Un blues en la penumbra

Desde el 2016 Tere Estrada me platicó, muy emocionada, de su nuevo proyecto musical, Un blues en la penumbra. Ya tenía todo listo, las rolas, los músicos -su banda de siempre-, pero faltaba uno de los elementos fundamentales, el financiamiento para concretarlo.

Echada para adelante, como lo es Tere, no esperó convocatorias de becas ni mucho menos, se aventuró en las aguas del llamado crowdfunding, que en buen español no es más que una coperacha masiva para apoyar proyectos culturales (o de cualquier índole, claro). El 2016 agonizaba y la respuesta no fue exitosa. Pero ¿Tere se iba a quedar de brazos cruzados y resignada? ¡Claro que no! Reabrió el fondeo con una estrategia distinta y luego de sufridas y extenuantes jornadas de contacto directo con fans, alcanzó la meta.

Entre abril y julio del año pasado entró a estudio acompañada de su banda, Joel Mújica (bajo), Luis Díaz (batería y percusiones), Javier Méndez (piano y teclados) y Octavio “Blu” Patiño (sax tenor y barítono), además de los músicos invitados Margiu Meredith, en el violín; Enrique Salvador, en la trompeta, Roy Cañedo, en las palmas; y las voces de Mayita y Verónica Campos.

Para mi sorpresa, gracias a una charla con la propia Tere Estrada, me enteré que Un blues en la penumbra, es más que un proyecto discográfico. La idea del disco surgió de su primera novela homónima, que escribió después de publicar un gran libro como lo es Sirenas al Ataque: Historia de las rockeras mexicanas.

Su acercamiento, en primera instancia, con muchas mujeres rockeras para escribir el ensayo publicado por Océano -y que se puede adquirir en librerías o por Amazon-, y su amistad posterior con ellas, le hizo conocer un sin fin de anécdotas, de todo tipo. La novela Un blues en la penumbra, es la historia de todas y de ninguna al mismo tiempo, la realidad siempre supera a la ficción, bien dice Tere. Pero justamente a través de la ficción podemos conocer la historia de Ámbar, la voz Cristalina, una joven que gusta del rock en un tiempo lugar, los años 60 y 70, en el que el rol de la mujer estaba muy condicionado y como telón de fondo, movimientos sociales, culturales y acontecimientos que marcaron la vida de México, como la matanza del Jueves de Corpus.

Si están pensando que el disco es una especie de soundtrack de la novela, están un tanto equivocados. El disco es más una extensión de la misma novela, cada una de las 12 canciones que conforman el álbum están inspiradas en pasajes de la historia de 20 capítulos.

El disco Un blues en la penumbra -distribuido por Discos Intolerancia y que también se puede adquirir en el portal de Cd Baby-, es sin exagerar uno de los mejores y más diversos materiales de Tere Estrada, lo mismo encuentras un blues, que un rock, que jazz, que un son jarocho cantado a capela y qué decir de la canción que le da título a la novela y el disco, un poderoso tema con guitarras rockeras metaleras y una trompeta y piano muy bluesero-jazzero.

Con una beca del FONCA, Tere logró ir a estudiar canto a Nueva York, y no fue sino hasta después de escuchar el disco que pude constatar lo que, un tanto en broma, me comentó, que en este disco ella se sintió con una voz mucho más formada, y es cierto, la voz de Tere en cada uno de los cortes, sin importar el género musical, proyecta de manera distinta y suena plena.

Tere Estrada, inquieta como es, además de la promoción del disco, actualmente es Embajadora Musical de Aids Healthcare Foundation, está involucrada en la gestoría de proyectos culturales y sigue buscando nuevos horizontes para proyectar su música, ahora tiene en la mira un festival en Buenos Aires, Argentina.

Un blues en la penumbra es una novela y un disco, que todo fan del blues, del rock y de la música en general debe leer y escuchar.

Presentación de Un blues en la penumbra de Tere Estrada

 

@YonAmador

Facebook.com/SincopaBlues

Instagram: SincopaBlues

Youtube: Síncopa Blues

Podcast Itunes: Síncopa Blues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *