De encuentros y festivales

Intensa por demás la actividad de las bandas de blues hecho en México en estos últimos días, simplemente en el mes de junio ya referíamos de los dos días del 9º Festival de Blues en Mineral de Pozos, Guanajuato; las seis jornadas sabatinas del 9º Encuentro Nacional de Blues en la explanada del Centro Cultural José Martí –que abarcó el mes de julio y hasta el sábado 1 de agosto-. Y ahora para el presente mes se vislumbran más conciertos, seguramente en la mayoría de los lugares acostumbrados y con la bandas activas a nivel nacional; además con alguna participación de estas agrupaciones en encuentros y festivales; por ejemplo, en el 6º Festival Internacional de Jazz y Blues en Salvatierra, Guanajuato; en el 2º Encuentro Anual Queratablues 2015 y en el 8º Festival Internacional de Jazz y Blues en Zacatecas –en dónde por cierto participan dos de las bandas de casa: Estación Monrovia y Rhinoceros Bluesband-.

Esto representa, sin duda, la forma en que se va conformando la historia de este nuestro género consentido, no son momentos aislados, ni únicos, con una visión confusa y dirigida a solo ver lo que se quiere ver. Son hechos contundentes en donde las casi cien bandas y agrupaciones hacen su labor, interactúan y van construyendo el testimonio vivo de lo que en realidad sucede actualmente en el circuito bluesero mexicano. Pisar grandes escenarios no es lo único, también lo importante es la calidad del material que se presenta, la calidad artística en la interpretación, y todavía más la calidad humana, el respeto a cada uno de los compañeros y a sus proyectos sin desestimar a ninguno. Y esto amigos, es lo que predomina en la mayoría de los grupos y en los promotores de eventos. Celebro con todos ellos, el que juntos sigamos manteniendo viva la llama del blues en México.

Para esta edición tenemos un especial de la banda capitalina, Rhinoceros Bluesband que estrena su disco El Vuelo del Rinoceronte; esto en la Portada, en la columna Especial de Medianoche, en una Colaboración Especial con las letras de las canciones, en una sección en De Colección y en Cultura Blues de visita con varias fotos de la banda. Además, tenemos en Huella Azul, un par de entrevistas a gente de radio, en particular se trata de nuestros amigos Roberto López de IMER y Pacorro García de Radio UASLP, quienes se encargan de la producción de los programas: Por Los Senderos del Blues y Simplemente Blues, respectivamente. En Cortando Rábanos el tema es la nueva producción discográfica llamada Caricia Urgente, un merecido tributo a la música del maestro Guillermo Briseño. Otra estupenda Colaboración Especial, desde el banco del baterista Francisco Javier García, quien nos reseña algo sobre el shuffle en la batería de blues.

Blues a la Carta, tiene una breve historia de Elvis, a 38 años de su partida. De los archivos de Kosmoblue, dos temas a tratar: Blues, rock & roll y racismo, y una semblanza más del guitarrista de blues-rock Tinsley Ellis. Pero hay más de guitarristas, en Blues en el Reino Unido, una semblanza de Robin Trower. La columna Una experiencia, nos da cátedra de otro platillo bluesero: Catfish (Pez gato) con pepinillos fritos. En De Colección, ya decíamos del nuevo cd de Rhinoceros, pero también recomiendo el Sticky Fingers en su edición Deluxe y el Oye Diablo de Los Doberman de Aguascalientes. Los versos de Norma van con el título de: Tu segunda opción.

Para concluir el número, tenemos una Agenda de lujo con el anuncio de tres festivales, y la sección Multimedia con interesantes vínculos de música, videos y artículos recomendados.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *