Reseña de ‘Nacidos Bajo Un Buen Signo V’

Nacidos Bajo un Buen Signo V: los caminos del blues moderno

Aunque los acoplados de carácter independiente no son éxitos de ventas, sirven para dar a conocer a nuevas agrupaciones o para conseguir temas inéditos o raros que son buscados por los coleccionistas o fanáticos de tal o cual género musical. Tal es el caso de la nueva entrega de Nacidos Bajo un Buen Signo, Volumen V, un estupendo disco que encaja muy bien en el perfil del llamado blues moderno. Particularmente, es el segundo material discográfico de Cultura Blues disponible en plataformas digitales como Spotify, iTunes, Apple Music, Amazon Music, Youtube, Google Play y otras.

Estamos en presencia de diez temas originales de artistas que representan a cinco estados de la república mexicana: Puebla, Quintana Roo, Michoacán, Ciudad de México y Querétaro; además de la participación de cuatro agrupaciones extranjeras de España, Brasil, Grecia y Paraguay.

El disco abre con una pieza muy vigorosa dentro de los terrenos del blues-rock. Se trata de «Fall«, en la interpretación de Jimena Segovia y su banda, los Sabrosos. Es una descarga eléctrica al más puro estilo de los temas que desatan slam en las audiciones en vivo. Requinto penetrante, distorsionado, y ritmo muy heavy, ideal para comenzar de buen humor esta incursión por los nuevos caminos del sincopado ritmo, que buscan trazar agrupaciones como la de Jimena, cuyo estilo vocal es limpio, bien impostado y siempre cumplidor. Los guiños hacia la Janis son inevitables.

La continuación lógica dentro de estos ambientes densos y rockeros, la constituye el tema «South of Memphis«, de los españoles Uncle Sal. El ritmo hipnótico, como si fuera un boogie a destiempo, es el escalofriante marco para una voz rasposa y acordes pesados. No hay pierde, es una canción que seguramente emocionará a jóvenes que buscan alturas sónicas como las emprendidas por ZZ Top.

En seguida viene un giro refrescante. Los acordes emotivos de «O Pobre e o Rico«, interpretados por el grupo brasileño de Blenio Blues, le otorgan al álbum una cara distinta por su ritmo pegajoso y su limpia ejecución. Es un rhythm and blues actual pero sin llegar a la distorsión. De alguna manera esta canción me hizo recordar a una similar grabada hace tiempo por los españoles «Reyes del Nocaut», aunque aquí no participa la armónica sino más bien se trata de un dueto de guitarras muy bien coordinadas, tanto en riffs como en acompañamiento, y la ejecución vocal, muy juvenil pero siempre impostada correctamente.

Los poblanos de Serpiente Elástica se hacen presentes con «Por las Calles Va Mi Amor«, un tema lento y romántico, en el que despliegan todo el oficio acumulado en años y años de brillante labor musical en nuestra provincia, y que desborda técnica y sentimiento en armónica, guitarra y vocales, siempre precisos y llegadores. Un blues original cantado y vivido en español. Bravo por ellos.

El toque juglaresco lo ofrece «Free birds a Song About Latin America«, un tema acústico ejecutado por Eliana One Women Band, de Grecia. Los elegantes acordes de guitarra con adornos de slide, son el marco ideal para una voz enérgica pero bien matizada.

Eliana me hizo recordar a otras cantantes que transitaban del folk al blues, y de ahí a la canción de protesta, como Joan Baez. Sería formidable que ella hiciera una versión en español de este tema, por lo interesante de su lírica, además de que su estilo vocal -más bien, grueso- no es muy común escucharlo en intérpretes femeninas de estos rumbos.

Y para continuar en atmósferas tranquilas, la canción «De Aquí, de Allá«, revela detrás de su evidente tributo a Facundo Cabral, un espíritu feliz y empecinado por vivir la vida como venga, pero con la convicción de hacer aquello que enriquezca el alma. La síncopa elegida es muy afortunada, muy disfrutable, inclusive con tintes jazzeados, muy finos. Estamos en presencia de un aleccionador ejemplo de la música que produce Perikles y La Impredecible Blues, un combo que mezcla a Argentina con México.

«No Volverán» de JC Cortés Band, agrupación asentada en Morelia Michoacán, nos ofrece en esta ocasión una balada llena de nostalgia por los tiempos idos y las personas que ya se fueron. Grupo camaleónico, es frecuente que en cada acoplado de este tipo, JC Cortés eliga rirtmos y tratamientos distintos, por lo que a lo mejor la gente no lo ubica con facilidad. Si bien este tema no es blues, es, por otra parte, un ejemplo elegante de las fusiones limpias y bien cuidadas que la agrupación puede alcanzar.

El toque funky del álbum lo otorga «I Saw the Light«, de Haase One Man Band, de Paraguay. Desde siempre los instrumentos solistas destacan con singular importancia en el blues. Quizá el último guitarrista hipnótico que figuró gracias a su emocionante crudeza fue T Model Ford. Los guiños de su estilo podemos escucharlos aquí. Acordes, riffs y slide se conjugan brillantemente en una melodía bailable, en donde inclusive la vez sepulcral no desentona con el conjunto armónico, otorgando un giro afortunado al disco.

La aportación de Phil Daniels, el guitarrista inglés que milita en la Rhino Bluesband, adquiere la forma de una brillante melodía acústica llamada «Walking Boogie«. Los acordes son muy disfrutables, lo mismo que la voz. Phil maneja lo mismo descargas eléctricas rotundas que atmósferas intimistas, en donde la tranquilidad se posa para que el fanático viaje y disfrute de acordes sencillos pero pulcros, con la mezcla perfecta de letras y sonidos, emociones y silencios.

El cerrojazo del disco aparece en forma de muralla sónica. «Kamikaze«, de la agrupación Rumorosa Blues Band, grabada en directo, es un lamento profundo y amargo, como si se tratara de un animal herido, en concordancia con una letra demandante. Los altos decibeles no impiden la emoción de sentir su oscuro mensaje.

El ritmo machacante, que al principio parece hipnótico, al final adquiere ráfagas depredadoras que desatan la emoción del respetable público, quien no tiene otra opción que aplaudirlos calurosamente, como también lo hacemos nosotros luego de escuchar los diez temas que integran el volumen V de Nacidos Bajo un Buen Signo, una obra musical altamente recomendable y propositiva.

¡Bienvenida sea!