Colaboraciones Especiales

9° Festival Nacional Queretablues – reseña

Uno de los eventos de blues que a partir de su nacimiento ha ido creciendo paulatinamente en busca de la excelencia, es precisamente el Festival Nacional Queretablues. En esta su novena edición realizada del 3 al 5 de noviembre de 2023, ha dado un pequeño gran salto al contar con varios de los mejores exponentes del género en el estado de Querétaro, otros más de carácter nacional y un invitado internacional fiel exponente del Chicago Blues.

La organización que cuenta con Alfonso Ortiz (Rumorosa Blues Band) y José María Cabrera (El Callejón Blues Band) a la cabeza, junto con todo el staff, hicieron un trabajo verdaderamente titánico para que las actividades programadas resultaran un éxito. Tanto la conferencia, la charla y exposición fotográfica, y la masterclass resultaron un sabroso ingrediente más, para vestir los conciertos de los 13 artistas presentados en el Jardín del Arte. (Fotos por José Luis ‘James’ García).

Viernes 3 de noviembre

Una tarde noche con viento frío, fue el marco del inicio del Queretablues 2023, pero también estuvo lleno de sorpresas, la primera fue que la inauguración del evento la realizó la Secretaria de Cultura del Estado de Querétaro, Lic. Marcela Herbert Pesquera, que por primera vez atestiguó de qué trataba este asunto del blues en la ciudad de Santiago de Querétaro, con participantes nacionales e internacionales, en un ambiente netamente familiar.

A continuación, las palabras de José María Cabrera, llenaron de esperanza al igual que las de la Lic. Herbert, de que este festival pueda tener un mejor futuro con un verdadero apoyo, tanto institucional como de instancias particulares… ojalá que así sea. Chema comentó acerca de la percepción en general del panorama del blues en Querétaro, que a pesar de su calidad y de que tiene ya sus años de arraigo en algunas bandas como La Oca, el Callejón Blues Band, y Rumorosa Blues Band, se percibe cierto desconocimiento de ello por parte de otras regiones.

Yo diría, que en muchos lugares del país donde se hace blues, tal vez no lo comenten abiertamente, pero ya se tiene el conocimiento de que hay y ha habido buen blues en esta ciudad desde hace mucho tiempo, y de que el festival es de suma importancia. Una buena señal de eso, es que muchas bandas, ensambles y artistas en dueto o solistas ya desean tener lugar en este evento, y seguramente, en poco tiempo también lo hagan artistas de talla internacional. Solo hay que esperar un poco para confirmarlo.

Los conciertos arrancaron con Circo Blue, una banda de la Ciudad de México y del Estado de México que brindó el primer acercamiento de la música que escucharíamos durante el festival. Blues original en español como ‘La Carta’ y ‘Sweet Blues Chilango’; y algunos covers, con sus buenos arreglos como en el tradicional: ‘Help Me’, piezas que generalmente no faltan en cualquier evento en el mundo. Fue un agradable inicio con Paco López guiando a la banda, que mitigó la sensación gélida del clima.

Enseguida, el ambiente se siguió calentando con la participación de La Boca Negra Blues, banda queretana que en efecto, de la mano de sus fundadores: Carlos Morales “Charlie” y Luis Mejía, cumplió con las expectativas al ofrecernos de igual manera que el grupo abridor, piezas originales en combinación con algunos buenos covers que redondearon su actuación.

La noche culminó con la veterana agrupación queretana: La Oca Banda de Blues, con el buen Roberto Ochoa al frente, y poniendo su canto y notas de la armónica en su repertorio lleno de buenas sorpresas, que acabó por darle calorcito a la noche que a manera que transcurría se convertía en más y más fría. Una jornada inicial que dejó un gran sabor de boca y con mucha expectativa para lo que llegaría los días siguientes.  

Sábado 4 de noviembre

Las primeras actividades matutinas del festival, ahora transcurrieron con un sabroso calorcito. Primero la interesantísima conferencia de Juan Carlos Ramírez Campos: “Detrás del Escenario… Laudería”. El director de la Laudería ‘Alma Azul’ tocó temas relacionados a los intrumentos de cuerdas que utilizan los artistas y de sus accesorios para tenerlos en forma a fin de hacer sus presentaciones con calidad. Asimismo, presentó una guitarra elaborada en su taller y que fue rifada durante el transcurso de la tercera y última jornada del festival.

Para el mediodía, entré en materia para presentar la ‘Exposición de Fotografías del Festival de Blues en Chicago 2023’, en donde detallé el motivo de la importancia de Chicago, como la capital del blues eléctrico. A continuación, hice una detallada crónica de cómo es un día en el ‘Eric Clapton’s Crossroads Guitar Festival’, comentando lo acaecido en la reciente edición de septiembre de 2023. Ya para finalizar la actividad, se proyectaron un par de videos originales de este festival con Eric Clapton tocando en el set acústico (Tears in Heaven) y el otro en el eléctrico (Little Queen of Spades).

La música hizo presencia por la tarde con el elegante guitarrista argentino, Román Rueda, que ofreció una selección de temas de blues y rock instrumental, acompañado de sendas pistas que le pusieron un aderezo muy especial al menú del día. La Verdad de Querétaro con el estimado Franciso Malagón “Panchito”, en el bajo y en la dirección musical de la banda que va conformando su propia autenticidad, participó de maravilla con el objetivo fijo de recorrer el camino del género con calidez y prestancia. Y a continuación, El Callejón Blues Band, la banda de blues con mayor historia y tradición en Querétaro, con Chema Cabrera dirigiendo al grupo, transitó por una interesante gama de estilos dentro del blues, entre buenos covers y mejores temas originales incluso extraídos de su primer disco: Julio de Génova (2001).

Después de cierto contratiempo técnico, de esos que suceden hasta en las mejores familias, La Rambla del Estado de México con Rafa García en el bajo y en esta ocasión sin sus guitarristas habituales, arrancaron su participación. Eso sí muy bien reforzados en las seis cuerdas por el fino guitarrista, Geordi Villeda y por el extrovertido maestro del saxofón: Charly Aranda. Blues hecho en México de calidad comprobada.

Entonces, llegó el momento de ver al guitarrista, cantante y compositor estadounidense, Johnny Burgin, uno de los cinco artistas nominados en la categoría ‘Mejor Artista de Blues Tradicional’, en los afamados premios Blues Music Awards 2023 de la Blues Foundation. Acompañado por músicos con residencia en Querétaro: Roberto Hernández: batería; Jorge Reséndiz: bajo; y Aldo Peñaloza: guitarra; ofreció un sensacional recital muy aplaudido por el público, y que caminó por varios recovecos del Chicago Blues; entre temas instrumentales y cantados, también entre originales y algunos covers cuidadosamente seleccionados.

Entre el variado set tuve una breve pero reconfortante participación en el piano, invitado por el propio Johnny para tocar con ellos: ‘Blues Falling’ y ‘California Blues’, resultando para mí una experiencia sin igual y sencillamente genial.

Domingo 5 de noviembre

La soleada mañana del último día del festival comenzó, con una genial clase de guitarra de Chicago Blues impartida por Johnny Burgin. Los entusiastas participantes recibieron de primera mano, tips y consejos prácticos para ejecutar el género con mayor acercamiento al estilo. Libre un poco de ciertos rasgos musicales que el rock, por ejemplo, le impregna al blues contemporáneo. Toda una buena oportunidad para aprenderlo de muy cerca de uno de sus principales exponentes de nivel internacional.

Por la tarde, se inició la caravana musical con el dueto Sangremal Blues de Querétaro, conformado por Chema Cabrera y Armando Aguilar, quienes interpretaron algunos clásicos del blues a su particular estilo, así como un poco de su material original que va adquiriendo día con día una cierta identidad, con un poco de variantes de lo que ejecutan en su banda, El Callejón Blues Band. Desde Morelia, Michoacán, el distinguido grupo de Juan Carlos Cortés, realizó una memorable actuación con temas propios y algunos covers, y que desempeñó no solo una extraordinaria ejecución musical, sino también dio una cátedra de presencia escénica que indudablemente divirtió al público; además, con toda una grata revelación en el sax por parte de Edgar Mutt.

El evento continuó viento en popa, ahora con la participación de Los Blueserables de San Luis Potosí, comandados por el apasionado multiinstrumentista, cantante y compositor: Roberto Rivelino. Una muy grata y fresca actuación de un blues muy particular con su toquecito de fusión, que por supuesto, hace recordar por momentos a la banda del maestro de Rivelino, José Cruz y su Real de Catorce. La Rumorosa Bluesband tejió, como es su costumbre, un encantador y poderoso set de rock & blues original, que sonó fuerte y vigoroso y en el que dejó plasmada su innegable calidad, incluso ya por encima de algunas “bandas legendarias”. Bien por esta agrupación, la otra extraordinaria anfitriona que sigue caminando con paso seguro y firme por la escena nacional.

Pepe Andrade, maestro de ceremonias de los conciertos de esta 9ª edición del festival, anunció con mucha emoción y nostalgia a Follaje, la veterana banda de blues hecho en México de la capital del país, que lleva consigo la etiqueta de ser una de las más antiguas. Y en efecto con su estilo musical muy tradicional, amarrado y con sus artilugios en sus letras y choros, a veces divertidos durante el desarrollo de su actuación, dieron el cerrojazo de oro a esta brillante edición del festival, ante un público que se entregó a lo ofrecido en su set.