Son House: Forever On My Mind

Forever On My Mind, es un nuevo álbum con grabaciones nunca publicadas de Son House, vía Easy Eye Sound, el sello discográfico independiente de Dan Auerbach (cantante y guitarrista de The Black Keys), un disco que ha sido distribuido por Concord. Y con él, aprovechamos para hacer este merecido tributo a Edward James «Son» House Jr., quien fue uno de los máximos exponentes del blues del Delta del Mississippi, gracias a su emocional voz y a su destreza con el steel guitar.

Tras abandonar la iglesia a los 25 años, se dedicó en cuerpo y alma a tocar en directo por el Delta durante las décadas de los 30 y 40 convirtiéndose en la mayor influencia para Robert Johnson y Muddy Waters, y por tanto para muchos más de los que siguieron. Son House es considerado uno de los mejores bluesman de todos los tiempos.

Nació el 21 de marzo de 1902 en Riverton (Coahama Co.), MS., justo en lo profundo del Delta del Mississippi, logró tener dos momentos en su carrera como cantante de blues, uno corto allá por los años 30, y otro durante el renacimiento del folk blues de los años 60.

Su carrera antes de la guerra consistió en algunas piezas grabadas durante un viaje a Grafton, Wisconsin, el hogar de la Paramount Records, que solo se vendieron por cientos. Él, como muchos de sus contemporáneos, tocaba blues en fiestas locales, frituras de pescado y juke-joints, y rara vez ganaba mucho más que el precio de unas copas. Sin embargo, este es un hombre al que Muddy Waters se refirió como un rey. Su padre tocaba en la banda de música familiar y él creció en una plantación cerca de Clarksdale.

Estaba predicando en la iglesia cuando tenía quince años, además de trabajar en una variedad de trabajos. Aprendió por sí mismo a tocar la guitarra en algún momento alrededor de 1923 y pronto estaba actuando en fiestas caseras y en picnics locales. Un día, en 1928, House le disparó y mató a un hombre, se dice en defensa propia, por lo que pasó un tiempo en la penitenciaria, Parchman Farm; fue puesto en libertad en 1929 después de que un juez volviera a examinar su caso.

Después de cumplir una condena, comenzó a tocar en campamentos y bailes en el campo en Clarksdale con Charley Patton. A mediados de mayo de 1930, House acompañó a Patton al norte, al estudio de grabación Grafton de la Paramount. Con ellos en el viaje estaban Willie Brown y Louise Johnson. Con Willie Brown acompañándolo, Son House grabó diez temas, el miércoles 28 de mayo; posteriormente se emitieron ocho en cuatro discos de 78 rpm, por los que se le pagó 40 dólares.

La única palabra que describe el estilo de canto de House es ‘intenso’; pocos cantantes de blues, antes o después, han igualado su intensidad. Cuando Son cantaba blues había que creerle. Al parecer, sus sermones eran tan intensos como su blues. El segundo disco de Son fue «Preachin’ The Blues» en dos partes, en el que cuenta cómo el blues lo alejó de la iglesia.

Su trasfondo religioso combinado con su música profana creó lo que se ha descrito como el precursor de la música soul. Como muchos de sus contemporáneos, Son fue víctima de la Gran Depresión y del fracaso de Paramount. Simplemente regresó al Delta y continuó donde lo dejó, tocando en el círculo habitual de picnics, fiestas y conciertos mal pagados.

Sus discos apenas se vendieron, como muchos los de otros bluesmen que grabaron solo unos pocos temas y luego desaparecieron. A 75 centavos por disco, era mucho para que una persona negra pobre gastara en esos tiempos económicos difíciles. Posiblemente vendieron algunas copias en las ciudades, pero con el negocio del algodón sufriendo peor que muchos otros, las posibilidades de que vendieran copias a la gente en el Delta eran casi nulas.

Las siguientes grabaciones de House fueron en 1941 y se realizaron por parte de Alan Lomax para la Biblioteca del Congreso, no realizadas para venderse comercialmente, sino para convertirse en una parte importante de la herencia musical popular de Estados Unidos. Grabó seis canciones en Lake Cormorant, Mississippi durante los mismos días que Lomax grabó a Muddy Waters en la Plantación de Stovall. Lomax volvió a grabar House en 1942; poco después, House se mudó a Rochester, Nueva York, donde trabajó para el ferrocarril y más tarde como chef de barbacoa.

No se volvió a saber de él musicalmente hasta 1964, cuando fue redescubierto en mal estado de salud, con problemas con la bebida, viviendo en un departamento con su esposa de 30 años. Fue encontrado por Dick Waterman, quien contaba cómo sucedió durante el verano de ese año.

Poco después de encontrar a House, Waterman le presentó a Al Wilson, quien luego se unió a Canned Heat. House tocó en el Newport Folk Festival y como Wilson, al igual ahora tocaba su guitarra con un slide de cuello de botella en afinación abierta, situación ideal para House que tuvo que volver a aprender sus propias canciones. Su actuación en el Festival puso a House en el camino hacia una audiencia más amplia que nunca hubiera podido imaginar cuando estaba grabando en la década de 1930.

En junio de 1965, Dick Waterman llevó a Son a conocer a Muddy Waters en un concierto. No se habían visto en más de 20 años. Uno de la banda de Muddy comenzó a burlarse de House y, en un instante, Muddy estaba parado sobre el tipo, agarrándolo por el cuello. «No te estés burlando de este hombre«. Y todo el mundo dijo ‘Wow‘. Y Muddy le dijo ‘No te burles de él. Cuando yo era un niño, este hombre era rey, ¿me oyes?’.

Firmó para grabar con CBS, y su álbum Father of the Folk Blues, le dio la oportunidad de tocar en Estados Unidos y Europa. Después de pasar los primeros años de la década de los 70 de gira, se retiró nuevamente para vivir en Detroit. Estuvo otros 14 años y murió a los 86, el 19 de octubre de 1988.


Son House – Forever On My Mind [Trailer]


Las ocho canciones de Forever On My Mind, fueron grabadas por el mítico escritor, fotógrafo y catedrático del blues: Dick Waterman, figura crucial del renacer del género en los 60. Waterman registró esta sesión en la primavera del 64 y había permanecido inédita hasta que llegaron a las manos de Auerbach que ha restaurado magníficamente las cintas de cuarto de pulgada, con una duración de 43 minutos.

Lista de canciones: 1. Forever On My Mind; 2. Preachin’ Blues; 3. Empire State Express; 4. Death Letter; 5. The Way Mother Did; 6. Louise McGhee; 7. Pony Blues; 8. Levee Camp Moan.