mi cultura, mi visión del mundo y los viajes que he realizado. Esta soy yo. Estas historias no solo están en mi sangre, son mi sangre y son inseparables de quien soy.

Mike. ¿De dónde viene tu impulso creativo? ¿Cuál esperas que sea el mensaje de tu música y canciones?

Anne. Mi impulso creativo proviene de la Fuente. El origen de toda la creatividad es la Fuente. Creo que los humanos son solo otra expresión creativa de lo Divino. Y como tal, nuestra razón de ser es crear. Definiría vagamente «Lo Divino» como la fuerza infinitamente creativa que se expresa de manera ilimitada a través de todas las cosas y en todas las líneas de tiempo. Todo lo que es brota de la Divinidad. Todas las ideas brotan de este mar ilimitado de posibilidades.

Mi impulso por crear está codificado en mi ADN. Siento que es mi trabajo y mi deber como artista mantenerme abierto a los impulsos creativos y enfocar mi energía en cómo servir mejor a la musa con mi atención, práctica, diligencia, pasión, sentido del juego y conciencia del proceso y el Misterio. Mi música y las canciones que escribo tratan sobre cosas diferentes, por supuesto, pero creo que el mensaje general que transmito a través de mi trabajo es de esperanza, posibilidad, sanación y expansión.

Mike. ¿Cómo crees que has crecido como artista desde tus inicios y qué ha permanecido igual de tus influencias?

Anne. Dios mío, siento que nací como artista y no hay un punto en mi línea de tiempo en el que sienta que «me convertí» en una. Entonces, cómo he crecido como artista es un reflejo directo de cómo he crecido como persona.

Cuanto más envejezco, más experiencias acumulo, más fascinada me siento por la magia que parece ser la corriente subyacente en todo. Hay mucho dolor, lucha y tristeza en la vida, pero también está el milagro del perdón. El amor y el Misterio que me mantiene pegada a mi asiento queriendo saber qué va a pasar a continuación y preguntándome cómo mi presencia como artista puede ayudar a procesar algo de eso.

Específicamente, en lo que respecta a la música, crecí escuchando una banda sonora enormemente variada y ecléctica porque a mis padres les encanta todo tipo de música y mi papá tenía una gran colección de vinilos. Escuché de todo, desde jazz, funk, blues, country y gospel, hasta música clásica, folk, rock, pop, teatro musical y más. Como resultado, crecí sin un filtro en cierto sentido, sobre lo que encontré identificable en muchos géneros.

Me agradó lo que me gustó simplemente porque resonó en alguna parte. Esto es algo que he llevado conmigo toda mi vida; un gusto extremadamente diverso y ecléctico en la música y ver las líneas y las conexiones. Estoy muy agradecida por la libertad que me he brindado como música, porque puedo tomar fácilmente de muchos géneros y sonidos diferentes, y entrelazarlos con facilidad.

Mike. ¿Hay momentos memorables exclusivamente específicos con personas con las que hayas actuado en vivo o en el estudio?

Anne. He tenido la increíble fortuna y el honor de actuar con muchos artistas increíbles e icónicos a lo largo de los años. Unos de los que destacaría sería a Los Lobos, simplemente porque me asombró no solo su impecable musicalidad, sino también su generosidad, su enorme corazón y su desenfrenado sentido de la diversión y el abandono. Ellos depositaron una gran cantidad de confianza y fe en mí cuando ni siquiera me conocían. Otro fue trabajando con Bobby Rush. Hice una pequeña grabación y una breve gira con Bobby hace unos años y sentí lo mismo. Me contó algunas historias increíbles y fue muy generoso con su confianza en lo que estaba haciendo, y tenía el doble de energía que una persona de la mitad de su edad. También tuve el gran honor de tocar con Living Color, Jefferson Starship y Buddy Guy, y todas fueron experiencias alucinantes.

Mike. ¿Qué consideras que caracteriza la escena del blues de Chicago en comparación con otras escenas y circuitos locales de Estados Unidos?

Anne. Chicago tiene su propio sabor del Blues, y un lugar tan distinto en la historia de la música Blues. Es una parte vibrante de la historia de la ciudad y ha producido algunos de los artistas más destacados del mundo. La música y los artistas que vienen de Chicago también han influido en algunas de las bandas de rock y pop más exitosas como, The Rolling Stones y U2. Me siento tan bendecida de que este fuera mi hogar cuando comencé mi viaje hacia el Blues, porque hay tantos grandes aquí en un solo lugar. Era como vivir en el campus de una de las mejores escuelas de blues del planeta.

Mike. ¿Qué te impactó del sonido del violín? ¿Cómo quieres que afecte al público? ¿Cuáles son los secretos del instrumento?

Anne. No recuerdo un momento en el que no tocara el violín. Mi mamá me dice que comencé a rogar por uno a la edad de 3 años cuando me llevó a ver la versión cinematográfica de «Fiddler on the Roof». Pero no comencé las lecciones hasta los 8 años. Recibí una formación clásica y estudié el método Suzuki. Siento que hay algo en el instrumento que se conecta al corazón. Algunos dicen que el violín es el instrumento más cercano a la voz humana. Siempre me ha encantado la forma en que me hace sentir el sonido. Y espero transmitir ese sentimiento cuando estoy tocando. Quiero acariciar el corazón de la gente.

En lo que respecta a los secretos, probablemente el más importante es que el violín tradicional o fiddle y el violín son el mismo instrumento. La diferencia en los apodos es realmente una diferencia estilística. En términos generales, el violín está asociado con la música clásica, mientras que el fiddle está asociado con la música folclórica y de raíces.

Otro gran secreto es el rol crítico del fiddle en la música temprana de bandas de cuerdas negras que dio origen a la música blues. Había muchos más músicos negros de fiddle y banjo, que guitarristas durante el siglo XIX. El fiddle de los esclavos se documentó ya en la década de 1690, y los esclavos tocaban para los blancos en los bailes de las plantaciones, así como para las reuniones de sus compañeros esclavos. La música de bandas de cuerdas negras prosperó en partes a lo largo del río Mississippi, y en la década de 1840, Nueva Orleans era conocida como el centro negro de la música de fiddle. Los esclavos de la región a menudo eran enviados allí para aprender el instrumento y regresaban como artistas entrenados a sus plantaciones.

Mike. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que ha aprendido de tu experiencia en los caminos de la música?

Anne. Algunas de las lecciones más importantes que he aprendido de la música: Sigue a tu corazón. Confía en tus instintos. Encuentra las cosas de ti que te hacen sentir incómodo, las formas en que te sientes diferente a los demás y apóyate en esas cosas. Tu poder para impactar a las personas está intrínsecamente vinculado a tu capacidad para asumir riesgos. Se honesto. Se actual. Diviértete.

Mike. ¿Cuál es el impacto de la música en los derechos civiles, derechos humanos, implicaciones políticas y socioculturales?

Anne. La música siempre ha sido una fuerza impulsora detrás de cada momento social importante. Todas las revoluciones tienen una banda sonora, y esto se debe a que la música tiene la capacidad única de alterarnos físicamente a través de la vibración. Cuando todos los grupos de personas vibran juntos en el sonido, se crea una resonancia y una conexión poderosas, y aparece un portal para el cambio a medida que la conciencia se expande.


Anne Harris / Foto de Aigars Lapsa


Skylar Rogers: (Soul) Fuego (Blues) Respiro

Skylar nació y creció en algunos de los barrios más difíciles de Chicago. Aprendió a temprana edad que la música unía a las personas. El sonido «Soul Rockin’ Blues»de Skylar se puede atribuir a los artistas que más la influenciaron: Tina Turner, Koko Taylor, Billy Joel, Whitney Houston, B.B. King y Michael Jackson. Ella acredita que escuchar a estos y otros como AC/DC y varios artistas de Motown la influenciaron y la moldearon para convertirla en la cantante fuerte, apasionada y enérgica que es hoy. Su nuevo álbum, «Firebreather» (2021), presenta diez canciones nuevas que reflejan su vida al crecer en algunos de los vecindarios más espinosos de Chicago y la influencia de la música que fluye a través de la región, desde St. Louis a Memphis, pasando por Nashville y de regreso a la “Ciudad de los Vientos”.

Mike. ¿Cómo ha influido la música Blues, Soul y Rock en tu visión del mundo y en los viajes que has realizado?

Skylar. Tiendo a sentir las vibraciones de la música, como ondas sonoras físicas. Me ayuda a entender que sí, el mundo apesta en este momento, pero estos géneros en particular nos han enseñado bien que aunque los tiempos sean malos, lo superaremos y se avecinan días más brillantes. He lidiado con algunos de mis momentos más oscuros con la ayuda de la música. Es mi terapia. Realmente creo que la música sobrevive a lo peor y celebra lo mejor.

Mike. ¿Cómo describes tu sonido, filosofía musical y repertorio? ¿De dónde viene tu impulso creativo?

Skylar. ¡Me tomó un poco de tiempo de experimentación encontrar mi sonido! Lo describiría tan complejo como la vida misma. Es un sonido que nunca retrocede, sin miedo. ‘Hard Headed Woman’ es un ejemplo de esto: sabe que le va a costar todo, pero se niega a dar marcha atrás. Todas mis canciones reflejan algo personal. No puedes cantar ninguna forma de blues, si no has tenido blues. Incluso en proyectos futuros, seguiré basándome en experiencias personales, incluso si son en tercera persona.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de conciertos, jams, presentaciones y sesiones de estudio que te gustaría compartir?

Skylar. Uno de mis momentos favoritos con mis hermanos (Blue Diamonds) fue el espectáculo final antes del cierre, en Springfield, IL. Realmente descubrí quién era ese día. Puede ver la diferencia en las imágenes de programas anteriores y mirar las imágenes del programa de Springfield. En otra ocasión, fue cuando estaba en recuperación porque había tenido una cirugía mayor. Les dije a los muchachos que sabía que tenían otras obligaciones, así que les dije que si se querían ir, no los culparía. Todos y cada uno de ellos dijeron que se quedarían conmigo sin importar nada. Mis ojos se pusieron llorosos como cuando se corta cebolla. Nos convertimos en algo más que una banda… éramos una familia.

Mike. ¿Qué es lo que más extrañas hoy del blues del pasado? ¿Cuáles son tus esperanzas y temores para el futuro?

Skylar. Echo de menos la originalidad. Suena duro, pero cuando estaba en el IBC en Memphis, escuché a Bobby Rush decir: ‘Ya no hay nada nuevo. Todo se ha hecho antes’. Hay tanta verdad en eso. Simplemente estamos construyendo sobre las bases que los pioneros cimentaron para nosotros.

Claro, podemos reorganizar estilos, combinar géneros, agregar diferentes sonidos, etc., pero nunca seremos capaces de reinventar la rueda. Una esperanza que tengo para el futuro es que nuestros estilos combinados de blues se vuelvan más aceptables. Las líneas del género están tan borrosas en este punto, que no puedes escuchar una canción y decir «eso no es blues». Sé que habrá puristas por ahí que nos mirarán con desdén, pero si todos tocáramos lo mismo, ¿qué tan aburrido sería?

Mike. ¿Qué consideras que caracteriza la escena del blues de Chicago en comparación con otras escenas y circuitos locales de Estados Unidos?

Skylar. La escena del blues de Chicago se trata de mantenerlo simple y en entornos más íntimos, una de las excepciones es el House Of Blues, por supuesto. Hay algo en esa armónica y guitarra amplificadas justo en tu cara, y en la interacción con la audiencia por la que eran conocidos los primeros artistas de blues de Chicago. ¡Es una fiesta y todos fueron invitados!

Mike. ¿Qué significa ser una artista en un mundo de hombres como decía James Brown? ¿Cuál es el estatus de la mujer en la música?

Skylar. Mi madre estuvo en una industria dominada por hombres. Trabajé en industrias dominadas por hombres durante años: militar, camionero, conductor de autobús municipal, incluso seguridad. Hay un equilibrio muy delicado entre estar con los chicos y mantener tu identidad como mujer. Vi a mi mamá hacerlo y lo aprendí de ella. Las mujeres en la música han tenido que mantener ese mismo equilibrio, y ahora más que nunca es mucho más difícil: básicamente tenemos que volar para llegar a donde un hombre puede caminar. ¡Me enorgullece decir que nosotras, las mujeres, nos estamos defendiendo y definitivamente somos una fuerza para tomar en cuenta!

Mike. ¿Cuál es el impacto del Blues en las implicaciones políticas y socioculturales, feministas, de derechos humanos y civiles?

Skylar. Vaya, esa es una pregunta profunda y un poco pesada. El blues nos ha dado una comprensión del pasado, que podemos usar para unirnos en el presente. Realmente necesitamos escuchar las voces del pasado y escuchar con atención. Le dio al hombre negro una forma de expresar sus luchas que de otra manera no tendría la oportunidad de hablar con tanta libertad. El Blues nos ha demostrado que las damas han pagado sus cuotas y se han ganado el derecho de estar al lado de los muchachos. Lo han hecho desde los tiempos de Ma Rainey, Bessie Smith y Gladys Bentley. Ahora tenemos a Samantha Fish, Annika Chambers, Shemekia Copeland y, bueno … y a la pequeña yo.

Desafortunadamente, existe una tensión oculta entre los artistas de blues blancos y negros. Iba a tocar un día con una banda en Beale, y me dijeron que era mejor que me supiera algunos estándares negros. Me alejé, enojada. ¿Cuál diablos era la diferencia entre una banda negra y una banda blanca? ¿POR QUÉ hacían una diferencia? Estaba escuchando un programa en Bluesville, y el locutor clasificó al artista que acababa de tocar como «uno de los mejores músicos de blues blanco». Disgustada, le cambié al programa. Siempre habrá un debate sobre para quién es el blues, quién tiene derecho a tocarlo y quién no. ¿Mi opinión? ¡EL BLUES ES PARA TODOS! Joven, viejo, blanco, negro, con lunares. Reconoce de dónde viene la música y toca eso con respeto.

Mike. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que has aprendido en los caminos de la música?

Skylar. ¡He aprendido que esto NO es para los débiles de corazón! O estás dentro o tienes que salir. Además, pase lo que pase, TIENES que ser fiel a quien eres. No puedes tener miedo de hacer lo que realmente quieres. Lo haces, y a la gente le gusta o no. Si no lo haces, bueno … simplemente no era para ellos. También he aprendido a no tomarme las cosas personalmente. No hay tiempo para hacerlo. Tu procesas, decides si te hace mejor, genial.

Si no, que te salga por la otra oreja. Esta es tu pequeña empresa y TÚ eres el DIRECTOR. Tomarás malas decisiones, después de todo, eres humano. Pero aprendes, y lo mantienes en movimiento, y por último, NUNCA te sientas cómodo. SIEMPRE. Siempre busque algo más alto.

Mike. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, ¿adónde y por qué querrías ir durante todo un día?

Skylar. ¿Solo un día? Déjame sentarme y aprender de Tina Turner en 1990. Ella era la personificación del vencedor. Me encantaría escucharla hablar sobre cómo decidió hacer algo que nadie esperaría que hiciera: convertirse en la Reina del Rock and Roll. Me encantaría saber cuál fue su proceso de pensamiento, si inmediatamente camina en su verdad, ¿o la intimida? ¡¡¡¡¡Muchas preguntas!!!!! Si alguna vez ves esto, Reina Tina, ¡déjame hurgar tu cerebro por un día!


Skylar Rogers / Foto de Kay Marie