Blues de Chicago a París

Kenny “Blues Boss” Wayne – Blues From Chicago to Paris – A Tribute to Memphis Slim and Willie Dixon

(Stony Plain Records 2022)

Kenny «Blues Boss» Wayne no solo es uno de los pianistas de blues y boogie contemporáneos más destacados, sino que también está extraordinariamente bien empapado en la orgullosa historia del género elegido. El legendario maestro, fue incluido en el Salón de la Fama del Piano Boogie Woogie en Cincinnati, Ohio en 2017. La revista Living Blues lo reconoce por su carrera de seis décadas, por devolver el piano a las primeras filas del blues contemporáneo. Este ganador del premio Juno, ganador de la WCMA y ganador de múltiples premios Maple Blues, está a la vanguardia del piano de blues moderno.

Con su nuevo álbum, Blues from Chicago to Paris, rinde homenaje a dos de las leyendas del blues de Chicago de posguerra: Memphis Slim (Peter Chatman), y Willie Dixon. Centrado en particular en el período en que los dos gigantes del género se unieron para recorrer el mundo a finales de la década de 1950 y principios de la década de 1960, el álbum presenta una colección completa de sus canciones favoritas, así como esas melodías innovadoras que han inspirado e influenciado a los músicos de blues desde entonces.

El resultado son las 17 canciones de un álbum inteligentemente concebido y ejecutado con entusiasmo por Kenny Wayne y los músicos a los que llama, sus «dos cuates», Russell Jackson en el bajo acústico, y Joey DiMarco en la batería.

Lista de canciones: 1) Rock and Rolling This House (Memphis Slim). 2) The Way She Loves A Man (Willie Dixon). 3) New Way To Love (Willie Dixon). 4) Reno Blues (Willie Dixon). 5) African Hunch (Willie Dixon). 6) Just You and I (Willie Dixon). 7) Messin’ Round [With The Blues] (Memphis Slim). 8) One More Time (Willie Dixon). 9) Somebody Tell That Woman (Willie Dixon). 10) Stewball (Memphis Slim). 11) After While (Willie Dixon). 12) Got You On My Mind (Willie Dixon). 13) Don’t Let The Music Die (Willie Dixon). 14) Pigalle Love (Memphis Slim). 15) I Ain’t Gonna Be No Monkey Man (Willie Dixon/Leonard Caston). 16) I Got A Razor (Willie Dixon). 17) Wish Me Well (Memphis Slim).

El maravilloso tributo inicia con un sabroso boogie woogie (¿o rock and roll?), Rock and Rolling This House, original de Memphis Slim, una pieza sumamente rítmica que incita de inmediato a mover el esqueleto. Le siguen cinco piezas espléndidas del maestro Willie Dixon: The Way She Loves A Man, un buen blues movidito. Después, viene un poco de calma, con un blues lento, extenso y espectacular llamado, New Way To Love. En Reno Blues, el swing marca el ritmo muy jazzy, con una deliciosa melodía. Para la siguiente pieza, African Hunch, tenemos una corazonada de que esto seguirá ardiente con el ritmo boogie woogie y el piano en todo su apogeo. ¡Y acertamos, sin duda! El quinteto de las primeras piezas de Dixon en el disco, concluye con, Just You and I, otra joyita, indudablemente.

Después de una gira con Willie Dixon en 1960, Memphis Slim decidió dejar Chicago para vivir en París, Messin’ Round [With The Blues], es una de sus piezas estelares, y aquí está bastante bien interpretada. Para disfrutar en una noche de luna llena con una copa de vino. Una vez más, dos de Willie Dixon: One More Time, y Somebody Tell That Woman, la primera, una tonada estándar de blues que brilla con su pequeño cambio inesperado de ritmo. Y la segunda, otro delicioso boogie woogie con un solo de piano sensacional.

Un alimento para el alma es el siguiente track original de Memphis Slim, Stewball, una pieza muy bluesy y sensual. Y en la continuación del banquete, tres de Dixon: After While, tonada rítmica y muy alegre. Got You On My Mind, un bluesecito sabrosón que había escuchado con cierta frecuencia en interpretación de Eric Clapton, la que por cierto tiene en sus créditos en los discos de Eric a Joe Thomas/Howard Biggs. Y, Don’t Let The Music Die, culmina esta tercia de piezas reinas con harto boogie woogie en su ritmo.

Pigalle Love, una baladita blues con mucho swing firmada por Slim, inicia el último segmento de la obra. I Ain’t Gonna Be No Monkey Man, que nos remite a las antiguas grabaciones de Willie Dixon con su banda: The Big Three Trio. La última de Dixon en el disco es la muy tranquila, I Got A Razor. El final de estos extraordinarios 70 minutos de piezas de piano blues, se viene con otra joya, Wish Me Well de Memphis Slim.