Blues rock con Tinsley Ellis

Tinsley Ellis es un guitarrista de blues contemporáneo nacido en la ciudad de Atlanta pero que pasó la mayor parte de su juventud en Florida. En el año de 1975, Ellis regresa a su ciudad natal para integrarse a una banda llamada “The Alley Cats”, donde conoció a Preston Hubbard, (quién posteriormente se unió a The  Fabulous Thunderbirds).

Para 1981, se separa de los Alley Cats y forma otro ensamble de blues conocido como “The Heartfixers” junto con el vocalista y gran maestro de la harmónica Robert Lee “Chicago Bob” Nelson, ganando notoriedad a nivel regional.

La influencia de Nelson fue de vital importancia en la carrera profesional de Ellis, ya que lo motivó a trabajar un poco más en el aspecto vocal, ya que hasta aquel entonces, Ellis se concentraba únicamente en la guitarra, sin embargo cuando Nelson decide abandonar el grupo, es reemplazado temporalmente por el cantante de rhythm & blues, Nappy Brown, para grabar un álbum con Landslide Records titulado “Tore Up” el cual se convirtió en un clásico y además esto fue una valiosa experiencia para Ellis ya que posteriormente tuvo que asumir la responsabilidad de vocalista líder de la banda.

Con su nuevo rol como guitarrista y vocalista de los Heartfixers, y después de varios cambios de personal en la banda, Tinsley Ellis firma su primer contrato con Alligator Records, una de las disqueras más importantes en el mundo del blues y así debuta con el álbum “Georgia Blue” (1988) y poco después decide reformar el grupo e iniciar su carrera como solista.

Después de Georgia Blue vendrían una serie de grabaciones de gran calidad como: “Fanning The Flames” (1989), “Trouble Time” (1992), “Storm Warning” (1994) and “Fire It Up” (1997). Es importante mencionar que Alligator Records solo grababa artistas afroamericanos, pero en 1987 cambiaron esa política y abrieron las puertas a artistas como Tinsley Ellis, lo que contribuyó en gran forma en la captación de un nuevo mercado de amantes del blues, más allá del rango del blues tradicional.

Ellis comenzó a tocar la guitarra a los 8 años de edad, pero su atracción hacia el blues surgió cuando ya era un adolescente y por primera vez fue a un concierto de B.B. King en Hollywood, Florida. El peculiar estilo del rey del blues tuvo un efecto hipnótico en el joven Ellis, quien a partir de ese momento se enamoró del blues.

Sin embargo, este talentoso artista, se considera un “blues rocker” ya que sus raíces vienen del rock y además el afirma que el título de “bluesman” debe quedar reservado para quienes él considera sus héroes: B.B. King, Albert King, Howlin´ Wolf y Muddy Waters.

En una entrevista a finales de los 90´s, Ellis comentó que cuando tenía 15 años, todos los jóvenes guitarristas que aspiraban a formar una banda de Blues, trataban de tocar como B.B. King, pero después todos querían tocar como Stevie Ray Vaughan, quien  a su vez creció inspirado por el sonido del  jazzista Kenny Burrel, quién tenía influencias de Django Reinhardt y T Bone Walker. En otras palabras, el blues va experimentando transformaciones al paso de los años, partiendo de los estilos personales de cada artista. Es un proceso muy interesante, que se alimenta de componentes que pueden provenir de otros géneros musicales como el jazz, la música folk, el rhythm & blues y el soul.

The Other Side:

En la primera parte de esta historia, platicamos sobre las raíces musicales y las influencias artísticas que han moldeado el estilo de Tinsley Ellis, quién hoy en día ya se puede considerar como un veterano en el circuito del Blues profesional, pero también vale la pena resaltar la importancia de tener un buen productor.

Es aquí en donde el legendario productor Tom Dowd entra en escena, ya que ha trabajado con Ellis desde la grabación de su álbum “Fire It Up” en 1996. Tom Dowd es reconocido por su brillante trabajo con los Allman Brothers, Ray Charles y Eric Clapton entre otros. Para Ellis fue todo un reto trabajar con un productor de alto calibre ya que lo llevó más allá de su papel de guitarrista, y le enseño que la gran diferencia que existe entre un “guitar hero” y un verdadero artista, es tener la habilidad de cantar y escribir letras que tengan una trascendencia importante en la audiencia.

Acorde a la experiencia y a la visión artística de Tom Dowd, para que un disco tenga éxito comercial, debe tener un equilibrio casi perfecto, que combine buena instrumentación, y letras que tengan un efecto emocional en aquellos que lo escuchan. “Fire It Up” es un álbum que representa un parteaguas en la trayectoria de Tinsley Ellis, ya que contiene 5 piezas originales, y además se ha convertido en un clásico de blues rock.

La revista Rolling Stone, ha clasificado a este gran guitarrista, en el mismo nivel de otros bluesrockers extraordinarios como Jeff Beck y Eric Clapton, que curiosamente, junto con los Rolling Stones y The Animals, fueron protagonistas de la llamada Invasión Británica de mediados de los 60’s, y son los grupos con los que Ellis creció escuchando rock, mucho antes de sumergirse en el blues.

En el año 2000, Ellis cambió de disquera y se fue a Capricorn Records para lanzar su álbum “Kingpin” y en el 2002 migró a Telarc Records, grabando dos discos de gran calidad: “Hell or High Water” y “The Highway”, este último inspirado en su forma de vida, que basado en la filosofía de B.B. King (“Músico que se queda en casa no es escuchado”), lo mantiene de gira casi de manera permanente, tocando en bares, clubes, teatros, auditorios y festivales de blues, tanto en Norteamérica como en el viejo continente.

51 09 kosmoblue2 2

En el 2005, regresó a Alligator Records para grabar su primer álbum en vivo, adecuadamente titulado “Live! Highwayman” continuando con más material en estudio con los discos “Moment of Truth” (2007) y “Speak No Evil” (2009), además ha compartido escenario con Warren Haynes (Allman Brothers), Otis Rush, Stevie Ray Vaughan, Willie Dixon, Son Seals, Buddy Guy, Koko Taylor y The Allman Brothers Band.

Un año muy especial para Tinsley Ellis, fue el 2013 ya que trabajó en un proyecto muy interesante que funcionaba como una especie de festival itinerante bautizado como “Blues at the Crossroads 2” celebrando y haciendo homenaje a la música de Muddy Waters y Howlin´ Wolf,  y por si esto fuera poco, también estableció su propia disquera (Heartfixer Music) en la que ese mismo año lanzó dos discos: “Get It” y “Midnight Blue”. Su último trabajo en el estudio fue este año de 2015 con su álbum “Tough Love” y su agenda de presentaciones en vivo la ha aligerado sensiblemente a 150 noches al año.

Tinsley Ellis se autoproclama rockero de nacimiento y blusero de corazón, y su música es una mezcla fantástica que proyecta su talento y el muy personal estilo de un auténtico bluesrocker, que como los buenos vinos, ha madurado de manera exquisita con el paso de los años.

Fuzzbuster:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *