Destinos y raíces

Entrevistas con Lisa Mills, Donna Herula y Clarence Spady.



Lisa Mills: Soul regio del sur (Fotos por Alessandro Santuro & Aigars Lapsa)

Lisa Mills es una cantante de soul/blues que interpreta su música de una manera cruda, melódica y sincera con influencias de blues, góspel y soul. Ella toma lo mejor de cada uno de estos géneros, y ya sea en una composición propia o en una versión cuidadosamente elegida, transforma estos números en una original mezcla dulce y salada que va más allá de de donde lo encontró, el resultado a menudo supera lo mejor hecho históricamente, que cada uno de esos géneros han ofrecido.

Su nuevo álbum «The Triangle (Expanded Edition)» (2021), es su debut en el sello ‘Melody Place Music’, es producido por el aclamado, Fred Mollin. En este disco Lisa rinde homenaje al increíble sonido y sentimiento de la gran música soul sureña de los sesenta y setenta, los temas fueron grabados con algunos de los músicos originales en los mismos estudios donde se grabaron por primera vez.

Mike. ¿Cómo ha sido la influencia de «El triángulo de oro de la música» en su visión del mundo y en los viajes que ha realizado?

Lisa. El viaje musical que hicimos para grabar “The Triangle” me ha vuelto a conectar con mi propia herencia, brindándome un mayor aprecio por la cultura sureña en la que nací. A través de mis viajes por Europa y el Reino Unido, he visto la fidelidad que la mayoría siente por la música sureña y estoy orgullosa de ser parte de esa experiencia.

Mike. ¿Cómo describe su sonido, filosofía musical y repertorio? ¿De dónde viene su impulso creativo?

Lisa. Llamo a mi sonido «American Southern Roots Music» porque no es una sola cosa, es una amalgama de influencias, ¡algo así como como las corrientes que fluyen hacia el poderoso Mississippi! Filosóficamente, creo que la música tiene el poder de sanar, informar, recordar y que los oyentes sientan todas sus emociones. Mi repertorio es un reflejo de las muchas influencias que crecieron en el sur.

Mike. ¿Con qué conocidos tuvo las experiencias más importantes?

Lisa. Hace muchos años, me crucé con Roy Williams, viejo amigo e ingeniero de sonido de Robert Plant. Roy se interesó por mi carrera y me encaminó hacia las giras por el Reino Unido y Europa. Él cambió profundamente mi vida y le debo una gran gratitud. Lamentablemente, ya no está con nosotros.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de conciertos, jams, actuaciones o sesiones de estudio que le gustaría compartir con nosotros?

Lisa. Recuerdo la primera vez que conocí a mi amigo y contrabajista de toda la vida, Ian Jennings en los Sweet Georgia Brown Studios de Londres. Roy me llevó allí para grabar en un álbum de la banda de Ian, The Big Town Playboys. Canté tres canciones para el proyecto y dos de ellas nunca las había escuchado antes. Además, las pistas ya estaban grabadas para otra cantante, ¡así que fue todo un desafío cantarlas! En este álbum hubo varios otros invitados especiales, incluidos: Jeff Beck, Robert Plant, Jools Holland y Andy Fairweather Low. ¡Qué experiencia tan asombrosa!

Mike. ¿Qué es lo que más extraña de la música del pasado? ¿Cuáles son sus esperanzas y temores para el futuro del blues?

Lisa. La sencillez, los sonidos naturales, la calidad orgánica de la música. Espero que la música vuelva a estar arraigada como una parte integral de nuestra comunidad con un significado profundo más allá de ser un producto solo para vender.

Mike. ¿Qué significa ser mujer artista en un mundo de hombres como decía James Brown? ¿Cuál es el estatus de la mujer en la música?

Lisa. Siempre me he centrado en mi propio camino y realmente no he sido parte de la idea de ser una artista femenina en un «mundo de hombres». Por supuesto, veo que históricamente, las mujeres en general han estado en desventaja en casi todos los aspectos del negocio de la música. Sin embargo, parece que las cosas están cambiando.

Mike. ¿Qué diría que caracteriza la escena musical de Alabama en comparación con otras escenas y circuitos locales de Estados Unidos?

Lisa. El público sureño en particular tiene una conexión profunda y especial con la música emotiva que nació aquí, específicamente toda la gran música que surgió de Muscle Shoals, Memphis, Jackson y Nueva Orleans, y artistas como Hank Williams y Elvis Presley.

Mike. ¿Cuál es alguna de las lecciones más importantes que ha aprendido de su experiencia en los caminos de la música?

Lisa. Aprendí a adaptarme a casi cualquier público para las presentaciones en vivo y obtuve una visión inusual de otras culturas.

Mike. ¿Cuál es el impacto de la música en las implicaciones socioculturales? ¿Cómo quiere afectar a las personas?

Lisa. Un ejemplo histórico, obvio en los Estados Unidos, fue cómo la música rompió las barreras de las divisiones raciales: fans blancos y negros que se mezclaban en los primeros shows de Rock & Roll. Solo quiero que la gente sienta lo que estoy cantando, que obtenga algún tipo de sanación y verdad en ello.

Mike. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, ¿dónde y por qué querría ir durante todo un día?

Lisa. Me gustaría ir a Nueva Orleans en la década de 1950 (ahí es donde nació y se crió mi Papá). Me encantaría experimentar la música en vivo, la comida y el estilo de vida de esa época. ¡Sé que mi Papá realmente podría haberme enseñado los alrededores!



Donna Herula: el florecimiento del blues fresco (Fotos por Robert Erving Porter III)

Donna Herula es una cantante y guitarrista de slide, de blues acústico nacida en Chicago, que tiene una pasión por tocar el tradicional Delta Blues y el Country Blues, los primeros Chicago Blues, el folk, las raíces y la música americana, además de canciones originales. Usando guitarras de resonador acústicas y electrificadas, su sonido combina el amor por la música del Deep South y Chicago, con su amor por la improvisación de las guitarras de blues. Su composición se inclina hacia la tradición, al tiempo que crea una perspectiva fresca y contemporánea sobre el blues y la música raíz. Ella ha implementado numerosos programas educativos de blues en las escuelas. Las influencias de Donna incluyen a: Son House, Fred McDowell, Muddy Waters, Johnny Winter, Lucinda Williams, Lyle Lovett y Rory Block. La guitarrista y cantautora, junto a su cómplice, Tony Nardiello, recientemente se embarcaron en un viaje para grabar su tercer álbum, Bang At The Door (2021), en Carolina del Norte.

Mike. ¿Cómo ha influido la música de blues y raíces en su visión del mundo y en los viajes que ha realizado?

Donna. He viajado desde Chicago hasta el delta del Mississippi debido al blues, al Piamonte de Carolina del Norte y hasta Sudáfrica para tocar en un festival internacional de blues. Lo que he aprendido, es que la gente de todo el mundo ama el blues. He conocido a todo tipo de gente maravillosa en mi viaje por el blues. Me han llegado profundamente estas experiencias, relaciones y amistades, tanto que escribí una canción, «Pass the Biscuits«, en mi nuevo álbum «Bang at the Door» sobre una amistad que tuve con mi mentor «Sunshine» Sonny Payne, quien, durante más de 65 años, fue el locutor de King Biscuit Time, el programa de radio de blues más antiguo.

Mike. ¿Cómo describe su sonido, filosofía musical y repertorio? ¿De dónde viene su impulso creativo?

Donna. Describiría mi sonido como blues tradicional en un estilo contemporáneo. Soy una guitarrista de estilo acústico y slide y toco guitarras con resonador electrificado. Me encanta el Delta Blues, el Country Blues, los primeros Chicago Blues y la música de raíces. Entonces, cuando escribo canciones, me gusta inclinarme hacia la tradición del blues mientras creo un sonido de blues moderno y fresco con palabras que sonarían verdaderas en el mundo de hoy.

Por ejemplo, en mi nuevo álbum, escribí una melodía de blues ragtime llamada «Movin’ Back Home«, sobre volver a vivir con tus padres en la casa de tu infancia, ¡pero como adulto! Esto es algo con lo que muchas personas pueden identificarse hoy en día. También escribí una canción llamada «Who’s Been Cookin’ in My Kitchen» que combina el estilo de puntilleo de Mississippi John Hurt, con palabras de doble sentido, similares a las cantantes de blues de la década de 1920, con una versión moderna de cocinar en mi cocina. Pero en realidad no se trata de cocinar en la cocina, si sabes a qué me refiero.

En cuanto a mi impulso creativo, este proviene de hablar con el corazón y compartir la verdad sobre la vida y sus luchas y alegrías. Se trata de expresar las emociones que una persona normal sentiría en la vida cotidiana: humor, tristeza, emoción y alegría. También se trata de empatía, comprensión y conexión con las historias de la vida de las personas a través de la música.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de conciertos, jams, actuaciones y sesiones de estudio que te gustaría compartir con nosotros?

Donna. En 2014, tuve la gran oportunidad de tocar en el Festival Internacional de Blues de Durban en Sudáfrica con el Chicago Bluesman, Charlie Love. La experiencia fue estimulante para los dos. Nunca pensé que viajaría a Sudáfrica y la música blues lo hizo posible. Los fans del blues estaban emocionados y agradecidos. Realicé tanto un set de Delta Blues acústico en solitario, como también un set de blues eléctrico con una banda. El director del festival me dijo que los fans decían que querían más presentaciones como la de Donna Herula en el futuro, porque les gustaba el sonido tradicional del blues.

Además, en 2012, toqué en el Mississippi Valley Blues Festival a dúo con Liz Mandeville. Había miles de personas en la audiencia esa noche y recuerdo haber visto a Paul Geremia y Doug MacLeod sentados en la segunda fila para vernos tocar. Fue emocionanete para mí, porque había estado en sus conciertos varias veces y verlos en mi concierto fue algo especial.

Mike. ¿Qué es lo que más extraña del blues del pasado? ¿Cuáles son sus esperanzas y temores para el futuro del blues?

Donna. Extraño ver las presentaciones en vivo de algunos de los primeros cantantes y músicos tradicionales de blues que amé. Muchos de estos grandes hombres y mujeres de blues han fallecido.

Tuve la fortuna de haber tocado con Honeyboy Edwards en su casa y con James Cotton, cuando ambos estábamos en el programa de radio King Biscuit Time. He visto tocar a Ford T-Model en Clarksdale, y todos estos grandes músicos del blues, ya no están con nosotros. Mi esperanza es que los músicos modernos continúen tocando desde sus corazones y compartiendo sus historias sobre la vida con sus oyentes. ¡Nuestro trabajo es mantener viva esta gran música!

Mike. ¿Qué diría que caracteriza la escena del blues de Chicago en comparación con otras de Estados Unidos?

Donna. Los fans en la escena del blues de Chicago están extremadamente orgullosos de la historia del blues de Chicago, incluidos Muddy Waters, Chess Records Studio y la gran cantidad de lugares y clubes del pasado (Checkerboard Lounge, Theresa’s Lounge) y del presente (Buddy Guy’s Legends, Kingston Mines, Rosa’s, etc.) Hay una diversidad real de música que se toca en Chicago, desde blues acústico hasta R&B, soul, funk, jazz y otros estilos de blues. Lo bueno es que cualquier noche de la semana, un fan del blues tendrá una gran variedad de música de ese género en vivo para elegir, lo que es muy diferente en otras ciudades a las que he viajado cuando he estado de gira.

Mike. ¿Qué te enamoró de la guitarra con resonador y el slide? ¿Cómo surgió esa relación y ese amor?

Donna. Por haber nacido en Chicago, comencé a asistir al Festival de Blues desde que era adolescente. Una vez, vi a dos músicos tocando la guitarra y cantando fuera del festival de blues y noté que uno estaba tocando una guitarra brillante de metal plateado con slide. El sonido me intrigaba y parecía muy divertido. Más tarde, asistí a un concierto de Eric Sardinas y me imapactó su interpretación de canciones tradicionales de blues con una guitarra con resonador y slide. Eran canciones de Muddy Waters y Mississippi Fred McDowell. Me llevaron por el camino del blues acústico tradicional. Una vez que escuché Death Letter Blues de Son House, solidificó mi decisión de viajar por la autopista del blues.

Mike. ¿Qué significa ser una artista mujer en un mundo de hombres como decía James Brown? ¿Cuál es el estatus de la mujer en la música?

Donna. Siento que las mujeres tenemos menos voz en la música blues, y sería un beneficio para todas compartir sus experiencias e historias. Entonces, en mi nuevo álbum, decidí escribir varias canciones desde la perspectiva de la mujer. La canción principal, «Bang at the Door«, trata de ser firme para no dejar que un mal ex novio vuelva a entrar en tu vida. “Promise Me” describe las experiencias de mujeres -esposas, hijas y hermanas- que tienen a alguien que aman en prisión. «Something’s Wrong with My Baby» es sobre el dolor y la frustración cuando una pareja no recibe ayuda con problemas importantes. «Can’t Wait to See My Baby» es un dueto que escribí sobre la alegría y la anticipación del amor y el reencuentro después de estar separados. Mi experiencia ha sido que las mujeres de blues se mantienen juntas y se apoyan mucho unas a otras. Durante seis años, estuve en un grupo llamado ‘Chicago Women in the Blues’. Fue fantástico ver cómo otras mujeres de Chicago Blues trabajan con la audiencia. Aprendí mucho de ellas, particularmente de Shirley King (hija de B.B. King), con quien anduve de gira.

Mike. ¿Cuál es el impacto del Blues en las implicaciones socioculturales? ¿Cómo quiere conmover a las personas?

Donna. Quiero que el oyente sienta algo, se emocione, al escuchar mi música. Quiero que se identifique con la canción. Me hace muy feliz cuando recibo correos electrónicos donde me dicen que lo que he escrito, describe exactamente cómo se sienten. Esa es mi expectativa como compositora.

Mike. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, ¿adónde y por qué querrías ir durante todo un día?

Donna. Si tuviera una máquina del tiempo, invitaría a mis cantantes de blues y guitarristas favoritos a un jam y a una fiesta en mi casa.

Cocinaría mucha comida excelente para mis invitados, tocaría con ellos y escucharía sus historias sobre el blues. Algunos de esos invitados serían: Son House, Robert Johnson, Fred McDowell, Johnny Winter y Muddy Waters.

También invitaría a Memphis Minnie, Big Bill Broonzy y algunas de los cantantes de blues clásicas como, Ma Rainey y Bessie Smith. También invitaría a algunos seres queridos importantes de mi vida que han fallecido recientemente, como a mi madre, suegra, a mi amigo y mentor, «Sunshine» Sonny Payne, a quien estaba dedicado mi último CD. Nos divertiríamos hablando, riendo y poniéndonos al día. Les diría todo sobre la pandemia de 2020, les agradecería y les diría lo mucho que han significado para mí, y les daría a todos un gran abrazo y un beso.



Clarence Spady: el alma del blues (Fotos por Rob Lettieri)

Clarence Spady está sumamente motivado cuando se trata de hablar sobre su carrera. Nacido en Paterson, Nueva Jersey, Spady comenzó a tocar la guitarra cuando solo tenía cinco años debido al estímulo de dos guitarristas en su familia inmediata, su padre (también llamado Clarence) y su tío Fletchey. Para su debut en el escenario (también a los cinco años), tocó «Hi-Heel Sneakers» de Tommy Tucker con la banda local del Elks Club, para un cierre especial del espectáculo de la noche.

El veterano músico de blues, eligió tocar una pieza de Z.Z. Hill, la exitosa «Down Home Blues«, en su nuevo álbum: Surrender (2021 – Nola Blue Records), ya que el guitarrista de Pensilvania, ha seguido de cerca los pasos del pionero del soul-blues, quien creó una combinación de blues y soul contemporáneo, y que ayudó a restaurar el blues a la conciencia negra moderna.

Mike. ¿Cómo ha influido la música blues y soul en su visión del mundo y en los viajes que ha realizado?

Clarence. El blues y el soul casi siempre han existido, y creo que hoy suenan aún más fuerte. Al igual que hablaban en voz alta en los años 60 (Marvin Gaye – «What’s Going On») y hablaba en voz alta en los días de la esclavitud y la aparcería. Parece que el odio en el mundo ha vuelto y es más fuerte que nunca. Con mi música, me limito a mis propios problemas y no me meto con otros asuntos.

Mike. ¿Cómo describe su sonido, filosofía musical y repertorio? ¿De dónde viene su impulso creativo?

Clarence. Tengo una base en el góspel muy definida. Mi mamá mencionaba a Mahalia Jackson y mi papá escuchaba a Bobby Blue Bland. Cuando combinas a los dos, básicamente, eso define mi sonido. Mi creatividad proviene de vivir y respirar cada día. Despertar y ver lo que trae el día. Intento crear a partir de experiencias de vida. Cada vez que intento escribir un resumen, no funciona. Simplemente no parece puro. Escribir desde la experiencia es, como citar líneas de una película favorita, lo recuerdo todo literalmente. Definitivamente, todo es impulsado por Dios.

Mike. ¿Con qué conocidos tuvo las experiencias más importantes? ¿Cuál fue el mejor consejo que alguien le dio?

Clarence. Una conversación en back stage con Junior Wells después de que abrimos para él en Ithaca, Nueva York, siempre se quedó conmigo. Nos sentamos y hablamos después de mi presentación, mientras su banda tocaba al comienzo de su show. Dijo: «Se supone que debo salir en esta canción, pero estoy disfrutando sentarme aquí a platicar contigo«. Llevaba un collar con la estrella de David alrededor del cuello. Me preguntó si sabía qué era y le dije que sí. Dijo: “Ama y respeta siempre al pueblo judío. Son como nosotros«. Y luego se levantó y caminó hacia el escenario. Tengo un montón de amigos cercanos de mi infancia que son judíos, incluido mi manager Scotty, quien ha sido mi amigo desde segundo grado. Todos crecimos juntos en la sección Hill de Scranton. Sus palabras se aplican a cualquier raza, religión o nacionalidad. Las personas son personas.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de conciertos, jams, actuaciones y sesiones de estudio que le gustaría compartir con nosotros?

Clarence. Hice una sesión con Lucky Peterson en Hartford, CT. Nuestra sesión se reservó justo después de la suya, y terminó merodeando. Tocó conmigo en dos de las pistas que nunca publiqué, y ahora que lo pienso, ¡necesito desenterrarlas! Lucky me preguntó si me alojaba en el mismo hotel que él y si sabía algo sobre Hartford. La respuesta a ambos fue sí, y me dio el número de su habitación. Eso fue todo, ¡festejamos el resto del tiempo!

En otra ocasión, cuando estaba con la banda de Greg Palmer en Hilton Head, Carolina del Sur, estábamos tocando en el Marriott y Stevie Wonder y su séquito entró. Buscaban un lugar para comer, pero el restaurante estaba cerrado. Greg les dio algunas sugerencias y lo invitó a regresar y unirse a nosotros después, ¡y lo hicieron! En esa banda, nos mantuvimos al día con más de 300 canciones en nuestra lista de canciones (música de Neil Diamond, Lou Rawls, Prince, George Benson, etc.), por lo que fue fácil lanzar un popurrí completo de canciones de Stevie Wonder esa noche. Terminamos tocando 8 o 9 de ellos, ¡CON ÉL! Imagínese tocando canciones como «Part Time Lover» y «I Just Called to Say I Love You» con Stevie. Nunca lo olvidaré. Su manager y yo hablamos de que yo fuera a Phoenix para trabajar un poco con ellos, pero nunca hice el viaje.

Mike. ¿Qué es lo que más extraña hoy de la música del pasado? ¿Cuáles son sus esperanzas y temores para el futuro?

Clarence. Extraño los solos dobles de guitarra, como se solía escuchar a de The Eagles, Bad Company, The Allman Brothers, es un arte perdido. Todos están ahí afuera tratando de cortar cabezas y sin tomarse el tiempo para componer grandes solos como esos. Espero que podamos obtener más reconocimiento para los gigantes y grandes que aún viven y estaban allí cuando todo comenzó, pero no escuchamos mucho sobre ellos.

Los han olvidado los jóvenes de veintitantos hoy en día, porque en realidad aquellos vivieron el blues y lo crearon. Y espero que podamos mantener el foco en el blues de hoy, hecho por personas que realmente lo han vivido. Personas que saben cómo se siente correr para otro lado cuando ven a la policía o se arriesgan a comportamientos discriminatorios; y toda esa sensación de pánico cuando ves que las luces rojas y azules se encienden detrás de ti. La música en sí es parte del blues, pero el blues también es un sentimiento y una experiencia que se expresa a través de la música. Algunos lo expresan a través de la danza. Otros a través de la poesía.

Mike. ¿Qué diría que caracteriza la escena del blues de Pensilvania en comparación con otras escenas de Estados Unidos?

Clarence. En realidad, no hay una gran escena de blues regular en PA, pero hay focos de actividad en el área de Filadelfia y Pittsburg. También hay algunos festivales de blues populares, como Billtown Blues Festival, Briggs Farm Blues Festival, Lancaster Roots and Blues, Reading Blues Festival, Pittsburgh Blues Fest y más. En el área de Scranton y NE Pennsylvania, definitivamente tenemos una escena musical fuerte en general. En el 89, formé la ‘West Third Street Blues Band’ para ayudar a llenar ese vacío de blues, y caray, la gente surgió de todas partes.

Mike. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que ha aprendido de su experiencia en los caminos de la música?

Clarence. Hay que respetar y no competir. La camaradería es un arte perdido. Los artistas calientes, jóvenes y llamativos no están haciendo nada nuevo, pero son jóvenes guapos y captan mucha atención. Sin embargo, son importantes para mantener la escena en marcha, no me malinterpretes.

Pero vuelvo a lo de honrar y reconocer las raíces y mantener vivo ese recuerdo. Pienso en los tipos como Otis Rush y Hubert Sumlin que eran explosivos, pero nadie les prestó atención hasta que su música fue versionada por las bandas de rock blanco. De hecho, Hubert Sumlin TODAVÍA no ha sido incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll. ¿Por qué? Pienso en todo el trabajo que hizo Scott Rosenbaum con la película ‘Sidemen: Long Road to Glory’, y en sus esperanzas de que le diera un empujón adicional a las oportunidades de inducción de Hubert, y todo lo que puedo hacer, es negar con la cabeza.

Mike. ¿Cuál es el impacto del blues y el soul en las implicaciones socioculturales? ¿Cómo quiere afectar a las personas?

Clarence. Para mí, personalmente, quiero que mi música comparta mensajes de igualdad y mensajes de esperanza. Las adicciones se han desenfrenado en este país, pero hay recursos y lugares para obtener ayuda y apoyo. Incluso quiero compartir experiencias en común, como la pérdida de un hijo, como hice con mi canción «K-Man«. La gente se me acerca llorando después de escuchar esa canción, porque también tienen un «K-Man» en sus vidas. Supongo que es nuestra experiencia humana compartida y ayudar a las personas a saber que no están solas.

Mike. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, ¿adónde y por qué querría ir durante todo un día?

Clarence. Un día no sería suficiente para esto, pero daría cualquier cosa por volver y tener más tiempo con mi hijo, Khalique. Mi K-Man. El verano era nuestro momento para hacer cosas juntos, y realmente lo extraño mucho en este momento. Musicalmente, me encantaría volver a los años 20 y 30 con las grandes bandas, los cabarets, los salones de baile y los bares clandestinos y ser parte de toda esa escena. O volver a la era de los derechos civiles, para tener la oportunidad de hacer música con un impacto poderoso, como lo hizo Nina Simone.