De Frank Roszak Promotions

Mick Kolassa – Me llaman tío Mick

Mick Kolassa – They Call Me Uncle Mick! (Endless Blues – 2022)

Con este álbum, Mick Kolassa ha vuelto una vez más a sus raíces acústicas. No se utilizaron instrumentos amplificados en ninguna pista, lo que hace que este álbum sea puramente acústico. Una vez más, trabajando con su socio el productor Jeff Jensen, ¡han reunido una verdadera experiencia de blues de estilo libre!

El prolífico artista comenta que este álbum es un trabajo de amor, y que el 100% de los ingresos netos de su venta se destinarán a The Blues Foundation, con una aportación dividida entre dos muy importantes programas de la prestigiosa fundación: al Fondo HART y al de Generation Blues. Un gesto indudablemente espléndido, en tiempos difíciles.

Los músicos en la grabación son: Mick Kolassa: voz, guitarra y percusiones; Jeff Jensen: guitarra y percusiones; Tom Leonardo: batería; Carl Caspersen: bajo; Rick Steff: piano; Eric Hughes: armónica (1,3,6,8,10); Alice Hasan: violín; Doug McLeod: guitarra (4,6); Watermelon Slim: voz y armónica (7); Chris Gill: guitarra slide (11); Brad Webb: guitarra slide (2,7); John Whittemore: vibráfono (9); Bobby Rush: armónica (2).

Lista de canciones: 01. My Pencil Won’T Write No More; 02. Wasted Youth; 03. Daddy’s Little Pumpkin; 04. Used to Be; 05. I’m So Lonesome I Could Cry; 06. My Woman She’s So Mean; 07. Woodstock; 08. Why; 09. Sunny Side of the Street; 10. Bless His Heart; 11. The Cheese Song.



El disco abre con My Pencil Won’t Write No More, una joya de Bo Carter de 1931, con la que Mick afirma desde el principio que este álbum se trata de diversión. Wasted Youth, esta versión acústica presenta a Bobby Rush en la armónica, para acompañar a Kolassa en una bonita melodía. Le sigue Daddy’s Little Pumpkin, del gran John Prine, una pieza country sencilla y agradable.

En Used to Be, blues original de Mick, se presenta de manera estelar a Doug McLeod en la guitarra. Continuando con el pasatiempo de Kolassa de “descubrir” canciones que encajan bien en un cierto estilo de blues, I’m So Lonesome I Could Cry, de Hank William se interpreta de una manera muy diferente a la original.

Doug McLeod repite participación en My Woman She’s So Mean, original de Mick, una canción sobre una mujer muy problemática y neurálgica. A continuación, se le une el gran Watermelon Slim para interpretar una versión muy bluesera de Woodstock, de Joni Mitchell, una canción que han cantado y tocado juntos a menudo. La canción de Mick, Why, hace una pregunta crítica a un amigo demasiado crítico, dándole ‘una sopa de su propio chocolate’.

El viejo estándar Sunny Side of the Street, ilumina el ambiente, el vibráfono suena y la pieza se desarrolla gentil y con una tonada vintage de principio a fin. La ligereza continúa con un rocanrolito, la canción de Mick Bless His Heart, que se basa en un clásico sureño. El álbum se cierra con el homenaje de Mick al queso de todo tipo con la canción de nombre: The Cheese Song.