De Frank Roszak Promotions

Polly O’Keary and the Rhythm Method: 50

Hace un siglo, el blues nació en los campos del sur, tocado en los porches y en los pequeños bares de los bosques junto a una lámpara de queroseno. Los tiempos han cambiado, y hoy en día es raro encontrar a un músico de blues que haya crecido recogiendo algodón y volviendo a casa para aprender a tocar a la luz de esa lámpara de queroseno.

Polly O’Keary ciertamente no recogió algodón. Ella recogió manzanas. Pero aprendió a leer música con una lámpara de queroseno, en una cabaña de troncos, en una parte remota del estado de Washington. Comenzó a tocar en bares de expatriados en México a los 16 años, y en el este de Washington, sirviendo abrevaderos para trabajadores agrícolas rurales a los 17 años. Abandonó la escuela con una educación de octavo grado y se casó con un hombre encarcelado a la edad de 18 años. Cuando tenía 21 años había acumulado más horas en el escenario que la mayoría de los músicos que le doblaban la edad.

 A los 28 años, al ver a Jeff Healey en el bar de un amigo en Canadá, se obsesionó con el blues, estudiando y practicando el género hasta que el síndrome del túnel carpiano dejó temporalmente sus manos casi inmóviles, y rápidamente llamó la atención en la escena del blues del noroeste del Pacífico con su poderosa y emotiva voz, y su frenética presencia escénica.

Hoy en día, es estudiante de un doctorado, es una bajista que ha viajado por el mundo, una de las cantantes y compositoras de blues más premiadas del estado de Washington (seis veces reconcoida como mejor vocalista femenina de la Washington Blues Society, cuatro veces mejor compositora de blues, etc.). Su música refleja la vida de una mujer de blues moderna; ella ha visto al río subir y arrasar con todo, ha vivido para reír, cantar y escribir música sobre él.

Polly O’Keary es una mujer de blues moderna, arraigada en la tradición, pero actualizada al siglo XXI. Con influencias del zydeco, country, funk, jazz, rockabilly, surf y rock and roll, ella y su trío, Polly O’Keary and the Rhythm Method, que formó con su esposo: Dave Miller y con el experimentado baterista, Tommy Cook, llevan su interpretación ardiente y alegre del blues actual a las audiencias de Estados Unidos y Canadá.



Este 2021 ha resultado un gran año para la banda, el trío de blues rock más importante de Seattle en giras a nivel nacional. Los miembros de la banda han cumplido 50 años este año, un acontecimiento celebrado con el conciso título del álbum: “50”. El álbum, el sexto de la banda, incluye 11 temas propios que reflejan la sabiduría, la experiencia y la habilidad ganadas con tanto esfuerzo que se han ganado en décadas en los escenarios y en el estudio.

Este año también marca la nominación de Polly O’Keary para ser incluida al Salón de la Fama de la Washington Blues Society, por su distinguida carrera como compositora, vocalista, bajista y líder de banda. Y este álbum es el primero en presentar al guitarrista, Dave Miller, como vocalista principal en tres canciones originales. Un punto en común a lo largo del álbum son las reflexiones sobre su vida en la música y acerca del lado equivocado de las grabaciones.

Lista de canciones: 1. Brand New Day; 2. Too Much Like I Care; 3. Can’t Catch Me; 4. Smiling; 5. You Better Think; 6. People On The Corner; 7. Strange Way of Showing Love; 8. ABC’s; 9. I’m Not Guilty; 10. Love in Waiting; 11. American Highways. Los invito a descubrir la calidad de este brillante álbum y, por supuesto, la de los músicos que componen esta experimentada agrupación de blues contemporáneo, interpretando once atractivos temas originales, de bastante buen gusto.