Carolyn Wonderland: Tempting Fate

Carolyn Bradford, o bien, Carolyn Wonderland nació en Houston, Texas en 1972; creció en una casa llena de música e instrumentos. Comenzó a hacer música a los seis años, y a los ocho ya había decidido, en su propia mente, que sería músico. Después de tocar la guitarra Martin vintage de su madre imitando el famoso movimiento del molino de viento de Pete Townsend, se le prohibió usar plumillas. Debido a eso, desarrolló su agresivo y distintiva forma de tocar la guitarra, simplemente con los dedos.

Sus primeras influencias incluyen, en principio a su madre, y después a las leyendas de la guitarra de Houston: Albert Collins, Jerry Lightfoot, Joe «Guitar» Hughes y Little Screamin’ Kenny, así como a la vocalista de blues y soul, Lavelle White. Cantar fue algo natural para ella, al igual que aprender a tocar casi todos los instrumentos que le llegaban a sus manos. Actualmente, toca guitarra, trompeta, acordeón, lap steel, piano y mandolina; y también es una excelente silbidora.

Desde que realizó su primer concierto profesional a los 15 años, no ha dejado de cantar y hacer música. Su música incluye una mezcla atrevida de canciones originales atemporales y reinvenciones de algunas de sus favoritas, que van desde el caliente blues eléctrico hasta las baladas profundas y sentidas, el country cósmico y el Tex-Mex conmovedor.

Cada una de sus canciones está impulsada por su guitarra con un estilo contundente pero melódico con sabor a Texas, y por su voz plena con el corazón por delante. Ha grabado diez álbumes, incluidos cuatro producidos por el famoso músico, Ray Benson, fundador de la banda Asleep At The Wheel, ganadora de varios premios Grammy.

Carolyn, quien pasó los últimos tres años como guitarrista principal en los afamados Blues Breakers de John Mayall, ahora se une a la familia Alligator Records, y llega con el papel de ser la primera mujer heroína de la guitarra en los 50 años de historia del sello. Su canto emocionante y profundo coincide con su destreza en la guitarra nota por nota. Y además, tiene un don para escribir canciones que suenan a clásicos instantáneamente. Hace su debut en Alligator Records, con el álbum Tempting Fate, producido por Dave Alvin, resultando ser el siguiente capítulo de la notable historia de Wonderland, una que ya está repleta de innumerables y coloridas experiencias únicas en su vida.



En Tempting Fate, Carolyn ofrece diez canciones fascinantes, incluidas cinco originales (y una coescrita con su compañero Greg Rzab de la banda de Mayall). 1. Fragile Peace and Certain War; 2. Texas Girl and Her Boots; 3. Broken Hearted Blues; 4. Fortunate Few; 5. Crack In the Wall; 6. The Laws Must Change; 7. Honey Bee; 8. On My Feet Again; 9. It Takes a Lot To Laugh, It Takes a Train To Cry; 10. Loser.

En cada canción, desde el candente Broken Hearted Blues hasta la tierna y conmovedora Crack In The Wall, pasando por la pieza de amor por su colección de botas, Texas Girl And Her Boots, hasta Fragile Peace And Certain War, con carga política, o a la grandiosa versión a Loser de Grateful Dead, Wonderland se sumerge por completo en su música. Su brillante dueto con Jimmie Dale Gilmore en It Takes A Lot To Laugh, It Takes A Train To Cry de Bob Dylan redefine la canción. Su explosivo trabajo de guitarra y su imponente voz en The Laws Must Change de John Mayall hacen que parezca una de sus propias composiciones.

Además de los miembros de su banda de toda la vida, el bajista: Bobby Perkins y el baterista: Kevin Lance, que tocan en todas las canciones, los invitados especiales incluyen al mencionado Gilmore, a Cindy Cashdollar en la guitarra lap steel, a Marcia Ball en el piano, a Shelley King en los coros, a Jan Flemming en el acordeón y a Red Young al órgano y piano, con el productor Dave Alvin tocando la guitarra en tres temas.

¡Simplemente… una obra fabulosa!