Slim Harpo, el Rey del Pantano

El mes de enero marcó la vida del máximo exponente del Swamp blues, James Isaac More, mejor conocido como Slim Harpo, quien nació en el mes de enero de 1924 en Lobdell, West Baton Rouge Parish, y murió también en el mes de enero de 1970 a la temprana edad de 46 años. 

El Swamp blues o blues del pantano es un estilo que surgió a partir del Louisiana blues y es conocido principalmente por sus ritmos lentos, los cuales dominan a una música desenfadada y alegre. Así mismo, en sus sonidos pueden encontrarse influencias de la música cajún o zydeco, creada en Baton Rouge, Louisiana. A pesar de que gran parte de los intérpretes del Swamp blues procedan de Baton Rouge, este estilo suele asociarse con el productor discográfico J. D. Jay Miller originario de Crowley, Louisiana. Miller realizó muchas grabaciones de Swamp blues a través de sus sellos discográficos, además, en otras discográficas a nivel estatal como la de Ernie Young «Excello Records».

«El blues del pantano de Baton Rouge fusiona todas las cosas de Louisiana: piano, un sustento rural más obvio en inflexiones vocales y percusión, guitarra eléctrica vibrante y exuberante… y una evocación espiritual del pantano propiamente dicho«, escribió el autor Rick Koster en Louisiana Music.



Con tan solo 13 años de carrera musical y sin haber destacado como un showman en la escena del blues (comparado con otros bluesman), Slim Harpo fue un músico que influenció a toda una generación, sobre todo de bandas que conformaron la llamada ola inglesa en los años sesenta, toda vez que fue un músico que logró crear un estilo que fusionaba diversos géneros como el blues, el soul, el rock y en ocasiones hasta el country.  

Huérfano a los 10 años, Harpo se traslada a la ciudad de New Orleans para trabajar en los muelles y así poder mantener a sus dos hermanos menores. Posteriormente regresa a su ciudad natal e influenciado por Little Walter, Harpo aprende a tocar la armónica. Utilizando originalmente el nombre de Harmonica Slim comienza a trabajar a dúo con un guitarrista ya establecido en la región de Lousiana de nombre, Otis Hicks, mejor conocido como “Lightnin’ Slim” a mediados de la década de los 50.   

En el año de 1956 el productor de discos J.D. Jay Miller, que para ese entonces ya había trabajado con Lightnin’ Slim y con otros músicos de blues de Lousiana en sus estudios de Crowle, grabó por primera vez a Slim Harpo, contribuyendo en crearle un estilo único que se puede escuchar en sus primeras grabaciones tales como “I´m a King Bee” que fue grabada por The Rolling Stones en su álbum debut de 1964, y “I Got Love if You Want it”. Harpo colocaba un pañuelo sobre su armónica provocando un sonido turbio y cantaba de una manera deliberada y constante.



Martin Hawkins, en su libro “Slim Harpo, Blues King Bee of Baton Rouge”, señala: «Miller siempre se esforzó mucho en producir un disco distintivo, y pronto desarrolló un sonido reconocible, con un eco característico y una percusión inusual«. 

Para sus giras logró conformar una banda solida formada por el guitarrista, Rudy Richard, el bajista, James Johnson y el baterista, Jesse Kinchen, quienes se referían a Harpo como un hombre tranquilo y relajado pero exigente. James Johnson comentó en alguna ocasión: “Tenías que hacer lo que Slim decía. No era un tipo realmente difícil de tratar, pero se salía con la suya”. “Era un tipo agradable, agradable, pero realmente hablaba en serio. Quería que todos intentaran hacerlo bien”.

El mayor éxito de Slim Harpo llegaría con su sencillo de 1966 ‘Baby Scratch my Back’, una de las últimas canciones que grabó con Jay Miller antes de que expirara su contrato. En sus últimos años mantuvo una agitada agenda de grabaciones y actuaciones, su música fue acogida cada vez más por el público blanco del rock & roll. Tocó en Chicago y Nueva York, abrió para Ten Years After y los Bluesbreakers de John Mayall en el Fillmore East y, difícil de imaginar, apoyó a Alice Cooper en un club en Sunset Boulevard de Los Ángeles.



La vida de Slim Harpo no fue nada fácil, y prueba de ello es que no vivió de la música, tenía que trabajar como chofer de chatarra y de caña de azúcar para poder solventar los gastos de su familia. La mayor parte de su carrera trabajó en Lousiana, sin embargo, también hizo giras por Los Ángeles en donde tocaba en el legendario, Whisky a Go Go, y en el Fillmore East de Nueva York, incluyendo una gira con James Brown.

Harpo siempre uso una guitarra Gibson ES-330, motivo por el cual dicha marca lanzó una con su firma creando el modelo, Lovell ES-330, en homenaje a Lovell More, su manager, coautora en muchos de sus éxitos y compañera de vida. La carrera de Harpo apenas iba en ascenso para por fin alcanzar el éxito que tanto había buscado cuando un infarto lo sorprendió a los 46 años de edad.



Estuvo a punto de grabar un nuevo álbum y justo sucedió cuando se estaban haciendo los arreglos para que realizara una gira por Europa. Si hubiera vivido, es probable que hubiera sido un músico frecuente en el New Orleans Jazz & Heritage Festival, fundado en el año de su muerte, ocupando su lugar junto a leyendas como James Booker, y el Professor Longhair.

En nuestros días, el legado de Harpo se mantiene gracias a los músicos de blues arraigados en Louisiana que infunden su propia música con matices del blues de Harpo y defienden abiertamente la influencia en sus carreras. Músicos contemporáneos como Kenny Neal continúan llevando el estandarte del blues del pantano originalmente plantado por Harpo. Cualquier banda de blues o rock arraigada en el área de Baton Rouge incluye una canción de Harpo en su repertorio.

Además, la comunidad del blues ha acogido a Harpo y su trabajo, especialmente en sus antiguos terrenos de Baton Rouge. Harpo y su música son prácticamente la piedra angular sobre la que se ha construido la Baton Rouge Blues Foundation. Los premios anuales de blues regionales de la organización se denominan premios: Slim Harpo. Desde hace muchos años, «No es como el blues de Chicago o el blues de Texas«, decía Benoit. «Es un estilo de música muy relajado y pantanoso, como si alguien estuviera tocando en su porche en el pantano«.