Por Los Senderos del Blues. Crónicas

«Por los Senderos del Blues, Crónicas» de Raúl De la Rosa, es un libro que por mucho tiempo, varios de los seguidores del blues en México habíamos estado esperando a que se publicara. Y es el momento que ha llegado a hacerse realidad. Es para mí un gran gusto tenerlo, ya dentro de mi colección particular.

Hay muchos conceptos de dualidad en la vida, cómo verla, cómo vivirla, cómo andar por los diversos caminos que el destino nos va trazando. Algunos, deciden caminar tristes por ellos, recordando día a día, a veces hasta sin motivo, las cosas negativas, echando pestes, destilando envidias, promoviendo rencores, impulsando divisiones, realizando traiciones, señalando, criticando, destruyendo, sin ofrecer soluciones, atascado en el pasado, sin apoyar a los nuevos, sin respetar a los viejos, sin admitir el éxito de otros, y muchos más etcéteras.

Pero también, está el otro lado de la moneda, el que transita por los senderos de la vida con otra postura, ciertamente positiva, alegre, con hechos, con ejemplos, con claros impulsos, con sanos y firmes objetivos, logrando que la misma vida, le devuelva como merecido premio: el respeto, la admiración, la amistad, el reconocimiento, y muchas otros conceptos que hacen que esa misma vida, haya valido y siga valiendo la pena vivirla bien.

Y esto último, se identifica, sin duda con mi amigo, el maestro Raúl De la Rosa, promotor cultural, articulista de medios, productor, conductor y guionista de radio desde 1978 a la fecha, actualmente y desde hace 19 años, al frente del programa: Por los Senderos del Blues que se transmite por Horizonte 107.9 FM del Instituto Mexicano de la Radio, los viernes de 8:00 a 9:30 pm.; y que, por cierto le da nombre a su libro que hoy estoy por terminar de leer.



“Escribir sobre blues es una de las experiencias más gratificantes,

arduas, deliciosas, demandantes y difíciles

que existen en el vasto territorio del periodismo musical.

El maestro Raúl de la Rosa cumple ambas premisas:

sabe escuchar blues y sabe escribir sobre blues”.

Pablo Espinosa


Con este extraordinario párrafo, básicamente comienza la aventura de esta esperadísima obra. Una serie de textos escritos de manera coloquial, muy al estilo de Raúl, como si lo estuviéramos escuchando por la radio. Incluso al adentrarme en sus páginas, la lectura la hago así, como si escuchara su viva voz. Sin duda, esa deuda pendiente de Raúl, de dejar este legado por escrito de todas las travesías y sucesos tras bambalinas de los tan exitosos Festivales de Blues en México, empieza a cobrar vida. Varios de estos textos, habían sido publicados en La Jornada, justamente en su columna, Tiempo de Blues. Sin embargo, tenerlos a la mano es sumamente gratificante.

Los senderos de Raúl son vastos, en esto que es como una primera parte, de varias (eso esperamos), porque es lo relacionado hasta el cuarto festival, el desafortunado cuarto festival de 1982. No obstante, Raúl nos conduce con su clásico forma de contar las cosas, y que al menos en mí ha influenciado en mucho de lo que ahora me dedico con respecto al blues. En efecto, Raúl ha sido indudablemente una referencia importante para mi y para los blueseros de corazón en México. No dejen de adquirirlo y bueno, está por demás decir, y de leerlo con detenimiento. Verdaderamente, lo disfrutarán tanto como yo.