¡Felices 88 años Chuck Berry!

Viajar en carretera –solo o acompañado- permite reflexionar sobre muchas cosas, situaciones o escuchar con detenimiento la música perfectamente seleccionada para el recorrido en cuestión. Seguramente fue en uno de esos viajes que llegué a la conclusión, no exenta de polémica, de que el verdadero rey y creador del rock and roll no es Elvis Presley ni Bill Haley, es sin lugar a dudas Chuck Berry, quien este mes (de octubre de 2014) –el 18 para ser precisos-, celebra 88 años de edad.

Los que estén a favor de lo antes señalado quizá compartan mis argumentos o incluso tengan algunos más que nutran lo aquí señalado; sin embargo, para los fieles seguidores de Elvis y en menor medida de Bill, vamos por partes. Sin demeritar la aportación que en su momento hicieran al incipiente movimiento rock de finales de los años 50 y sus contribuciones a lo largo de sus carreras, ambos personajes estuvieron lejos de contar con la versatilidad y la influencia de la que goza Chuck.

Charles Edward Anderson Berry nació, creció y se desarrolló en el medio bluesístico en San Luis, Misuri –Moddy Waters es uno de sus grandes referentes y héroes-, sin embargo su estilo de tocar la guitarra y sus composiciones un tanto alejadas del cliché bluesero, lo llevaron a explorar nuevos sonidos, nuevas posibilidades rítmicas y letrísticas. Sólo basta escuchar su disco After School Session para Chess Records, en donde encontramos blues y rolas como Thirty Days (To come back home), Maybellene o Roly Poly, para percibir que lo que se escucha no es blues, pero se percibe, es algo nuevo, un estilo innovador.

Antes de After School Session de 1957, Berry grabó, a mediados de esa década, varios blues –algunos compuestos por él mismo-, los cuales salieron en un disco llamado Chuck Berry Blues en 2003, y en donde queda muy clara la diferencia entre el blues que él componía y el blues con el que creció.

Al igual que muchos bluesistas, Chuck logró tener una mejor conexión con los jóvenes británicos que con los estadounidenses, para decirlo con claridad por cuestiones meramente raciales. Dicha relación se reflejó directamente en la influencia que éste tuvo en noveles bandas que emergían como The Beatles o Rolling Stones, por mencionar solo dos de las más importantes que lideraron la Invasión Británica, situación que no sucedió con Elvis o Bill, quienes para la juventud británica eran ídolos pero no con la influencia tan determinante como lo fueron Chuck y otros bluesistas.

Muchas son las aportaciones musicales que Chuck Berry realizó al mudo del rock, y pese al reciente incidente con la reina Silvia de Suecia, así como con su hija menor, la princesa Magdalena, en la entrega del Premio de la Música Polar –considerados los Nobel de la música-, que ganó Berry por sus contribuciones excepcionales a la historia de la música, el Padre del Rock, se mantiene activo, y presente en la escena musical, ofreciendo conciertos en países como Rusia.

Inducido en 1986 al Salón de la Fama del Rock and Roll, aparece en el número 5 de los 100 Grandes Artistas de la revista Rolling Stone, así como en el número 7 de los 100 Grandes Guitarristas de la misma publicación estadounidense, sin contar que algunas de sus canciones se encuentran en la lista de las Mejores Canciones de Todos los Tiempos.

“Es muy difícil para mí hablar de Chuck Berry porqué he recogido cada patrón o frase musical que ha tocado. ¡Este caballero es quien comenzó todo!”, comenta Keith Richards, quien además dio a conocer –recientemente en una entrevista-, que Berry lo golpeó en la cara, hace algunos años, por tocar sin permiso su guitarra.
¡Felices 88 años Chuck Berry!

41-02 Sesiones2

@YonAmador
sincopablues@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *