De Frank Roszak Promotions

Mississippi Heat: Madeleine

Pierre Lacocque’s Mississippi Heat: Madeleine (Van Der Linden Recordings 2022)

Estamos ante otra extraordinaria producción discográfica de una banda tradicional en el estilo clásico del blues de Chicago, me refiero a Mississippi Heat, inteligentemente liderada por Pierre Lacocque desde hace un poco más de 30 años, de hecho, se hace referencia de que es en celebración de esas tres décadas.

Madeleine es el decimotercer álbum de Mississippi Heat, fue grabado y mezclado en los prestigiosos estudios V.S.O.P de Chicago; y masterizado por Paul Blakemore en Nashville, TN., es coproducido por Lacocque y Michael Freeman, ganador del premio Grammy en 2011 por el álbum, Joined at the Hip de Pinetop Perkins y Willie “Big Eyes” Smith. Freeman también fue Presidente del Consejo de Administración de la Blues Foundation. Este disco es el sexto proyecto colaborativo de Pierre y Michael.

Las 12 piezas originales han sido escritas por Pierre, dos de ellas en colaboración con Michael Dotson (8 y 11), y una por Inetta Visor (12), esta última arreglada por Michael Dangeroux. Lista de temas 1) Silent Too Long; 2) Batty Crazy; 3) Havana en mi Alma; 4) Uninvited Guest; 5. Nothin’ I Can Do; 6) Empty Nest Blues; 7) Ridin’ on a Hit; 8) Everybody Do Somethin’; 9) Madeleine; 10) At the Lucky Star; 11) Truth Like Rain; 12) Trouble.

Músicos en la grabación: Pierre Lacocque: armónica; Inetta Visor: voz (3, 6, 12); Daneshia Hamilton: voz (2, 5, 7, 10); Lurrie Bell: voz (4), guitarra (4, 5, 9); Carl Weathersby: voz (1), guitarra líder (3 intro, 6, 12); Michael Dotson: voz & guitarra líder (8, 11), excepto (1, 5, 7, 9, 12); Giles Corey: guitarra rítmica (todos los tracks, excepto 11), guitarra líder (1, 2); Brian Quinn; bajo acústico y eléctrico; Terrence Williams: batería (todos los tracks, excepto 2, 4, 9).

Además, Kenny “Beedy Eyes” Smith: batería (2, 4, 9); Chris “Hambone” Cameron: órgano B-3, piano wurlitzer, clavinete & piano (todos los tracks, excepto 2, 7, 11 donde aparece, Johnny Iguana); Marc Franklin: trompeta (3, 6, 7, 10); Kirk Smothers: sax (3, 6, 7, 10); Nanette Frank, Diane Madison & Mae Koen (alias “Nadima”): coros (3, 6, 7, 10, 12); Rubén Álvarez: percusiones (3, 10).

Para abrir el disco, Silent Too Long, es la elegida. Carl Weathersby canta esta pieza rítmica sobre una mujer que se queja tanto que pierde el sueño y se ahoga en todas sus demandas. Pierre destaca en la armónica al igual que las guitarras de Corey y Dotson. Pierre arranca la pieza para que Daneshia Hamilton se haga cargo de la voz en Batty Crazy, un shuffle a ritmo medio, que es sobre un amante que ha vuelto a sus viejos hábitos y que se irá a la cárcel si no cambia sus formas. Kenny Smith toca la batería con su característico estilo, mientras el bajo de Brian Quinn hace lo suyo con gran soltura.

La maravillosa, Inetta Visor canta, Havana en mi Alma, donde la banda incluye la sección de metales para tocar con estilo latino (un poco reggae), el solo de Pierre es, como siempre, acertado y espectacular, tanto como el de la trompeta de Marc Franklin. Un profundo blues lento, Uninvited Guest, es el tema que presenta a Lurrie Bell en la voz, y a la banda de Kenny Smith, The House Bumpers, apoyando a esta pieza de Pierre muy inspirada, con una armónica genial. El tormento personal continúa en la ardiente y movidita, Nothin’ I Can Do, en la que Daneshia regresa para declarar que es incapaz de expresar su afecto por el hombre que ama, porque sabe que tiene a otra mujer a su lado.

Inetta viene entonces con Empty Nest Blues, otro suave shuffle alimentado por los metales y la armónica. Es una canción que ofrece una visión interesante de la paternidad. La casa está vacía, pero en lugar de anhelar compañía, quiere que a ella la dejen sola. A continuación, Ridin’ on a Hit, presenta a Johnny Iguana en el piano, mientras Daneshia canta y celebra sobre los viajes de la banda de Chicago a Tokio y de regreso, a ritmo de rock and roll. Michael Dotson toma el control y colabora con Pierre en Everybody Do Somethin’, un rock blues sabroso con guitarra slide al frente.

Madeleine, es la pieza central del álbum. Una bella melodía instrumental con armónica, por supuesto. Con ella, Pierre rinde un tributo a su abuela materna, y como dice él, a su abuelo también. La acción y Daneshia están de regreso en At the Lucky Star, una especie de fusión con ritmo afrocaribeño. Otra aportación de Dotson es este nuevo y elegante blues lento, Truth Like Rain, que presagia de buena manera el gran final. Y en efecto, este buen álbum termina con un gran tema de Chicago blues, escrito y cantado por Inneta…

¡Feliz 30° aniversario Mississippi Heat!