La respuesta está en el viento

Más allá de gustos musicales, la decisión de la academia sueca de otorgarle el Nobel de literatura a Bob Dylan viene a poner en el centro del debate la discusión acerca de lo que entendemos por literatura, a la vez que amplía –o tal vez sería mejor decir restablece- la canción como uno de los ámbitos en los que puede desarrollarse la poesía lírica. Al premiar a un rocanrolero, la academia da un paso por la reivindicación de los modernos juglares, a la vez que reconoce en los aedos y los rapsodas el origen de todos los géneros literarios. Cronista del mundo contemporáneo, lo verdaderamente difícil sería regatearle a Dylan su condición de poeta. Van para él estos versos:

Hace tiempo que un juglar
toca a las puertas del cielo
y en sus rimas de alto vuelo
se escucha su voz rodar.
Un viejo lobo de bar,
este clochard elegante
que en su órbita constante
le ha dado la vuelta al mundo
del rock, de modo rotundo
como una piedra cantante.

¿Quién no ha querido ser Dylan
más de una vez en su historia?
¿Cuántos ven su trayectoria
y tras sus pasos desfilan?
Sus estrofas se fusilan
y emulan su voz afónica
intentando hacer la crónica
de nuestros tiempos modernos;
pero el diablo es más que cuernos
y Bob es más que su armónica.

La suerte le favorece,
no importa cuánto le roben:
seguirá por siempre joven
porque el rock nunca envejece.
Aunque a veces desfallecen
los sueños no se jubilan
simplemente se asimilan
con distinta voz y acento
la respuesta está en el viento:
lo está cantando Bob Dylan.

Bob Dylan – Blowing in the Wind (Live On TV, March 1963)

Nuevos versos de Frino cada martes en:  www.cortandorabanos.blogspot.mx

Sobre Frino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *