Una breve historia del blues en México

Actualmente el blues, género raíz de la música occidental contemporánea es interpretado por infinidad de músicos en muchas partes del mundo. De una manifestación propia de los segregados, pasó a formar parte del acervo cultural universal. Particularmente, el blues ha encontrado en México también un cierto arraigo que ha pasado de un principio incierto, a un interés de importancia por un sector de público y músicos, que, aunque minoritario, no menos importante, y sí alejado de los géneros comerciales y populares en el país.

Por alguna razón desconocida, en sus inicios el género en México no desarrolló la generación de testimonios o documentación que hoy en día pudiéramos consultar para platicar ampliamente de su historia como tal. Pero de alguna manera haremos aquí una semblanza, con la información que contamos, de lo que ha sido este pequeño, pero interesante movimiento del blues en México.

Década 1960.

Muchos de los fieles seguidores y músicos de blues en México, coincidimos en que en los años sesenta escuchábamos a diversos artistas y bandas de rock and roll, que interpretaban algo de blues en sus repertorios. Por ahí comenzó nuestra búsqueda y encuentro con el género consentido. Muchos de nosotros sin saber que era precisamente blues, lo que nos estremecía y hacía sentir algo especial en nuestro interior.

Tal vez uno de los primeros ejecutantes de blues en México lo fue Javier Isaac Medina Núñez, mejor conocido como Javier Bátiz. Nació en Tijuana, Baja California en 1944. Cuenta la historia que en 1957 fundó un grupo llamados Los TJ’s con el que recogió influencias musicales que recibía de las ciudades fronterizas, directamente de gente de blues, rhythm & blues, rock and roll y soul como, T-Bone Walker, Muddy Waters, B.B. King, Chuck Berry, Howlin’ Wolf, y James Brown, entre otros.

Bátiz llegó a la capital del país en 1963 para formar parte de Los Rebeldes del Rock, pero esto no fue posible, debido a la diferencia en su estilo y actitud. En 1968 se fue dando a conocer por sus estupendas interpretaciones de rock y blues, y es contratado para tocar en el bar Terraza Casino, lo que le resultó una temporada exitosa. En esos tiempos, su reunión con el baterista, Fito de la Parra quien emigró a los Estados Unidos y formó parte de la prestigiosa banda Canned Heat, le valió para realizar con él unas sesiones de grabación en el verano de 1969: El Brujo Desde USA.

Década 1970.

El Three Souls in my Mind, grupo del D.F. fundado en el año 1968, cuyo estilo musical estaba basado sólidamente en el rock y blues norteamericano e inglés, lo considero como uno de los precursores del género. Conformado en sus inicios por Alex Lora, Charlie Hauptvogel, Ernesto De León y Sergio Mancera, se hicieron de fama por su valiosa participación en el Festival de Rock y Rueda de Avándaro en 1971. La banda como tal con diferentes alineaciones, tuvo su periodo de actividad hasta 1985, cuando Lora sale del grupo para formar su legendaria banda El Tri. Otras agrupaciones de principios de los años setenta con tendencias hacia el blues fueron el Hangar Ambulante, Vampiro Blues Band, Árbol, Fachada de Piedra, Ginebra Fría, Spiders, entre otros.

Indudablemente, uno de los acontecimientos importantes que germinaron la semilla del blues en México, lo fueron los Festivales de Blues organizados por Raúl De la Rosa, con la participación de los mejores exponentes del blues. El primero en 1978 que contó con la participación de John Lee Hooker y su Coast To Coast Blues Band, Willie Dixon y Chicago Blues All Stars, Jimmy Rogers Blues Band con Big Walter Horton. Para 1979 la segunda edición contó con la presencia de: Blind John Davis, Willie Dixon y Chicago Blues All Stars, Muddy Waters y su Blues Band, Son Seals y su Banda de Blues, y Koko Taylor y su Máquina de Blues.

Década 1980.

En los 80, los Festivales de Blues en México tuvieron 6 ediciones más en 1980, 1982, 1983, 1984, 1988 y 1989, (aunque en la edición de 1982 sólo hubo un concierto ya que los demás programados fueron cancelados por las autoridades del entonces, Distrito Federal). En éstos, las estrellas internacionales siguieron desfilando entre otros: Willie Dixon, Lightnin´ Hopkins, Carey y Lurrie Bell, Eddie Clearwater, Big Joe Williams, Magic Slim Papa John Creech, Taj Mahal, Son Seals, Loonie Brooks, Blind John Davis, y Charlie Musselwhite. Los artistas nacionales comenzaron a participar también, ya interpretando blues de buena calidad: Betsy Pecanins, Guillermo Briseño, Real de Catorce y Javier Bátiz, fueron los representantes mexicanos.

Toda esta revolución musical, permeó en algunas bandas que comenzaron a conformarse con esta idea de hacer el blues en México. Follaje se inició en 1981 y actualmente sigue vigente con su fundador Jorge García Ledesma al frente. Otros artistas y bandas que empezaron a surgir en esta década fueron: Betsy Pecanins, Guillermo Briseño, Juan Hernández y su Banda de Blues, que giró hacia el llamado Rock Urbano; y tal vez la banda más representativa del género en México, surgida en 1985: Real de Catorce, comandada por el maestro José Cruz.

Década 1990.

Una década de apertura musical en México dio como resultado la aparición de grandes exponentes del blues en algunos conciertos por la Ciudad de México. En 1992, en el recién remodelado Auditorio Nacional se presentaron dos conciertos con alto contenido bluesero. En el mes de abril, el México City Jazz y Blues Festival con la participación de Chuck Berry, B.B. King y Ray Charles; y en septiembre, la segunda edición con B.B. King, Buddy Guy, Albert King, Robert Cray y Robben Ford. Sólo una edición del Festival de Blues en México se dio en esta década, en el Teatro Metropólitan en 1998, ahora con la participación de Shirley Johnson, Eddie Shaw y Maurice John Vaughn, entre otros.

La organización de encuentros y festivales surgió en la escena bluesera local en esos años. Primero en 1991 surgió el Primer Festival de Blues Hecho en México, con sede y anuencia del Museo Universitario del Chopo. Evento promovido por Jorge García Ledesma, y que llegó hasta su 16ava. edición en el año 2006. Mas tarde en 1998, apareció el Aguas-Blues un festival local, nacido en la Ciudad de Aguascalientes con el impulso de Los Amigos del Blues, agrupación civil y musical, convirtiéndose primero en Nacional, poco después en Internacional, siendo uno de los más destacados durante las 15 ediciones en las que se realizó hasta el año de 2011.

Década 2000.

En el nuevo siglo el conocimiento de que agrupaciones a lo largo y ancho del país se interesaban en el blues se dio con motivo de la popularidad del internet y las redes sociales. Surgieron una buena cantidad de grupos en la capital del país y en muchos de los estados. Incluso comenzaron a participar en los diferentes encuentros y festivales que fueron surgiendo. Se destacan músicos como: Emiliano Juárez, y bandas como Monroy Blues de Ciudad Valles, SLP, Los Amigos del Blues de Aguascalientes, Hikuri y Serpiente Elástica de Puebla, La Oca y El Callejón Blues Band de Querétaro, La Rambla del Estado de México, Naranjito Blues de Guadalajara, del D.F. Radio Blues, Las Señoritas de Aviñón, La Dalia Negra, entre muchísimas otras.

Se inaugura en 2004 en el Distrito Federal, el primer lugar propio de Blues en la ciudad, Ruta 61. En 2007 se constituye la Asociación Blues Arte Musical AC (AMBLUES) con una serie de objetivos que comenzaron con un fuerte impulso y que se han ido diluyendo con el tiempo. Aparecen los libros de Blues en México, El Camino Triste de Una Música por Jorge García Ledesma, Ediciones La Cuadrilla de la Langosta, 2008; y Los Festivales de Blues en México (1978-2008) por Arturo Olvera Hernández, 2008. También nace en 2009 la primera publicación digital, Palabra de Blues, publicación de la AMBLUES editada por José Luis García Fernández.

Los festivales y encuentros siguen apareciendo, por ejemplo, en 2007; en Mineral de Pozos Guanajuato, el Pozos Blues, los Encuentros de Blues en el Centro Cultural José Martí de la Ciudad de México, y en Santa Cruz Xochitepec Xochimilco, el llamado Pulque Blues; entre otros.

Década 2010.

Aparecen otros libros de Blues en México, Blues Con Sentimiento por Jorge García Ledesma y Paul Stankevich, 2010; Palabra de Blues. Antología 1 compilado por José Luis García Fernández, Editorial Endora 2010; El Sentimiento del Blues en Palabras compilado por Himber Ocampo, Erik Enríquez, Carmen M. Muñoz y Jorge García Ledesma 2016; Pluma en Mano. Entre Blues y Jazz por Alain Derbez, Editorial Turner de México S.A. de C.V. 2018.

Los programas de radio más representativos en la historia son, El Blues Inmortal con Mario Compañet que se trasmitió por Radio UNAM de 1986 a 2013. Tiempo de Blues por Radio Educación, tuvo una larga temporada y Por Los Senderos del Blues lleva más de una década por Horizonte 107.9 con Raúl De la Rosa. Hábitos Nocturnos en Radio UAQ por más de 20 años con Pepe Andrade. Tiempo de Blues tiene más 15 años en Radio UANL con Gerardo Cortés. Síncopa Blues, actualmente por Radio UAM con Yonathan Amador va por su décimo aniversario. Raíces. La Casa del Blues por el Foro Intercultural Imagina de Saltillo por más de 20 años con George González. Simplemente Blues por Radio Radio UASLP con Pacorro García tiene más de 5 años; entre otros.

A partir de mayo de 2011 nace Cultura Blues, que se convierte en uno de los principales medios de difusión del blues en México a través de su página oficial web: www.culturablues.com. Ha producido 4 discos compilados con diversas bandas de diferentes estados del país (Nacidos Bajo Un Buen Signo, II, III y IV), manteniéndose a la fecha, escribiendo la historia y dando testimonio del momento actual del blues en México.

Han surgido más festivales importantes como el Baja Blues Fest en Rosarito, Baja California; el SalvaBlues Jazz en Salvatierra, Guanajuato; el San Luis Blues Fest en San Luis Potosí; el Queretablues en Querétaro; entre otros. De las bandas más activas y representativas que se han destacado en esta década por su calidad musical, y/o participación en presentaciones, en festivales y/o en grabaciones, se encuentran: Hola Soy Lola de Tijuana, Baja California; Fonzeca-Caja de Pandora Project de Monterrey, Nuevo León; Moan Blues de Zacatecas; Beto´s Blues Band y Los Blueserables de San Luis Potosí; Juan Carlos Cortés Band y Chris Sánchez Blues Band de Morelia, Michoacán; Rumorosa Blues Band de Querétaro; Los Villanos Blues Band, Bad Boy Blues y Soulvivors de Guadalajara, Jalisco; Los Mind Lagunas, La Blues Band, Omniblues, Ensamble Ardiente, Los Corsarios del Blues, La Mula de Sietes, Estación Monrovia, y Rhino Bluesband, de la Ciudad de México; entre muchas otras agrupaciones y ensambles que se mantienen, a veces sólo de nombre y con una rotación constante en sus alineaciones.

Espero que algún día, se pueda profundizar más en esta historia que se ha ido forjando, pasito a pasito, pero firme…

 ¡Qué siga el blues en México por siempre!

Lista musical: Blues de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *