Tom Craig: Good Man Gone Bad

Tom Craig, oriundo de Filadelfia, toca con un estilo muy especial y arraigado en el blues, soul y R&B. Consiguió su primera guitarra en su undécimo cumpleaños. Actualmente, cuenta con una trayectoria de 40 años tocándola, y con una formación seria como vocalista de jazz y por su pasión por el blues, que la da todos los ingredientes para que sus actuaciones en vivo sean memorables.

Su disco debut, Get Ready for Me (2016), orientado más hacia el soul y el R%B, ha recibido retransmisiones de radio en todo el mundo y elogios de la crítica. En enero de 2017 representó a la ‘Central Delaware Blues Society’ en Memphis, Tennessee en el 33° International Blues Challenge. Su canción, «She Did It To Me (She’ll Do It to You)» fue semifinalista en el Concurso Internacional de Composición en ese mismo 2017.

El segundo CD de Tom, Good Man Gone Bad, consta de 13 canciones originales, más definidas hacia el blues y fue publicado el pasado mes de abril de 2021. El álbum es la continuación del trabajo conseguido en su primer cd y tiene el beneficio adicional de haber sido producido por el estupendo armonicista: Mikey Junior; además, cuenta con la participación de Dave Gross en la mezcla y masterización; así como con la inclusión de varios de los mejores músicos que rolan por el estado de Filadelfia.

Vin Mott: batería; Eric Johnson: órgano Hammond; Mikey Junior: armónica; Matt Daniels: guitarra; Greg Gumpel: guitarra; Bill Heid: piano; Doug James: sax barítono; Mike Scott: sax tenor; Hailey Brinnel: trombón; “Big Daddy” Albert Lamberson: armónica; Dave Gross: bajo; y Tom Craig: guitarra y voz, por supuesto.

Lista de canciones: 1. Working Too Hard; 2. What A Man’s Gotta Do; 3. You Made A Good Man Go Bad; 4. It’s All My Fault; 5. Sheepdog; 6. When You Love A Blues Man; 7. Treat Your Daddy Nice; 8. One Way Love Affair; 9. Change My Way Of Living; 10. Headhunter; 11. Long Time Coming; 12. I Like Soul In My Blues; 13. My Turn To Cry.

La pieza inicial, Working Too Hard, establece inmediatamente el rumbo de la grabación, y de la escena musical que se encontrará más adelante, es una canción de rock blues con un ritmo acelerado, un riff distintivo y una letra simple y pegajosa. What’s a Man Gotta Do, mantiene la espléndida calidad interpretativa del gran comienzo de una trilogía sonora en el álbum. La participación de la armónica acentuando algunas notas, es realmente genial. Para la tercera canción, la principal del álbum, You Made a Good Man Go Bad, se incorpora al piano en un estilo de jazz, donde la voz de Tom luce transmitiendo sentimientos de tentación seguidos de arrepentimiento.

Un tan buen principio, podría hacer pensar que el artista ya mostró todo, pero no, sorpresivamente Tom ofrece buenas melodías más a continuación como: It’s All My Fault otra canción lenta, que habla de un amor que salió mal; con un melancólico coro de remordimientos como marco principal: “No le di lo que necesitaba / Cuando vi la mirada en sus ojos / Ahí fue cuando me di cuenta / Que todo es culpa mía / Todo es mi culpa. El ritmo se acelera con Sheepdog, otra canción que presenta un coro agradable, un tema muy bien conducido con la armónica de Mikey Junior y el Hammond de Eric Johnson, aportando notas destacadas detrás de la voz.


Tom Craig Band – Sheepdog


When You Love a Blues Man, es una gran canción de blues que Tom Craig coescribió con Mikey Junior, mi favorita del disco. La armónica en su punto, resalta el ritmo lento y acompasado. “Todas las mujeres que amo están enojadas conmigo / Hasta donde se, no hice nada malo / Solo intento hacerlo lo mejor que puedo / Eso es lo que consigues cuando amas a un hombre de blues”. Treat Your Daddy Nice, tiene un riff brincón que te motiva a bailar, y que me hace recordar ‘Hoy un tipo dijo’, una canción que yo mismo grabé con La Rambla allá por 2010.

One Way Love Affair, es una pieza muy en el sonido de Robert Cray, el Hammond hace su exquisito y fino trabajo para darle el ambiente soul necesario a la canción. Change my Way of Living, otro rico blues lento y muy bien ejecutado, con la inclusión de la sección de metales, es sin duda, un tema que compitió entre mis favoritos del CD. Headhunter, un riff muy sabroso y funky lleva de la mano el tema a transitar libre y firme, hacia uno de los mejores solos de guitarra en el disco. Long Time Coming, nos regresa al blues, una pieza divertida, alegre y rítmica, con una armónica de primera al puro estilo Chicago.


Tom Craig Band – Long Time Coming


I Like Soul In My Blues, previene el final del disco, es un tema funk con su sección de metales, bien realizado en general, como lo es todo un disco muy recomendable, y que bueno, concluye con la canción, My Turn To Cry, una balada country blues con una letra conmovedora: “Y cuando la tormenta intente encallar mi barco / Encontraré un puerto seguro en este tranquilo sonido / Tendré que ser paciente, ahora mismo es mi turno de llorar / Tendré que ser paciente, aunque ahora mismo me toca llorar”.