Zac Harmon: manteniendo vivo el blues

Zac Harmon es un galardonado guitarrista, cantante y compositor cuyo estilo distintivo continúa el linaje de la American Blues Music. Zac Harmon, nacido y criado en el corazón de Jackson, Mississippi, es un verdadero discípulo de la música que emana del histórico distrito de la ciudad: Farish Street, reconocido universalmente como el hogar de grandes leyendas del blues como el fallecido y grandioso Elmore James.

Mientras que, en la escuela secundaria y la universidad, Harmon tocó como guitarrista para gente como Z.Z. Hill, Dorothy Moore y Sam Myers. Al mudarse a L.A. a principios de los años ochenta, trabajó como músico de estudio y luego se estableció como escritor y productor, creando canciones para gente como O’Jays y Black Uhuru. Al componer e interpretar música para películas, Harmon se vio obligado a perseguir su sueño de volver a sus raíces y grabar su primer proyecto de blues. El resultado fue, Live at Babe, del 2002.

En 2007, Harmon fue nombrado miembro de la Junta Directiva de la Blues Fundation y consiguió un patrocinio con Category 5 Amplification. Zac Harmon entretuvo a las tropas de Estados Unidos en Irak y Kuwait en 2008 como una de las estrellas de Bluzapalooza y al encabezar «The Pizza & Pyramid Tour» de Sicilia, Italia a El Cairo, Egipto a finales de 2009, Harmon y compañía hicieron historia con una actuación excepcional en el sitio de la Gran Pirámide y la Esfinge, haciendo que el conjunto, fuera el segundo que lo ha hecho ahí; Louis Armstrong fue el primero.

Hoy, Zac Harmon continúa de gira nacional e internacional como embajador de esta gran forma de arte de la música clásica estadounidense llamada blues. Catfood Records lanzó el álbum debut de Zac Harmon, «Mississippi Bar BQ» (2019). Producido por el ganador del premio Grammy, Jim Gaines y grabado en Sonic Ranch en, Bar BQ en Tornillo, Texas, Mississippi, presenta 10 canciones originales, además de una versión espectacular al clásico de Dylan «Knockin’ on Heaven’s Door».

La entrevista (Fotos por Darren Carroll)

Mike. ¿Cuándo fue tu primer deseo de involucrarte en el blues y de quién has aprendido la mayoría de los secretos sobre ese género muscal?

Zac. Cuando era niño, el blues era todo lo que oía en la casa. Mi papá tocaba la armónica y amaba a Slim Harpo. Entonces, escuché mucho de Slim Harpo.

Mike. ¿Cuál fue el primer concierto al que asististe y cuáles fueron las primeras canciones que aprendiste?

Zac. El primer concierto que vi fue uno de Albert King y B.B. King. El primer concierto donde toqué fue en la escuela secundaria y la primera canción… Baby What You Want Me To Do de Jimmy Reed.

Mike. ¿Cómo ha influido el blues en tu punto de vista del mundo, en los viajes que has realizado?

Zac. En todos los lugares que he viajado por el mundo, el blues ha sido un faro de paz, comprensión y buenos tiempos. El blues es la exportación más positiva de Estados Unidos. No importa el idioma, la cultura o el credo, el blues es universal. Esto ha influido mucho en mi visión del mundo de manera positiva, porque el blues saca lo mejor de las personas en todo el mundo.

Mike. ¿Cómo describes el repertorio del CD «Mississippi Bar BQ»? ¿Qué caracteriza al nuevo álbum en comparación con el anterior?

Zac. Cada CD de Zac Harmon es un libro de cuentos y Mississippi Bar BQ no es diferente. Este CD se trata de buenos tiempos, buena comida, relaciones (buenas y malas), y buena música. Es una continuación de las historias de Zac Harmon. Contadas en los CDs anteriores.

Mike. ¿Qué te hizo reír en las sesiones de estudio de «Mississippi Bar BQ»? ¿Qué te conmovió (emocionalmente) de Jim Gaines?

Zac. La relación entre los miembros de los Rays fue una experiencia bastante divertida. Son verdaderamente una familia de grandes músicos de estudio. Nunca hay un momento aburrido. Jim Gaines es el super productor más humilde que jamás conocerás. Su enfoque para sacar lo mejor de ti es como un padre que enseña a un hijo a andar en bicicleta por primera vez. Es paciente, comprensivo, cariñoso, pero disciplinado y hábil. Aprendí mucho sobre mí mismo como artista trabajando con Jim.

Mike. ¿Qué es lo que más extrañas hoy en día del blues del pasado? ¿Cuáles son tus esperanzas y temores para el futuro del género?

Zac. Extraño los días en que el blues era más común en Estados Unidos. Cuando había 3 o 4 clubes de blues en cada ciudad y era una parte más importante de la corriente musical en el país. Mi mayor temor es que el se convierta más en un acto de teatro que en una experiencia creativa. El público está siendo condicionado al blues de actores y no de los auténticos artistas de blues. El blues es una experiencia cultural y si no eres parte de esa cultura y no has tenido las experiencias que la crearon, no puedes presentar el blues de manera auténtica. Sólo puedes pretenderlo.


Mike. Si pudieras cambiar una cosa en el mundo de la música que se pudiera convertir en realidad, ¿qué sería eso?

Zac. No cambiaría nada en el mundo de la música, porque los músicos están en la misma llanura en todo el mundo musical. Solo quisiera que las barreras que dividen a las personas en el mundo se derriben para que los músicos puedan usar sus dones dados por Dios para cambiar el mundo.

Mike. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que has aprendido en los caminos de la música?

Zac. Aprendí a nunca tener ideas preconcebidas de aceptación y a siempre confiar en la música.

Mike. ¿Cuál es el impacto de la música y la cultura del blues en las implicaciones raciales, políticas y socioculturales?

Zac. La música es medicina. Es el poder curativo que siempre unirá a las personas.

Mike. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, así que ¿a dónde y por qué realmente te gustaría ir por un día entero?

Zac. Me gustaría viajar a África en el tiempo antes de Cristo. Me gustaría ver la raíz.

Mike. ¿Cuál fue el mejor y peor momento de tu carrera?

Zac. El mejor momento de mi carrera fue tocar con B.B. King. Lo peor está en curso con la disminución de la música blues en todo el mundo desde la fuente original.

Mike. ¿Qué significa el blues para ti y qué te ofrece?

Zac. Yo soy el blues. Es parte de mi ADN.

Mike. ¿Cómo y de dónde obtienes inspiración para tus canciones y quiénes fueron tus mentores en la composición de ellas?

Zac. La vida es mi fuente, y mentor para las canciones.

Mike. ¿Qué experiencias en tu vida te han hecho un buen músico y compositor?

Zac. Crecer en Mississippi me dio mucho que escribir, y la conexión con grandes músicos para aprender a ser, al igual, un gran músico.

Mike. ¿Crees que tu música y tus canciones vienen del corazón, del cerebro o del alma?

Zac. Todo es del alma y del corazón. El alma es la ventana del corazón.

Mike. ¿Qué has aprendido de la música? ¿Cómo se describes la filosofía de tu música?

Zac. Mi música es como mis huellas dactilares. Es única, original y mía.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de ZZ Hill, Dorothy Moore y Sam Myers que quieras compartir con nosotros?

Zac. Tengo muchos grandes recuerdos de esos extraordinarios artistas. De ZZ Hill recuerdo lo genial que era, como un showman y cómo mantenía a la multitud en la palma de sus manos. De Dorothy Moore, recuerdo lo maravillosa que era como cantante y lo dulce que era su alma. De Sam Myers, recuerdo mucho que era un bluesman puro y lo duro que era conmigo para mantener viva la tradición.

Mike. ¿Cuál fue tu experiencia en el Bluzapalooza in Gulf y en tu actuación en the Great Pyramid and the Sphinx?

Zac. Bluzapalooza fue una experiencia increíble. Esta gira me demostró que el blues es amado en todo el mundo. En la Gran Pirámide, actuamos para más de 5 mil egipcios y les encantó cada minuto.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de «The Road With The Blues» que quieras compartir con nosotros? ¿Qué extrañas más hoy en día del blues de Elmore James?

Zac. Sí, pero la única forma en que puedo compartirlo es tocarlo para ti en vivo. De Elmore James extraño, ese mágico slide.

Mike. Desde el punto de vista musical, ¿hay alguna diferencia o similitud entre soul, reggae y blues?

Zac. Todo es lo mismo. Es del árbol africano nacido de la emoción.

Mike. Felicidad es… Zac. ¡Tocar!

Mike. Algunos estilos musicales pueden ser modas, pero el blues siempre está con nosotros. ¿Por qué crees que es eso? Pide un deseo para el blues.

Zac. El blues es pura emoción. Mientras las personas tengan almas, sentirán el blues. Desearía que todos pudieran experimentar esta música.

Mike. ¿Cuál es el mejor consejo de los músicos de blues? ¿Tú, qué consejo nos darías?

Zac. Se fiel a ti mismo. Apoya al blues cuándo y dónde puedas.

El mensaje de Zac como “embajador del blues”, y miembro de la junta directiva en la Blues Foundation es…

¡Mantengan vivo el blues!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *