Rob Stone: Trio in Tokyo

Rob Stone reconocido durante mucho tiempo como un buen cantante y armonicista de blues, combina la clásica tradición del blues de Chicago con un toque rítmico de la costa oeste. Ha realizado una serie de álbumes ampliamente aclamados durante las últimas dos décadas, ofreciendo una propuesta original al género, desde los primeros tracks de su banda con sede en Chicago, The C-Notes. Ahora con sede en Los Ángeles, Rob ha ampliado considerablemente su alcance estilístico en los últimos años.

Trio in Tokyo el nuevo CD de Stone para el sello Blue Heart, ofrece un testimonio electrizante en ese sentido. El álbum lleva al veterano armoniquero en una dirección que no había explorado previamente en grabaciones: un montaje totalmente acústico con un combo simple que consta de dos músicos japoneses de talla mundial, la pianista Elena Kato y el contrabajista Hiroshi Eguchi.

El sonido es más sutil que en casos anteriores, pero impacta con la misma gracia y se vuelve tan sutil cuando el tempo se ralentiza. Rob eligió sabiamente el material, cavando profundo en busca de obscuras gemas de posguerra de músicos como: Johnny Ace, Willie Mabon, Amos Milburn y Louis Jordan. También hay espacio para la clásica balada de blues de Chuck Willis «What Am I Living For», un sentido homenaje a «There Is Something On Your Mind» de Big Jay McNeely, y el instrumental original y contundente «Blow Fish Blow».

Elena Kato comenzó a tocar el piano a la edad de tres años. La temprana influencia del amor de su hermano por las películas hizo que quisiera convertirse en compositora. Estudió en la Universidad de Música de Nagoya. Comenzó su carrera profesional componiendo e interpretando música para televisión y comercial para Sony y pronto estuvo grabando y haciendo giras por todo el país con varios músicos.

En 1995, una estadía prolongada en Nueva Orleans amplió las influencias de Kato y profundizó su amor por el jazz, el blues y la música R&B. A su regreso a Japón, continuó actuando en todo el país tanto con su propia banda, como con músicos estadounidenses de blues como el músico de Chicago, Carlos Johnson. Además de su trabajo en vivo y de estudio, Elena tiene dos álbumes con la Elena Kato Band.

Hiroshi Eguchi comenzó a tocar el bajo a los 15 años y se mudó a Chicago a los 18 para estudiar música. En medio de la composición y los arreglos musicales para World Wide Records de Chicago, Midwestern Music Group de Indianápolis y Gekko Studio en Bangkok, Hiroshi se abrió camino rápidamente en la escena del blues de Chicago. En poco tiempo, actuó en todos los principales clubes de blues y festivales internacionales con artistas como: Sugar Blue, Pinetop Perkins, Sista Monica, Detroit Junior, Jodie Williams, Byther Smith, Billy Branch, Willie «Big Eyes» Smith, Eddie Taylor Jr., Lurie Bell, Nellie Travis, David ‘Honeyboy’ Edwards y más.

En 2003, se unió a la banda de Mavis Staples, realizando conciertos y festivales en todo Estados Unidos, incluida una gira de apertura para Tom Petty & the Heartbreakers, y una gira australiana de doble cartel con Taj Mahal. Hiroshi regresó a Japón en 2004 y ha actuado y grabado de manera constante con una variedad de artistas, enfocándose también en sus propias bandas: Sun Alley y Groove Sign.  



Trio in Tokyo (Blue Heart Records 2021) 

Lista de canciones: 1. No Money; 2. Got to Get You Off My Mind; 3. Come Back Baby; 4. Poison Ivy; 5. There is Something on Your Mind; 6. Money Hustlin’ Woman; 7. Jack You’re Dead; 8. What Am I Living For; 9. Blow Fish Blow; 10. Goodnight Irene.

Desde el impresionante track de inicio, el swing No Money, devela que el trío se acopla fácilmente con la armónica de Stone que a su vez, se complementa con el piano de Kato en el riff al estilo de T-Bone, mientras que Eguchi establece con firme confianza la línea de base para tocar el clásico blues de 12 compases. Rápidamente, nos damos cuenta de que aportan clase al proyecto, ya que como comentaba antes, Kato lidera su propia banda con sede en Tokio, y Eguchi ha pasado años tocando el bajo en la escena de Chicago, respaldando a Mavis Staples, Sugar Blue y Carlos Johnson.

El tema soul de 1965 de Solomon Burke, Got To Get You Off My Mind, incluía originalmente una sección de metales y coros con The Sweet Inspirations; pero aquí Stone se enfoca en la letra dando más peso a su triste historia sin grandes adornos de producción, sencilla pero de una calidad indiscutible. Rob profundiza en su lado dramático en Come Back Baby, mientras que Elena rinde homenaje a Ray Charles, quien hizo famosa por primera vez esta balada de piano de blues lento en 1954. Kato continúa luciéndose en Poison Ivy, un fabuloso jump blues del legendario cantante y pianista de Memphis, Johnny Ace.


Rob Stone con Elena Kato & Hiroshi Eguchi – Got To Get You Off My Mind


El góspel There is Something on Your Mind, fue planeado originalmente como un dueto con Big Jay McNeely, quien lamentablemente falleció antes de la grabación. Stone terminó de grabar este clásico y el blues What Am I Living For?, dedicándoselos a Big Jay y dejándonos solo imaginar lo espléndidas que habrían sonado su voz y su saxofón en las pistas.

Money Hustlin’ Woman es otra joya perdida ahora del pianista de boogie woogie de Texas, Amos Milburn, al que el trío le dio aquí un nuevo brillo. Stone muestra el poder de sus pulmones, tanto cantando la letra de trabalenguas como tocando las líneas de la armónica, en el clásico de Louis Jordan, Jack You’re Dead. Se inspira en todos sus ídolos de la armónica en el tema instrumental original Blow Fish Blow!, Stone y Kato cierran el álbum con una lectura sentimental del trascendente estándar popular grabado por primera vez por Lead Belly en 1933 en la prisión de Angola, Goodnight Irene, empapándose del tema de amor y pérdida, con el cuidado y la sensibilidad que se merece.


Rob Stone con Elena Kato & Hiroshi Eguchi – Money Hustlin’ Woman


Esta excelente grabación debut de Stone, Kato & Eguchi deberá resultar una puerta de entrada para descubrir tesoros del pasado y nuevas amistades para el futuro. Seguramente en breve, este disco comenzará a ser reconocido y galardonado. Eso creo yo.