Colaboraciones Especiales

Pat Travers: el arte de viajar en el tiempo

Pat Travers, el ícono del blues rock y el mago de la guitarra, ha regresado al centro del escenario con un magistral nuevo álbum de estudio lanzado en agosto de 2022: The Art Of Time Travel.

Pat nació y creció en Toronto, Canadá. Poco después de tomar la guitarra a los 12 años, vio actuar a Jimi Hendrix en Ottawa. Travers comenzó a tocar en bandas a principios de su adolescencia; sus primeras bandas fueron Music Machine, Red Hot y Merge, que tocaban en clubes del área de Quebec. Mientras actuaba con Merge, el artista de rock, Ronnie Hawkins lo vio e invitó a actuar con él. A los veinte años, Travers se mudó a Londres y firmó un contrato de grabación con el sello Polydor, su álbum debut homónimo fue lanzado en 1976.

El nuevo disco es un testimonio sólido de la magia del estilo único de blues rock clásico de Travers, que tiene esa capacidad sobrenatural de transportar a los oyentes a un pasado no muy lejano cuando el rock era el rey y las guitarras dominaban las ondas de radio. Todo esto, mientras sigue sonando tan fresco y notable como siempre. De hecho, The Art Of Time Travel se remonta a la interpretación poderosa del apogeo de Travers a finales de los 70, cuando el artista encabezaba las listas de éxitos con álbumes candentes como, Crash and Burn y el álbum en vivo, Go For What You Know; pero aun así aborda temas actuales como la cuarentena del COVID en Breaking Up In Lockdown.

Una de las canciones más destacadas es el emotivo y catártico tributo de Travers a su amigo y mentor, Ronnie Montrose. Montrose fue uno de los guitarristas más talentosos e influyentes de su tiempo, cuyo profundo impacto en Travers se puede escuchar en el sencillo “Ronnie” y en “The Art Of Time Travel”.

La entrevista. Fotos por: Daryl Bughman

¿Cómo describirías el sonido y el repertorio del disco: The Art Of Time Travel? ¿De dónde viene tu creatividad?

Pat: Fui muy influenciado por Ronnie Montrose como guitarrista y líder de banda. Lo vi por primera vez tocando la guitarra para Edgar Winter. Me encantó su actitud como guitarrista principal. Siempre tenía esa mirada intensa en sus ojos como si estuviera listo para sacar un riff de guitarra humeante en cualquier momento. Se convirtió en un buen amigo y siempre era divertido hablar con él por teléfono. Una vez le comenté sobre su intensa mirada cuando lo había visto en vivo y me dijo que sus hermanos lo llamaban ‘Capitán Hi-beams’ cuando eran niños. Pensé que era divertido. Ronnie era un tipo muy, muy agradable y lo extraño.

The Pat Travers Band sigue siendo una banda en vivo increíble. ¿Cuál es el secreto?

Pat: Creo que porque disfruto lo que hago. Es algo en lo que soy bueno. Entonces, disfruto tocar en vivo y también disfruto creando, escribiendo, interpretando y grabando nuevas canciones. Todas esas cosas son muy importantes para mí. No puedo simplemente seguir tocando cosas que grabé hace años y tocarlas en vivo. Creo nueva música. Eso es en lo que soy bueno.

Siempre has sido conocido por tus presentaciones en vivo. ¿Qué es lo que más disfrutas de esas presentaciones?

Pat: Bueno, sabes que una vez que has hecho algo, se acaba y no puedes volver atrás. Es en el estudio, donde puedes lograr cosas para siempre, ya sabes. Cuando estás tocando en vivo, sabes que lo hecho, hecho está y no puedes volver atrás. Pero cuando todo funciona bien, es muy divertido y me encanta ver a la gente divertirse. Y lo admito, me gusta presumir. Quiero decir que es divertido. Soy bueno en lo que hago y me gusta presumirlo.

¿Cuánto ha cambiado tu percepción del negocio de la música a lo largo de los años?

Pat: Bueno, el negocio de la música en sí mismo ha cambiado dramáticamente; es una situación totalmente diferente a lo que solía ser. Creo que en cierto modo es probablemente mejor. Los artistas, particularmente los nuevos, no tienen que depender de ese gran contrato discográfico, que siempre fue como ganar una lotería. Están las redes sociales y cosas como YouTube que pueden ayudarte a encontrar fans en todo el mundo. Una vez que empieces a tener gente siguiéndote, estoy bastante seguro de que las compañías discográficas vendrán a husmear. Mirando desde ese punto de vista la situación es mejor.

¿Estás orgulloso de lo alcanzado con el álbum clásico “Live! Go for What You Know” (1979)?

Pat: Sí. Seguro que lo estoy. Trabajamos muy duro en todo lo que hicimos y tratamos de crear canciones clásicas, actuaciones, grandes producciones y buenas ilustraciones en los álbumes. Creo que eso es importante. Estoy orgulloso de esos discos y creo que tenemos muchas más cosas memorables y clásicas que aparecerán en un futuro muy cercano.

Tienes muchos elementos musicales que crean el sonido de Pat Travers. ¿Tratas de mantener las cosas en ‘tu sonido’, o simplemente te permites ir a otros lugares?

Pat: Cada vez uso menos cualquier tipo de efectos en la guitarra. Incluso uso menos plumillas de guitarra y toco mucho más mi Fender Telecaster. Me gusta encontrar cosas en una guitarra simple que suenen bien sin tener que sexarlas para que suenen bien. Por ejemplo, hace un par de semanas me puse a pensar en Paul Kossoff y Free. Fui a YouTube y busqué un montón de sus primeros conciertos en vivo y esas cosas. Creo que tengo tanta conexión con él como con Jimi Hendrix, tal vez incluso más. Siento que toco más esas quintas y esos licks más blueseros.

Hendrix va a estar en la música de todos, ya que va a estar allí, pero me gusta ese viejo Marshall de cincuenta vatios y la Les Paul de finales de los 60 y principios de los 70 que estaba de moda en ese momento. Incluso alguien como Martin Barre es una gran influencia. Martin no era un músico súper inteligente, pero tenía un tono y un vibrato y siempre se le ocurría el riff correcto en el lugar correcto. Creo que tengo mucha influencia de tipos como Martin Barre, Paul Kossoff y definitivamente Mick Ralphs de Bad Company, Ronnie Montrose también, ya que él era más o menos la versión de la costa oeste de esos tipos. Tocó esas quintas simples y no había muchas notas volando, pero había muchas cosas funky.



¿Cómo empezaste a tocar el slide?

Pat: Oh, interesante. Gracias por mencionar eso. Me machucaron los dedos con la puerta de una cocina en un día ventoso aquí en Florida. Todos los dedos de mi mano izquierda, excepto el dedo meñique, estaban gravemente magullados y no podía tocar normalmente y en ese momento decidí: “¿Sabes qué? Voy a aprender a convertirme en un guitarrista de slide. Entonces, trabajé muy duro en ello y creo que ya van como 10 años de eso, la gente me pregunta si puedo grabar más slide guitar en las canciones, claro que puedo hacerlo y estoy satisfecho con eso.

¿Puedes decirnos algunas palabras sobre “Stevie” del álbum “Makin’ Magic”, 1977?

Pat: Si escuchaste la versión original de estudio en el álbum “Makin’ Magic”, hay bastante producción allí. Hice muchas sobregrabaciones de guitarra y hay diferentes velocidades de cinta y experimentación.

Pasé tanto tiempo haciéndolo que me olvidé de escribir la letra de la canción. Entonces, el día anterior tuve que ir y cantar las voces en esta pista de fondo, todavía no tenía la letra en mi departamento en Londres y entré en pánico a las 2 de la mañana y dije: “Oh, Dios mío”. Luego, comencé a pensar en mi hermano menor, Stevie, y tenía siete versos y los escribí en una hoja de papel e hice muy pocas correcciones y luego me volví a dormir. Era un modo de pánico y lo logré. A veces, solo tienes que encontrar la inspiración adecuada y esa es la parte más difícil cuando estás escribiendo una canción. Una vez que sabes de qué trata la canción, se vuelve fácil. Se trata de encontrar de qué trata la canción.

¿Hay algún recuerdo de los conciertos Day on the Green de Bill Graham en 1978 que te gustaría compartir con nosotros?

Pat: Oh, absolutamente sí. El primero que hicimos fue en 1978 y fue un día hermoso. Nunca lo olvidaré, fue maravilloso. AC/DC abrió el show con Bon Scott y luego Van Halen que eran nuevos -estaban a punto de sacar su primer disco- y luego mi banda y después de nosotros, siguió Foreigner y luego Aerosmith cerró el show. Había 65,000 personas allí e hicimos un espectáculo maravilloso, fue un día fantástico. Realmente me sentí como una estrella de rock ese día.

¿Echas de menos la química que tenías en el escenario con el guitarrista de Pat Travers Band (1978-80)?

Pat: Era y sigue siendo una persona increíble. Él es tan talentoso en tantas áreas. Como guitarrista, es probablemente uno de mis guitarristas favoritos. También es ingeniero de estudio y productor, y luego es uno de los tipos más divertidos que he conocido.

¿Te sentiste un poco nervioso cuando tocaste con Todd Rundgren en Saturday Night Live en 1981?

Pat: Realmente no. De hecho, me sentí bastante cómodo y tuvo mucho que ver con ensayar en esa banda. Entonces, me sentí muy cómodo. No estaba nervioso en absoluto. Todd es uno de mis artistas favoritos y también un buen amigo y un tipo divertido. Estaba orgulloso de poder hacer eso. Por supuesto, estaba un poco nervioso, pero no muy nervioso.

¿Quiénes son tus influencias como guitarrista?

Pat: Cuando empecé a tocar fue a finales de los 60 y en ese momento teníamos todos los maravillosos ídolos de la guitarra como: Eric Clapton, Jeff Beck, Jimmy Page, Jimi Hendrix, Carlos Santana, B.B. King. Tantos, guitarristas únicos, y esas fueron mis influencias. Todos esos chicos.

¿Cuál fue el primer concierto en vivo que viste?

Pat: Sí, recuerdo haber visto algo divertido, además porque terminé conociendo a los chicos. Pero yo solo tenía unos 12 o 13 años y fui a esto como una especie de salón de baile de la iglesia y había una banda tocando allí. Y simplemente tocaron las canciones de la radio, ya sabes. Pero tenían esos pequeños amplificadores Fender y recuerdo que eran muy ruidosos. Fue muy extraño porque cuatro años después terminé conociendo a tres de los muchachos que estaban en esa banda, pero en ese momento solo tenía 12 o 13 años. Pero el primer gran concierto que vi fue a Jimi Hendrix cuando tenía 13 años en Ottawa, Canadá, y ese fue un momento muy poderoso.

Debes tener una extensa colección de todo tipo de música. ¿Cuáles son algunos de tus álbumes favoritos o más influyentes?

Pat: Wow, esa es una pregunta muy difícil porque amo varios tipos de música y a tantos tipos de artistas. Realmente amo a los Beatles y realmente amo a Howlin’ Wolf. Me encanta Beethoven y Stevie Wonder. Es difícil. Hay tantos genios que hemos tenido la suerte de escuchar y ver en nuestra vida, excepto Beethoven, por supuesto (risas).



¿Hay algún recuerdo de las sesiones de estudio del álbum “Bad Reputation” (1977) que te gustaría compartir con nosotros?

Pat: Scott Gorham y Brian Robertson eran los dos guitarristas de Thin Lizzy en ese momento. Éramos muy buenos amigos y tenía a Brian tocando una canción en mi álbum “Makin’ Magic” y luego estábamos en Toronto, Canadá, grabando el álbum “Putting it Straight” (1977) y grabaron “Bad Reputation” en Toronto. Entonces, le pedí a Scott que viniera y tocara una canción (ed: “Speakeasy”) en mi álbum. Pero vivíamos en Londres y siempre salíamos juntos y lo pasábamos muy bien. Todos éramos jóvenes en Londres, flacos con cabello largo. Simplemente nos divertimos (risas).

¿Fue una experiencia interesante tocar con Alice Cooper en el Rock Legends Cruise 2015?

Pat: Eso fue muy asombroso. Solo había visto a Alice un par de veces. Lo conocí previamente por unos minutos en Arizona. Hicimos un concierto al aire libre juntos y fue muy amable y agradable. Luego estábamos en ese crucero, y mi esposa y yo decidimos ir a la cena y Alice estaba sentado allí. Alguien más que conozco estaba sentado junto a nosotros, y fui a saludar a esa persona y Alice dijo: “Hola, Pat, es genial verte. Realmente me gustaría que vinieras a tocar durante nuestro encore” y dije: “Sí, señor. Eso sería genial“. Eso fue maravilloso, me sentí muy halagado. Tocamos “School’s Out”.